Tarea docente elemento rector del proceso docente educativo en el Nuevo Programa de Formación de Médicos Latinoamericanos

Tarea docente elemento rector del proceso docente educativo en el Nuevo Programa de Formación de Médicos Latinoamericanos.
Dra. Haydeé Vega Vega1. Dr. José Julio Ojeda Gonzáles2. Dr. Boris Luís Sabina Rodríguez.3
1Especialista de I Grado en MGI. Profesora Instructora. 2Especialista de I Grado en MGI. Profesor Instructor. 3Especialista de I Grado en MGI, II Grado en Anestesiología y Reanimación. Máster en Urgencias Médicas. Profesor Asistente
E-mail: jose.ojeda@jagua.cfg.sld.cu

Los nuevos desafíos de la salud pública mundial, que se enfrenta a un mundo globalizado, con una gran deuda social que se manifiesta por los elevados niveles de exclusión social en todas sus dimensiones, obliga a unir esfuerzos en aras de emprender acciones conjuntas orientadas a formar los nuevos profesionales del equipo de salud, que se constituyan en auténticos ciudadanos copartícipes en los procesos de construcción de la nueva sociedad, a través de la cual se aspira que la salud deje de ser un privilegio de pocos para transformarse en un patrimonio de todos(1).En el marco de la Alternativa Bolivariana para las Américas se inició en octubre de 2005 el Programa de Formación en Medicina Integral Comunitaria en Venezuela (1) y poco después se iniciaba el Nuevo Programa de Formación de Médicos Latinoamericanos en Cuba. Son programas pujantes en los que se forman cerca de 40 mil jóvenes de todos los continentes y que continuarán extendiéndose progresivamente a otros países.

La didáctica, al concentrar su atención en el proceso de enseñanza-aprendizaje, considera la Tarea Docente como su célula básica, mediante la cual se desarrolla actividad cognoscitiva independiente de los estudiantes ya que con la realización de la misma, se resuelve la contradicción entre lo conocido y lo desconocido por el estudiante. La elaboración de un sistema de tareas contribuye al cumplimiento de los diferentes niveles de asimilación de los contenidos en función de los objetivos.
El tratamiento que se le ha dado a las tareas docentes ha sido bastante amplio, al ser definidas por pedagogos de diferentes latitudes y desde distintas perspectivas de aprendizaje, por lo que en consecuencia se denominan tareas docentes, tareas cognoscitivas, tareas típicas, tareas didácticas, tareas intelectuales y tareas de aprendizaje, entre otras, de acuerdo a los intereses de cada investigador y el contexto específico donde se desarrollan. Entre los profesores existe un criterio generalizado respecto a la tarea docente al considerarla como la actividad que generalmente el profesor le propone al estudiante al final de una actividad docente, para que la realice durante el estudio independiente. Esta concepción reduce el alcance de la tarea docente ya que limita trabajar en los componentes cognitivos, metacognitivos y afectivos que la misma lleva implícito (2).

González, O. (3) presenta un concepto psicológico sobre lo que es una tarea y expresa que “la tarea según se ha definido en la psicología es el objetivo que se le plantea al estudiante en condiciones dadas, quiere decir es el problema o situación concreta a la que se enfrenta el estudiante y a la cual debe dar solución”, y continúa, “la tarea debe modelar el objeto de asimilación y debe suscitar la realización de la acción que queremos formar” Esta concepción reduce el carácter de la tarea a los aspectos cognitivos, pero no sólo es suficiente lograr que los estudiantes aprendan a dar solución, a desarrollar acciones, sino que esto lo hagan conscientemente, fundamentando verbalmente el por qué de su actuación.

Cuando se analiza lo que señala Álvarez de Zayas,(4), quien considera que «la explicación de un concepto y su correspondiente comprensión por el estudiante, la realización de un ejercicio o de un problema por éste, son ejemplos de tareas docentes», se asume que de este modo el estudiante realiza un control consciente de su aprendizaje, lo cual exige por parte del docente un cambio sustancial en los procesos de orientación, ejecución y control en el proceso de enseñanza aprendizaje y en particular en lo referente a la tarea docente. En el proyecto cubano Técnicas Estimuladoras del Desarrollo Intelectual (TEDI), se enfatiza en la importancia de la tarea docente para el logro de un aprendizaje desarrollador en los estudiantes. En él se señaló cómo, en la medida en que las exigencias de la tarea docente van haciéndose gradualmente más complejas, se incrementan los efectos de la estimulación intelectual del estudiante durante la solución de la tarea y en el desarrollo de la actividad docente.
En el nuevo programa de formación de médicos latinoamericanos, la tarea docente es el conjunto de orientaciones y acciones (problemicas, ejercicios y situaciones) que el estudiante debe resolver las cuales responden a las exigencias de cada uno de los momentos docentes (actividad orientadora, practica docente, consolidación y evaluación), las cuales van a estar en correspondencia con los objetivos y los contenidos. Esta va a ser la concreción del método, la forma y el medio, a partir de los cuales se logra el desarrollo de la habilidad propuesta para que sea alcanzada por nuestros estudiantes (5). El docente es el máximo responsable de la elaboración de las tareas docentes que el estudiante debe ejecutar en los diferentes momentos docentes, debe tener presente una serie de requisitos para su elaboración: Correspondencia con los objetivos, contenidos métodos, medios y evaluación, revelar su relación con acciones profesionales en un contexto socio histórico concreto, tener en cuenta las exigencias de la comunicación educativa, garantizar la integración, estimular el interés profesional, estimular el compromiso individual y colectivo, posibilitar la toma de decisiones eficientes, éticas y creativas, promover el uso de la critica y autocritica, propiciar la autorregulación y la tendencia al autoperfeccionamiento.
Al analizar cada uno de los requisitos anteriores, no se trata solamente de tener en cuenta el desarrollo de habilidades relacionadas con los contenidos específicos, requiere, que se tenga en cuenta propiciar el desarrollo personal del estudiante, que contribuya a la formación de valores, lo que viene reflejado desde la propia concepción de los objetivos y los contenidos (5).
Una vez que el docente tiene concebidas las tareas docentes con sus objetivos bien definidos, debe determinar a través de que vías las llevara a efecto durante la clase, es decir seleccionar los métodos y medios que utilizara en la organización y ejecución del proceso de enseñanza aprendizaje. En resume, el proceso docente-educativo, tiene un fin preestablecido (los objetivos), condicionado socialmente (su esencia), organizado pedagógicamente y dirigido al dominio por los estudiantes del contenido de la profesión, así como a su desarrollo y educación y que tiene como elemento o célula la tarea docente.
Referencias Bibliográficas:
1- Venezuela. Ministerio de Educación Superior y Dirección Nacional de Docencia de la Misión Barrio Adentro. Programa Nacional para la Formación del Médico Integral Comunitario en la República Bolivariana de Venezuela. Caracas: MES; 2005.
2- Rodríguez Gabaldá DM. Las tareas docentes en la enseñanza de la Matemática I en la carrera de ingeniría Informática en la sede universitaria municipal Cerro. Dirección Nacional de Epidemiología, MINSAP. 23 y N Vedado Plaza. La Habana
http://www.cujae.edu.cu/eventos/cittel/trabajos/Trabajos/Comision%205/CITTEL- 68.pdf. Revisado 14 de Marzo 2009.
3- González O. Aplicación del enfoque de la actividad al perfeccionamiento de la Educación Superior. 1999.
4- Álvarez de Zayas, C. M. (1999). La escuela en la vida. Editorial Pueblo y Revolución. Ciudad de La Habana. Cuba. 1999.
5- Colectivo de Autores. Métodos Participativos. En Los Métodos Participativos: Una nueva concepción de la enseñanza. Fragmentos del Capitulo IV: Métodos y Técnicas Participativas en el Proceso de enseñanza. CEPES. La Habana 1998.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.