Maestros de educación indígena, los peor remunerados; INEE

Maestros de educación indígena, los peor remunerados; INEE

  • Reciben de $2,500 a $3,500 menos que otros docentes de formación básica
  • Tienen también las condiciones de trabajo más difíciles

  • Imagen. Niños indígenas pames de la escuela primaria bilingüe Benito Juárez, en Santa María Acapulco, municipio de Santa Catarina, en la Sierra Gorda de San Luis Potosí.
  • Foto: Cristina Rodríguez y La Jornada.

Laura Poy Solano

La Jornada/150415.

A pesar de atender a la población con mayores desventajas socioeconómicas del país –1.2 millones de niños de prescolar y primaria indígenas– y enfrentar las peores condiciones de trabajo, los profesores de educación indígena son quienes perciben los menores ingresos de todo el subsistema de formación básica, revela el informe ‘Los docentes en México’, elaborado por el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE).

Además, casi nueve de cada diez hogares que cuentan con un estudiante normalista que cursa la licenciatura intercultural bilingüe se hallan por debajo de la línea del bienestar mínimo, con ingresos inferiores a mil 179 pesos mensuales per cápita.

Señala que actualmente poco más de 3 mil jóvenes han decidido formarse como profesores de primaria indígena, aunque 96.2 por ciento deberán laborar en comunidades de alta y muy alta marginación, donde se carece de infraestructura y equipamiento escolar.

El documento destaca que además de salarios inferiores, el atractivo para laborar en escuelas indígenas es menor porque:

  • Nueve de cada 10 escuelas de preescolar, y cuatro de cada cinco primarias, carecen de personal directivo;
  • 40 por ciento carecen de mesas y sillas para los maestros, y
  • En siete de cada 10 prescolares, y tres de cada cinco primarias, un maestro atiende a más de un grado escolar.

Aunque enfrentan mayores retos para realizar su labor docente, sus salarios son inferiores a los que reciben sus colegas de prescolar y primaria general, tanto para quienes están ingresando a la carrera docente como para aquellos que tienen en promedio 45 a 49 años de edad, sin importar el nivel educativo. 

El informe del INEE explica que los profesores que acaban de ingresar al sistema educativo nacional, con un promedio de 20 a 24 años de edad, reciben un salario de 9 mil pesos mensuales, en el caso de la educación indígena, pero sus pares de escuelas generales perciben un ingreso al mes neto de 11 mil 500, es decir, hay una diferencia de 2 mil 500 pesos mensuales.

Sin embargo, la mayor diferencia de ingreso se presenta en el grupo de docentes de 45 a 49 años, pues los maestros de preescolar indígena ganan en promedio 13 mil pesos mensuales, frente a una percepción de 16 mil 500 para aquellos que laboran en la modalidad general, es decir, 3 mil 500 pesos menos.

A esto se suma que en general el salario de los maestros es más bajo en comparación con el de otras profesiones, pues más de la mitad de los docentes de educación prescolar y primaria tienen niveles salariales inferiores al de otras profesiones con contratos de medio tiempo o más.

El estudio destaca que entre las ventajas de pertenecer al gremio docente se incluye la protección al salario, la compatibilidad entre el trabajo docente y el hogar, y la seguridad en el empleo y las prestaciones sociales. (sic)

Sin embargo, se detectó que 3.4 por ciento de los docentes de educación básica no tienen un contrato estable; 6.6 carecen de seguridad social y 6.8 por ciento no tienen derecho a los servicios de salud como el resto de sus compañeros.

La diferencia de ingreso detectada entre profesores de preescolar y primarias indígenas y no indígenas, aclara el INEE, es incompatible con el principio de equidad y la aspiración de mejorar la calidad de la educación que se ofrece a los alumnos con mayores desventajas. (sic)

 * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Nota mía: Respetuosamente me permití modificar levemente la estructura de la nota de Laura Poy Solano, con la exclusiva finalidad de facilitar su lectura en el formato de Odiseo. Alfredo Macías Narro.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.