Miles de estudiantes vuelven a protestar en Chile; exigen participar en la reforma

  • Se unen a la marcha ex dirigentes como Camila Vallejo; demandan claridad a Bachelet
  • Al final de la movilización encapuchados causaron desmanes e hirieron a un policía
Periódico La Jornada

Viernes 9 de mayo de 2014, p. 27

Santiago, 8 de mayo.

Decenas de miles de estudiantes chilenos marcharon hoy por las calles de Santiago en la primera gran movilización por una educación pública, gratuita y de calidad en el mando de la presidenta Michelle Bachelet, a quien exigieron ser tomados en cuenta en la planeación de la reforma prometida en campaña.

La marcha, en la que participaron unos 100 mil estudiantes, de acuerdo con los organizadores, y unos 40 mil, según las autoridades, reflejó la desconfianza del movimiento en que la reforma educativa de Bachelet vaya a satisfacer sus demandas. Por ello, al volver a las calles los líderes exigieron claridad en los planteamientos del proyecto.

El gobierno no plantea medidas claras para cambiar el rumbo de la educación en Chile, no responde a todas las consignas que tomó del movimiento social, y por eso marchamos, aseveró la presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech), Melissa Sepúlveda.

La dirigente, de filiación anarquista, afirmó en una conferencia previa a la marcha que se han generado grandes expectativas en el segundo mandato de la presidenta socialista, aunque afirmó que esto aún no se traduce en nada, no conocemos la reforma, por lo que exigió mayor participación del movimiento en la elaboración del proyecto.

Esta manifestación, que se extendió a otras ciudades, se caracterizó además por la participación de ex dirigentes estudiantiles que hoy son diputados, entre los que destacaron el independiente Gabriel Boric, quien marchó en Santiago, así como Camila Vallejo y Karol Kariola (comunistas), y Giorgio Jackson, del Movimiento Revolución Democrática, que lo hicieron en Valparaíso.

Los ex dirigentes también pidieron mayor participación en la discusión de la reforma del sector. Camila descartó que existan contradicciones entre movilizarse y legislar, mientras Giorgio destacó la ventana que les dio el Congreso para marchar. A su vez, Boric hizo énfasis en que de la calle venimos.

Si bien la marcha se desarrolló en forma pacífica y con autorización de las autoridades en Santiago, al final de la jornada aparecieron como ya es costumbre decenas de encapuchados que causaron desmanes a su paso, quemaron un vehículo y provocaron heridas a un policía al que arrojaron una bomba molotov. No se determinó la cifra de detenidos.

Bachelet prometió educación gratuita a nivel universitario para los próximos seis años, y envió al Congreso un proyecto de reforma fiscal para recaudar 8 mil 200 millones de dólares para financiar este rubro y otras medidas sociales. En su propuesta también aboga por el fin del lucro y el co-pago en las escuelas subvencionadas, que evite la marginación de estudiantes por problemas socioeconómicos.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.