Preludio a la represión I/III

Preludio a la represión. Parte I/III

  • Fotocomposición. Alfredo Macías Narro.
  • Octubre 2014.

Alfredo Macías Narro

Los salvajes actos de barbarie y represión criminal del gobierno federal en turno (PRIANISTA), tienen una serie de objetivos muy definidos, cuya finalidad se advierte asimismo con claridad:

  • Los Objetivos: medios y mecanismos

A) Sembrar un clima de terror entre la población en general, mediante actos criminales planeados desde lo más alto del poder y ejecutados desde las mazmorras del mismo.

B) Crear, mantener y generalizar un sentido de inseguridad permanente, para mantener a la sociedad en un estado de inmovilismo político.

C) Criminalizar a los sectores politizados de la sociedad, como son los estudiantes (particularmente de las Escuelas Normales Rurales, socialistas desde su origen) maestros (CNTE principalmente) y obreros (SME principalmente), utilizando a los medios de difusión al servicio del Estado para desinformar, generar una imagen negativa de los sectores opositores y contestatarios, sesgando la información y reinventando una realidad inexistente.

Para ello, históricamente se han creado desde el gobierno grupos especiales de choque; desde el tristemente célebre ‘Batallón Olimpia’ (1968), los ‘Halcones’ (1971), los ‘Enfermos’ (1973-1975), hasta los innominados de la actualidad (generalmente usurpando los membretes y logos de ‘Anarquistas’, sin tener relación con la visión de lucha de los verdaderos anarcos).

Los métodos de infiltración, para mediatizar, enardecer, manipular y provocar una reacción violenta y criminalizar los movimientos sociales y políticos opositores han variado en las formas, mas no en el fondo. Los grupos especializados arriban a un sitio estratégicamente seleccionado de antemano, generalmente resguardados por cuerpos militares-policiacos y pueden realizar una o más de las siguientes acciones:

A) Se mezclan con los manifestantes y lanzan consignas cada vez más agresivas, conminando a que los manifestantes se dejen llevar por la adrenalina y se sumen a las incitativas violentas; los infiltrados sueles entonces dispersarse, retirarse o elegir otro grupo para repetir la actividad agitadora.

B) En grupo (generalmente reducido) se lanzan a la destrucción de mobiliario urbano, a dañar edificaciones públicas (restaurantes, tiendas, sucursales bancarias), saquear para desligitimar al movimiento social y echarle encima a la ‘opinión pública’ (tarea de desinformación y de linchamiento mediático a cargo de los medios de comunicación al servicio del Estado).

*Tal es el ‘Modus Operandi’ de los encapuchados del 2012 a la actualidad.

C) Se lanzan directamente contra los manifestantes, con la finalidad de dispersar la marcha, dividirla y/o aprehender o secuestrar a una o más personas o bien, para asesinarle y culpabilizar al propio movimiento (como agresiones entre ellos mismos, escisiones, grupúsculos inconformes, etc.) apoyado por la propaganda oficialista en los medios.

*Tal fue el caso de los ‘Halcones’ el 10 de junio de 1971.

D) Iniciar agresiones directas contra las fuerzas públicas, generalmente de corporaciones ajenas a la propia y que, las más de las veces, carecen de suficiente información; buscando con ello la reacción de fuerza calculada y/o esperada por el Estado. 

*Tal fue el caso del 2 de octubre del ’68, con el ‘Batallón Olimpia’.

*Tal es el caso de los provocadores pseudo anarquistas de la actualidad.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.