El trabajo metodológico en la Filial de las Tecnologías de la Salud en Cienfuegos. Una experiencia.

El trabajo metodológico en la Filial de las Tecnologías de la Salud en Cienfuegos. Una experiencia.
Autores:
Lic. Rosa María Masot Rivero* Licenciada en Educación. Profesor Asistente
Lic. Lidys Padrón Fernández. Licenciada en Enfermeria. Profesor Instructor
Lic. Jacquelín Cordero Odery. Licenciada en Enfermeria. Profesor Instructor
Lic. Dayamí Pérez Soto. Licenciada en Enfermeria. Profesor Instructor
Dr. Julio Padrón González. Especialista en primer grado en MGI. Profesor Instructor

* Responsable: metodologa1@polinet.cfg.sld.cu
Calle 51 A # 3405 entre 34 y 38. Cienfuegos
CP 55100

RESUMEN:
El trabajo metodológico para los docentes es de gran importancia, porque constituye una dirección de todos los directivos en la institución, que requieren ser profundizados para perfeccionar el trabajo del colectivo pedagógico; para los docentes de la carrera de tecnología de la salud ha sido un reto que tiene incidencia directa en el proceso docente educativo, siendo nuestro objetivo demostrar el valor que tiene el trabajo metodológico en los docentes de la tecnología de la salud para favorecer un adecuado ejercicio de su profesión y así dar solución a todas las carencias detectadas. Los métodos utilizados parten del materialismo dialéctico, con uso de la inducción deducción, análisis y síntesis, apoyado en los diferentes documentos normativos. Se aprecio un avance en la preparación metodológica del claustro de profesores, el cual debe estar capacitado y motivado para saber responder a las distintas necesidades que emanan de la nueva universidad cubana.

INTRODUCCIÓN
La necesidad de proporcionar una formación pedagógica al profesorado universitario para el desempeño de su función docente constituye, por diversas razones, una evidente realidad que justifica ampliamente la puesta en marcha de un proyecto específico dirigido a aquellos profesores que en su formación inicial no han recibido una preparación pedagógica para enfrentar su práctica profesional.
Las instituciones universitarias en general se han venido ocupando de la formación de sus profesores y el debate consiste hoy en determinar si es o no posible aprender a enseñar; conviene enfatizar en éste sentido la idea que según expertos en el tema ¨Ser profesor es una tarea para la que, en muy pequeña medida se nace y en gran medida se aprende. Los profesores universitarios tienen entre sus funciones principales preparar a futuros profesionales de alto nivel, para que adquieran una formación adecuada para el desempeño de su función docente.
En el contexto actual de la universidad cubana existe una problemática, dada en que algunos profesores de las diferentes especialidades que se enfrentan al nuevo modelo de la universalización en los municipios y sedes universitarias no poseen una formación pedagógica acreditada que le permita enfrentar con éxito su función como profesor universitario.
La carrera de las Tecnologías de la Salud, comenzo en el curso escolar 2003-2004 con 21 perfiles, con un nuevo modelo pedagógico basado en la educación en el trabajo, sobre la base de tres ciclos de formación: básico, técnico y profesional.
Ciclo Básico Ciclo Técnico Ciclo Profesional

1 Año 2 Años 2 Años

Técnico Básico. Técnico Medio.
En nuestra institución la aplicación del modelo se llevo a cabo con el claustro de profesores que conformaba el politécnico de la Salud que por más de 25 años asumieron la formación de técnicos medios como parte de la docencia media universitaria. El 67% del claustro era técnico medio y el resto graduados de especialidades pedagógicas no afines a los perfiles que comenzaron su desarrollo.
Ante ésta situación se exploró sobre la situación que acerca de la profesión del profesor universitario teníamos, y se consideró oportuno responder de manera científica a esta situación: ¿Cómo lograr la formación pedagógica de nuestros docentes para favorecer una preparación adecuada para el ejercicio de la docencia?
Se parte de una idea que integre la influencia de la práctica que permita una mejor preparación para el ejercicio de la profesión en la medida que conozca, comprenda y se apropie de la naturaleza de su actividad, se facilitará el proceso de profesionalización que demanda la formación de un pedagogo por lo que el objetivo de nuestro trabajo es demostrar como lograr una mejor formación pedagógica de los docentes de las tecnologías de la salud para favorecer una preparación adecuada en el ejercicio de su profesión, teniendo en cuenta las diferentes vías de trabajo metodológico en la sede universitaria central .
DESARROLLO
Antecedentes y Definición.
“Educar es depositar en cada hombre toda la obra humana que le ha antecedido; es hacer a cada hombre resumen del mundo viviente, hasta el día en que vive; es ponerlo a nivel de su tiempo, para que flote sobre él y no dejarlo debajo de su tiempo, con lo que no podrá salir a flote; es preparar al hombre para la vida”(1)
Históricamente en la formación de maestros de nuestro país, siempre se ha luchado por alcanzar una educación de calidad, aquella en que los sujetos del proceso crean, recrean, producen y aportan de manera eficaz los conocimientos, valores y procesos que contribuyen a perfeccionar la sociedad en su conjunto en todas las dimensiones posibles. (2)
El trabajo metodológico es imprescindible como vía de optimización del proceso docente-educativo que posibilita el intercambio de experiencia entre los docentes y canaliza el espíritu emulativo entre ellos, lo que no excluye la necesaria libertad de cátedra que tiene cada profesor durante el desarrollo de su clase. (3)
La calidad de un sistema educativo depende, en esencia de los profesores. Un profesorado de calidad ha de ser: experto en la materia que explica y debe poseer una preparación pedagógica acorde con las funciones y el rendimiento que de él se espera, necesita además motivación, responsabilidad y conocimientos del proceso educativo que dirige. Es por ello que la formación del profesorado es un factor fundamental si se quiere lograr mejoría en la calidad de la educación (4).
De lo anterior se infiere que el profesor como profesional debe estar preparado y motivado para saber responder a las distintas necesidades individuales, grupales e institucionales que la comunidad educativa le presenta en cada momento. Aunque, como se puede observar a diario en las universidades la autoridad y el respeto al profesor dependerán, en gran medida, del prestigio profesional que éste se haya ganado frente a los estudiantes, que son, sin duda, los más cercanos, constantes y reales evaluadores de su tarea como profesional de la educación (5).
Se dispone de un recurso metodológico que guíe el proceso de perfeccionamiento en el plano del funcionamiento de la vida en la escuela lo que complementa el vasto arsenal de experiencias de las ciencias pedagógicas cubanas en la esfera de las reformas educativas. (6)
EL Trabajo Metodológico en la Educación Superior Cubana.
Es la actividad que se realiza en estas instituciones con el fin de perfeccionar el proceso de enseñanza aprendizaje, basándose fundamentalmente en los conocimientos más consolidados de la Didáctica General y Especial y en la preparación y experiencia acumulada por los profesores.
El Trabajo Metodológico, en la educación superior, constituye una dirección principal del trabajo de todos los directivos de la organización, constituye la esencia de la planificación estratégica. Significa determinar, en función de las exigencias del currículo, los aspectos que requieren ser profundizados para perfeccionar el trabajo del colectivo pedagógico y el proceso de enseñanza aprendizaje (7)
Este se realiza tanto de forma individual como colectiva y se desarrolla tanto en las Sedes Centrales como en las Sedes Universitarias Municipales. Es una prioridad la preparación metodológica de los profesores y tutores de las distintas instituciones.
En los centros de educación superior el Trabajo Metodológico que se realiza de forma colectiva, tienen como rasgo esencial el enfoque en sistema y se lleva a cabo en cada uno de los niveles organizativos del proceso docente educativo, realizándose así en los diferentes niveles de dirección:
• Colectivo de carrera
• Colectivo de Disciplina
• Colectivo de Asignatura
• Colectivo de Año
• Departamento docente.
• Facultad, filial o unidad docente.
• Sede universitaria.
• Centro de educación superior.
Estos niveles trazan estrategias pedagógicas comunes, en correspondencia con su papel en la estructura de los centros de educación superior, dirigidas al perfeccionamiento del proceso docente educativo y divulgarán las mejores experiencias en el claustro para su generalización.
“El trabajo metodológico, como proceso administrativo que es, tiene objetivo,
contenido, métodos…, formas que lo caracterizan” (8)

Las formas fundamentales del trabajo metodológico son:
-Trabajo Docente Metodológico
• Preparación de la disciplina y la asignatura.
• Preparación de la Carrera.
• Reunión metodológica.
• Clase metodológica.
• Clase abierta.
• Clase de comprobación.
• Taller Metodológico

Trabajo científico-metodológico
• Trabajo científico metodológico del profesor y de los colectivos metodológicos.
• Seminario científico metodológico.
• Conferencia científico metodológica (9)

Características del trabajo metodológico

? Sirve de medio para dirigir el proceso de enseñanza-aprendizaje, ya que el efecto de organización y desarrollo del trabajo metodológico se refleja en los cambios que se aprecian en la práctica docente por los profesores.
? El objetivo inmediato es la asimilación por los profesores de la metodología de la enseñanza.
? El contenido cambia en dependencia de las tareas concretas que se le plantean al profesor.
? Tiene un carácter sistemático y continuo durante todo el período escolar.
? Lo dirigen los especialistas por la preparación adecuada en el campo disciplinar y pedagógico.
El Trabajo Metodológico en la carrera de las tecnologías de la Salud.
Caracterización de los Docentes.
Al iniciar la carrera de Tecnología de la Salud contábamos con un claustro compuesto por 112 docentes entre los que predominaban los Auxiliares Técnicos de la Docencia (ATD) y los Instructores, sólo contaba con 1 Asistente. Después de 3 años de funcionamiento, la situación del claustro fue más favorable si la comparamos con la inicial, en la actualidad su composición fue de la siguiente forma: existían un total de 139 docentes distribuidos en las siguientes categorías docentes, Asistentes 7, Instructores 100, Auxiliares Técnicos de la Docencia 31, sin categoría docente 1. De ellos 97 del sexo femenino y 42 masculinos. No todos los docentes tienen formación pedagógica de ellos sólo 79 son graduados en carreras Pedagógicas y de estos 22 son graduados de Técnicos medios de la salud antes de hacerse universitarios. Mientras que 30 son graduados en carreras de las Ciencias Médicas y otras no Pedagógicas, se destaca que 31 docentes aún no han alcanzado el nivel universitario. (Ver Anexos)
Para estudiar o proyectar acciones para el desarrollo y/o preparación metodológica de nuestros docentes, partimos de estudiar las necesidades personales e institucionales, las cuales describimos a continuación:

Diagnóstico de las necesidades de formación metodológica de los docentes de la carrera Tecnología de la Salud.
? Insuficiencias en cuanto a:
? La preparación sobre la estructura metodológica de las diferentes formas organizativas de la docencia y del trabajo metodológico.
? La preparación en la planificación, organización, desarrollo y control del estudio independiente.
? La elaboración de instrumentos evaluativos (Trabajos de control, Prueba Intrasemestral, Prueba final, Exámenes de Fin de ciclo, Exámenes de premio, así como la utilización de la evaluación cualitativa).
? El carácter interdisciplinario y transdisciplinario del proceso enseñanza-aprendizaje.
? La relación de la teoría con la práctica como principio rector en cada asignatura.
? Inexperiencia en el conocimiento y aplicación de los documentos rectores que dirigen el sistema de trabajo en la Educación superior y específicamente en la Carrera Tecnología de la Salud.

Acciones que propician la solución a las insuficiencias antes constatadas

? Creación de grupos para el trabajo metodológico atendiendo a las especialidades de los diferentes perfiles (Medios Diagnósticos, Rehabilitación Integral, Administración y Servicios de Salud, Asignaturas Básicas y Biomédicas y Asignaturas Generales)
? Se elaboró un plan pedagógico general tipo, el cual garantizaba que tanto jefes de departamento como metodólogos de los perfiles se apropiaran del conocimiento y lo replicaran en el colectivo según el grupo de trabajo metodológico al cual pertenecen.
? Talleres metodológicos por grupos de trabajo para el tratamiento y aplicación de la resolución ministerial 15/88 en lo relacionado a la estructura metodológica de las diferentes formas de organización de la docencia, de trabajo metodológico y el sistema evaluativo, que incluye además la planificación, organización, desarrollo y control del estudio independiente.
? Desarrollo del sistema de trabajo metodológico con una doble función: de demostración e instrucción.
? Se desarrollaron los concentrados metodológicos al finalizar cada semestre, en los cuales se exponían las experiencias docentes de cada uno de los perfiles.
? Talleres metodológicos para el estudio y aplicación desde el perfil del profesional hasta todos y cada uno de los documentos normativos de la carrera en específico.
? Talleres metodológicos para la elaboración de tarjetas de evaluación única de educación en el trabajo a partir del modelo del profesional de cada uno de los perfiles.
Después de concluidos tres años de la carrera de las tecnología de la Salud se aprecia un avance en la preparación metodológica del claustro de profesores, lo cual se demuestra en los resultados obtenidos en los controles a clases, a las actividades metodológicas, en las visitas de inspección realizadas, en los informes emitidos sobre la calidad del proceso en cierres de semestre y cursos escolares (Ver anexos). Todo ello lo avalan las visitas de inspección realizadas a la carrera por parte del Ministerio y la Facultad de Ciencias Médicas.
El éxito del proceso docente educativo depende en gran medida de su correcta dirección, donde ocupan un lugar destacado los métodos de enseñanza. (10)
“…. Es necesario aceptar que las transformaciones educativas actualmente en ejecución exigen cambios significativos en el nivel de profesionalidad de los profesores a través de la preparación metodológica” (11)
CONCLUSIONES
Se tomo en consideración las necesidades y problemas más relevantes en el ejercicio de los profesores universitarios. Asumiendo como fundamentales la necesidad de una adecuada identificación profesional, la comprensión de la naturaleza de la actividad pedagógica y la preparación para la solución de los problemas emergentes que se enfrentan en la práctica profesional. En éste sentido la concreción de estas dificultades insertadas en el trabajo metodológico en sus diferentes niveles constituye una oportunidad válida para que los profesores universitarios asuman su rol reconstruyendo y ajustando sus creencias y expectativas a las condiciones donde desarrollan su actividad y sus propias necesidades de desarrollo.
La validez de lo demostrado pasa por la práctica misma, pero los profesores responsables de evaluar su posible implementación aseguran que es viable, que dependerá del nivel de comprensión acerca de su necesidad y el grado de aceptación que se tenga acerca de la incidencia de esta problemática en la formación del profesorado.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
1. Martí y Pérez, José. Maestros ambulantes. La América. New York. 1886
2. Gonzalez Sosa AM; Reinoso Cápiro C. Nociones de sociología, psicología y pedagogía. 1. reimp. La Habana: Ed. Pueblo y Educación, 2004: p 1-5
3. Alvarez de Zayas CM; La escuela en la vida. La Habana: MES, 1993: p. 135
4. Pérez C. La evaluación y su aplicación. México: Editorial Praxis; 2007.
5. Pérez C. La evaluación y su aplicación. En: Bravo G, Cáceres M. La formación Psicopedagógica del profesor universitario: Una propuesta. México: Editorial Praxis; 2007. p 131-150
6. Colectivo de Autores. Compendio de pedagogía. La Habana: Ed. Ciencias Médicas, 2006: p. 341
7. Pérez C. La evaluación y su aplicación. En: Cáceres M, Pérez C, García R, Sánchez L. Reflexiones Teórico-Metodológicas sobre la evaluación y seguimiento curricular en el contexto de la educación superior. México: Editorial Praxis; 2007. p 21-48
8. MESA CARPIO, NANCY. El Instituto Vocacional de Ciencias pedagógicas: una propuesta para elevar su competencia formativa / Nancy Mesa Carpio Santa Clara: Instituto Superior Pedagógico “Félix Varela”, 2002
9. Cuba. Ministerio de educación superior. Reglamento: trabajo docente metodológico resolución no. 210/2007. Cienfuegos: Facultad de Ciencias Médicas, 2007: 9
10. Salas Perea RS. Competencia y desempeño profesionales: educación en salud. La Habana; Ed Ciencias Médicas, 1999: 38
11. Tedesco Juan Carlos. “El nuevo pacto educativo” Edit. Anaya. Madrid. 2002 p. 165-166.

ANEXOS

DE LOS CONTROLES A CLASES
FOD. Visitadas / Categ. 5 4 3 2 Total
Conferencias 102 99 18 – 219
Clases Prácticas 26 30 7 – 63
Seminarios 24 29 4 1 58
Clase Encuentro 21 49 – 4 74
Educación en el trabajo 134 132 18 1 285
TOTAL 307 339 47 6 699

CATEGORÍAS OTORGADAS A LAS VISITAS REALIZADAS

EVALUACIONES Con 5 Con 4 Con 3 Con 2
TOTALES 307 339 47 6
POR CIENTOS 43.9 48.4 6.7 0.8

CONFERENCIA CIENTÍFICO METODOLÓGICA

Departamento Trabajos presentados % según participantes
Enseñanza General 4 78. 5%
Ciencias Básicas y Biomédicas. 5 100%
Higiene y Epidemiología 5 50%
Rehabilitación Integral – –
M. Diagnóstico 4 56,6%

ACTIVIDADES METODOLÓGICAS DESARROLLADAS

TIPO DE ACTIVIDADES CANTIDAD
Concentrado Metodológico 1
Reuniones Metodológicas 20
Clases Metodológicas Instructivas 11
Clases Metodológicas Demostrativas 11
Clases Abiertas 9
Conferencia Científica Metodológica 5
Talleres Metodológicos 7
Seminarios Metodológicos 2

Un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.