“La autosuperación, elemento importante en la preparación metodológica de los profesores de Medicina Integral Comunitaria.”

Título: “La autosuperación, elemento importante en la preparación metodológica de los profesores de Medicina Integral Comunitaria.”
Autor: Dra. Alicia del Rosario Ramírez Pérez.
Especialista de Primer Grado en Medicina General Integral.
Máster en Longevidad Satisfactoria.
Profesor Instructor.
Dr. Rogel Galván Ramírez.
Especialista Primer Grado en Medicina General Integral.
Profesor Instructor.
Lic. Yosvel Curbelo Pérez.
Profesor asistente.
Investigador Agregado.
Resumen:
Se realizó una investigación pedagógica natural mediante la recogida de las experiencias aportadas por los profesores que integraron el núcleo docente # 5 del municipio Miranda, estado Falcón, en la República Bolivariana de Venezuela al finalizar el primer año de la carrera Medicina Integral Comunitaria durante el período 2005-2006, con el objetivo de demostrar la necesidad de autopreparación con fines de superación metodológica en los profesores que emprendieron el camino de la Medicina Integral Comunitaria con altruismo y dignidad sin tener experiencia en el campo de la pedagogía, incursionando en la misma y descubriendo en ella una carrera a la par de la medicina. Se recolectaron elementos respecto a como sucedió de forma paulatina la preparación pedagógica de los profesores y sus experiencias vivida, mediante la aplicación de una encuesta y la observación directa y abierta de los planteamientos expuestos en las reuniones metodológicas semanales realizadas por los profesores y tutores a lo largo del primer año de curso de dicha carrera. Analizamos resultados y arribamos a conclusiones de nuestra investigación.
Introducción:
El hombre desde su origen ha estado sometido a un proceso de superación y perfeccionamiento constantes siguiendo distintas vías y formas según las condiciones socio – históricas concretas en que ha vivido. Las experiencias y conocimientos acumulados en este sentido a través de la historia de la humanidad constituyen en la actualidad un recurso de extraordinario valor para el perfeccionamiento humano tanto en lo individual como en lo social, por lo que consideramos que constituye una necesidad el asumir con efectividad los retos actuales en las esferas de salud y educación médica, así como estimular la reflexión y la comprensión de la dimensión que adquiere la superación profesional y dentro de ella con un significado especial la autosuperación. Su proyección será siempre la guía y parte sustancial de las demás formas de superación en que se participe.
Teniendo en cuenta la nueva tarea que enfrentaron los médicos cubanos en la docencia del pregrado en la carrera de Medicina Integral Comunitaria desde la concepción de la Universidad Barrio Adentro, consideramos importante abordar el tema de la autosuperación, para disponer del alcance de esta forma de superación en este proceso de preparación que comenzó para la totalidad de los médicos que desempeñaron sus funciones a través de la Misión Barrio Adentro 1 en respuesta a la necesidad de formar en gran escala un médico de nuevo tipo que atienda las necesidades de salud de la sociedad venezolana que respondan al encargo social de la época actual.
Desarrollo:
La autosuperación, a pesar de ser reconocida por su importancia para el logro de la competencia y desempeño profesionales, ha recibido muy poca atención y en consecuencia ha quedado a la espontaneidad e iniciativa del hombre sin asegurar que el mismo disponga de la visión y herramientas teóricas suficientes para una adecuada planificación, organización y ejecución de la misma como proceso científicamente fundamentado. (1)
La autosuperación ha recibido en el lenguaje cotidiano y también en ambientes profesionales diferentes denominaciones: autodidactismo, autoestudio, superación o estudio individual, autopreparación, autoaprendizaje.(2)Todas estas denominaciones abordan algún aspecto o rasgo esencial del fenómeno y aún cuando entre algunas de ellas hay coincidencias, también hay elementos diferentes; por lo que no sería correcto utilizarlas como sinónimos, aunque en la práctica ha ocurrido.(3) Según la definición ofrecida en el Glosario de Términos de Educación Avanzada de Añora J. y colaboradores, la denominación más abarcadora es la de autosuperación, pues lo esencial de otras denominaciones queda incluido en ella y al mismo tiempo las supera cualitativamente. (4)
Con el desarrollo de la sociedad surgen nuevas necesidades y nuevos retos al saber humano y se integran a la autosuperación otras formas de superación en las cuales lo individual se combina con lo colectivo y adoptan las características de talleres, seminarios, cursos, entrenamientos, diplomados, etc. según sus objetivos. Por tanto el hombre dispone en la actualidad de un rico arsenal de formas y recursos para la superación gracias al desarrollo científico y tecnológico y que al combinarlos acertadamente puede alcanzar objetivos superiores; sin olvidar que la autosuperación no sólo es una forma en sí misma, sino que nutre a las demás formas.(5)
En nuestra investigación analizamos características de la autosuperación como forma de superación por lo que el carácter personal de la misma se vio expresado en menor grado porque la asociación entre varios profesores para estudiar en colectivo fue un aspecto importante desarrollado, exponiéndose la motivación colectiva a la adquisición de nuevos conocimientos pedagógicos y la interacción con otras opiniones así como experiencias, muy especialmente de hábitos y habilidades que sustenten el nivel de independencia cognoscitiva necesario para emprender con éxitos la misma.
El proceso de autosuperación no se comportó rígido y esquemático pues sus protagonistas desarrollaron con éxito las tareas pedagógicas que se imponían a medida que el curso avanzaba. Es importante comprender que se trató de un proceso dinámico y colectivo, donde las acciones de ajuste fueron las que garantizaron su éxito. Esto no negó en momento alguno la participación institucional como representante de los intereses sociales en la superación pues en todo momento la autosuperación estuvo dirigida y enmarcada en los medios utilizados incluyendo un repertorio amplio y novedoso de recursos en forma de discos compactos que contenían la información bibliográfica actualizada y organizada según los programas de estudio, galerías de imágenes, guías para conducir el estudio, sistemas de preguntas y ejercicios para la autoevaluación, videoconferencias desarrolladas por profesores de reconocido prestigio sobre los diferentes temas del programa de estudio, materiales complementarios en forma impresa elaborados por personal calificado, software educativos, páginas Web de universidades nacionales, así como otras opciones que ofrecía Internet y que se iban desarrollando progresivamente.
La continuidad y sistematicidad se vio reflejada en todo momento pues se comportó como un proceso continuo y sistemático a través de todo el curso investigado, aunque la intensidad varió de acuerdo a las exigencias de cada momento específico del proceso enseñanza aprendizaje. Así también pudimos ver la relación e interdependencia con otras formas de superación como por ejemplo temas de medicina que habían sido olvidados del área básica eran recordados, se aumentó en conocimiento respecto a las costumbres típicas de los venezolanos en la esfera alimentaria, religiosa, hábitos y estilos de vida, su geografía, su clima, su cultura y por que no así decirlo su política que tanto inmiscuyó al personal de salud que laboró en ese tempestuoso período.
En este caso la autosuperación tuvo como objetivo general contribuir a que los profesores de la Universidad Barrio Adentro alcanzaran un nivel de competencia técnica y pedagógica que les permitió desarrollar con calidad el proceso de enseñanza aprendizaje en la carrera de Medicina Integral Comunitaria (MIC) en la República Bolivariana de Venezuela. Las vías para su logro fueron la combinación de una actividad de estudio individual intensa y sistemática con actividades de estudio colectivo que propiciaron la confrontación y el intercambio de conocimientos y experiencias y contribuyeron a la profundización y consolidación de los conocimientos y el desarrollo de habilidades comunicativas. La evaluación tanto del proceso como de los resultados de la autosuperación fue sistemática mediante la realización de visitas y encuentros para el intercambio entre los propios profesores y con los Profesores Asesores del MIC. Además se orientaron la entrega de trabajos al finalizar cada ciclo de preparación que permitió tener un juicio de valor final sobre el progreso de cada profesor en su preparación integral para la docencia.
No se debe olvidar que la autosuperación por sí sola no resuelve todas las necesidades de superación; es necesaria su combinación con otras formas. (6-7) En este sentido estuvo previsto el desarrollo de talleres, seminarios, cursos, diplomados y maestrías orientados a la educación médica superior que en etapas posteriores de la Misión Médica estuvo presente.
Estos profesores, al igual que sus estudiantes, tuvieron como pocos la oportunidad de establecer una vinculación sistemática entre teoría y práctica como principio de trabajo en la atención médica, como doctrina de formación y como vía de autosuperación. Al mismo tiempo, por la naturaleza de la profesión, el contacto sistemático con estudiantes a los que se enseñó y educó y con personas a las que cuidaban o restablecían su estado de salud; se convirtieron en vías de autosuperación y en fuente inagotable para la formación y el desarrollo de valores.
Como conclusiones de este trabajo podemos decir que la utilización sistemática de la autosuperación con una adecuada fundamentación científica por parte de los profesores de la Universidad Barrio Adentro 1, constituyó una herramienta de elevada utilidad para enfrentar exitosamente el proceso de preparación científico técnico y pedagógico al que se enfrentaban por vez primera, al mismo tiempo facilitó el proceso de formación académica de los profesionales de salud.

Referencias Bibliográficas.
1. Añorga Morales J. Educación Avanzada ¿Mito o realidad? CENESEDA. Ciudad de La Habana 1995.
2. Motola Roffe D. La autosuperación de los profesionales de la educación y su influencia sobre el trabajo independiente de sus alumnos. Educación Avanzada año 1 no.1 diciembre 1995 27-33.
3. MES Reglamento de la educación de postgrado de la República de Cuba. Resolución no. 6/96. 19 p.
4. Añorga Morales J. et al Glosario de términos de educación avanzada. Ciudad de La Habana. 1995 5-6.
5. Rivera Michelena N. Proceso Enseñanza Aprendizaje. Lecturas Seleccionadas: La didáctica como ciencia u objeto. Los objetivos de la enseñanza. Enfoque sistémico de la Didáctica en la educación superior. Material para la Maestría en Educación Médica. (La Habana) 20002.
6. Salas Perea Ramón. El proceso docente. Educación en Salud. Competencia y desempeño profesionales. La Habana: Ciencias Médicas, editores; 1999.
7. Rivera Michelena N. Los objetivos en la educación médica superior: Concreción sociedad-problemas de salud. Material para la Maestría en Educación Médica. (La Habana) 2003.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.