‘Teatro para el Fin del Mundo’ devuelve sus funciones operativas a tres escuelas

‘Teatro para el Fin del Mundo’ devuelve sus funciones operativas a tres escuelas

  • Este colectivo interviene espacios marcados por el olvido en pro de la educación
  • El propósito es que en esos sitios se realicen prácticas escénicas sobre procesos formativos

  • Una sesión de trabajo del colectivo coordinado por Alejandro Hernández
  • Foto. La Jornada

Fabiola Palapa Quijas

La Jornada/010914.

Alejandro Hernández, coordinador del proyecto ‘Teatro para el Fin del Mundo’, creado para la intervención y ocupación de espacios marcados por el olvido, informó que desde julio pasado trabajan en el rescate de tres escuelas abandonadas en las ciudades de Tampico, Jalisco y Real del Monte.

Relata Hernández;

«Uno de los propósitos del programa es generar un mapa de sitios abandonados en el país y brindar un esquema de actividades para que los espacios vuelvan a funcionar. Nos hemos dado cuenta de que son las instancias educativas las que están marcadas por el olvido y, sobre todo, nos llama la atención que sea en estos momentos en que existe una necesidad de generar procesos formativos frente a los escenarios de violencia que se viven en México». 

Lazo con las comunidades

El colectivo ‘Teatro para el Fin del Mundo’ (que también organiza un encuentro escénico en espacios en ruinas), crea un vínculo con las comunidades que se encuentran en la periferia de los espacios, para involucrarlas en el proceso de recuperación, aunque no se trata de una rehabilitación o remodelación del lugar, sino de devolverle sus funciones operativas.

Sobre la situación de las escuelas, Hernández reflexionó:

«Una pregunta que surge a partir de todo este desastre que se llama México es: ¿Quién enseña y quién aprende? Parece que cada individuo es su propio maestro y su propio aprendiz. Hace falta generar acuerdo dentro de los procesos formativos; tratamos de impulsar, de encontrar una educación alternativa, porque el modelo en el país es insuficiente».

Como parte del trabajo de rescate en las escuelas abandonadas, el grupo ‘Teatro para el Fin del Mundo’ realiza un registro de las condiciones del inmueble y sobre aspectos de seguridad, para que en un futuro esos espacios sean habitados y se realicen prácticas escénicas relacionadas con el tema de la educación en el país.

Explicó Hernández;

«Más allá de desarrollar espectáculos o presentaciones teatrales, queremos expandir las alternativas de la comunidad hacia la creatividad, la reflexión y la crítica». 

En el programa se registraron más de 25 escuelas en situación de abandono en el norte del país, pero sólo tres fueron valoradas para trabajar el proyecto de rescate.

«Queremos crear una plataforma de colaboración ciudadana, una especie de resistencia civil, que permita a la gente sobrevivir a todo lo que esta sucediendo en los ámbitos económico, cultural y social en el país».

La intervención de espacios en condiciones de ruina, a consecuencia de la violencia o de fenómenos naturales, como ciclones, surgió de la gira del colectivo ‘Asalto-Teatro’ realizada en 2008 en los estados pertenecientes a la franja del golfo de México.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Nota mía: Respetuosamente me permití modificar levemente la estructura de la nota de Fabiola Palapa Quijas, con la exclusiva finalidad de facilitar su lectura en el formato de Odiseo. Alfredo Macías Narro.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.