El Tecnológico Nacional de México, un rumbo incierto

El Tecnológico Nacional de México, un rumbo incierto            .

‘Comunidad Normal Superior México’

‘Revolucionemos Oaxaca’

  • Imagen cortesía del I.T. de Cuautla.
  • www.itcuautla.edu.mx

Escrito por José Cardoza[1]

Lunes, 28 de Julio de 2014.

El derrumbe de la educación pública

Revisando los cambios en la legislación mexicana, con énfasis en la educación pública, encuentro la creación del nuevo Tecnológico Nacional, que marcará el rumbo de la reforma educativa.

Por decreto presidencial publicado ayer miércoles 23 de julio de 2014, se creó el Tecnológico Nacional de México, organismo dependiente de la SEP, al que se envían todos los recursos de la hoy desaparecida Dirección General de Educación Superior Tecnológica y se adscriben a él, los institutos tecnológicos, unidades y centros de investigación, docencia y desarrollo de educación superior tecnológica de la SEP.[1] 

La creación de este Tecnológico Nacional es estrictamente jurídica con visión política empresarial, como son todas las reformas neoliberales. No hay recursos adicionales, ni materiales, económicos ni humanos. Mucho menos consideraciones pedagógicas para mejorar la educación.

Lo único novedoso, pero extremadamente peligroso, lo encontramos en el artículo 9, fracción V del decreto, en donde, además del director general, figura que ya existía en la dirección general que desaparecen, se crea un consejo académico de 6 directivos, y dos extraños al ámbito de los tecnológicos. De estos dos últimos personajes, el que sobresale es un empresario que incorporaran. Este Consejo Académico junto al director general serán los órganos máximos.

La incorporación de este empresario, personaje “ad hoc”, caso al parecer inicial dentro del ámbito de la educación, se integrara al Consejo Académico a invitación del titular de la SEP; y cómo dice el decreto de creación será un “representante de las Cámaras Industriales vinculadas con la educación superior tecnológica objeto de “EL TECNOLÓGICO,” que en buen cristiano se traducirá realmente en un representante de televi$a (sic), en un paso más en la entrega de la educación pública a los dueños del dinero, violentando el concepto constitucional de educación pública.

Algunos sin mayor reflexión opinarán, que es positivo que los empresarios se involucren en la educación; pero olvidan que la naturaleza del empresario o capitalista no es velar por el bien público, si no por sus intereses privados e incrementar sus privilegios. Muestra de ello son los programas basura de radio y televisión, donde el programa de Laura Bozo o Laura de América es uno de los muchos ejemplos de lo que será su aporte. 

No se puede dejar de mencionar que los últimos tres presidentes de la República han sido egresados de escuelas privadas, (Fox, Calderón y Peña) y han demostrado con sus gobiernos, que como administradores son un verdadero fracaso. Sus resultados son patéticos, los reportes económicos señalan que una ridícula minoría de empresarios es cada vez más rico y poderoso, mientras la pobreza y desigualdad social entre el pueblo trabajador se incrementan de manera proporcional.

Lo grave del asunto, es que este nuevo personaje de la iniciativa privada, el consejero representante de las Cámaras Industriales tendrá facultades que les niegan a los académicos e investigadores de los Tecnológicos; derechos y facultades que con mayor encono les niegan a las organizaciones representativas de los estudiantes.

Hoy, “legalmente” contrariando el espíritu del artículo 3° Constitucional, televisa se inmiscuirá y decidirá sobre asuntos de enorme trascendencia para el país, ya que como lo señala el artículo 10 del decreto:

“Artículo 10.- Corresponde al Consejo Académico:

I. Conocer, revisar y aprobar, conforme a las disposiciones aplicables, las normas pedagógicas, contenidos, planes y programas de estudio, métodos y materiales didácticos, así como los programas e instancias de evaluación de la educación superior tecnológica coordinada por “EL TECNOLÓGICO”, que someta a su consideración su Director General;

II. Aprobar, conforme a las disposiciones aplicables, los perfiles de los directores de “LOS INSTITUTOS, UNIDADES Y CENTROS”, que someta a su consideración el Director General;

III. Someter a consideración de la Secretaría de Educación Pública las normas de organización y funcionamiento de las áreas de investigación científica y tecnológica a que se refiere el artículo 5o. del presente Decreto;

IV. Aprobar las propuestas y proyectos de índole académica, tecnológica, de investigación científica, de vinculación, así como de extensión y difusión de la cultura que someta a su consideración el Director General de “EL TECNOLÓGICO”;

V. Aprobar el calendario de actividades académicas que someta a su consideración el Director General de “EL TECNOLÓGICO”, así como sus modificaciones;

VI. Conocer el informe anual de actividades académicas y el programa de trabajo que el Director General de “EL TECNOLÓGICO” le presente al Secretario de Educación Pública;

VII. Expedir las reglas para su organización y funcionamiento, de conformidad con lo dispuesto en este Decreto y demás normas aplicables, y

VIII. Las demás necesarias para la consecución del objeto del presente Decreto.” 

El decreto de creación, en sus 14 artículos, no marca ninguna obligación o responsabilidad para el Consejo Académico. Es decir, el consejo “académico” con el empresario metido, tendrán todos los derechos, pero NO tendrá ninguna obligación, ni responsabilidad para con la comunidad de los tecnológicos, mucho menos para con el pueblo trabajador que pagamos la educación con nuestros impuestos.

Interrogantes básicas que son de sentido común y merecen respuesta inmediata serían:

  • ¿A quién rendirá cuentas e informes el empresario incorporado; a los que pagamos la educación o a los empresarios de televisa?

La zanahoria y el palo

Televisa y el gobierno Priísta, viejos lobos de mar en cuestiones de control político, han considerado la posibilidad de una respuesta contra su decreto por la entrega de la educación pública a televisa y la lógica y futura afectación a derechos laborales, para ello, considerando lo bronco de los compañeros de la UNDESINTEC, han incluido la zanahoria que detenga una posible respuesta que esclarezca lo que hoy con un nombre ‘apantallador’ oculta el nuevo Tecnológico Nacional. Y esperando no ofender los oídos y mentes castos, me recuerda la vieja petición del varón que le dice a la novia en turno: “si no pasa nada, nomás la puntita mi amor”, y después no habrá poder humano que detenga las afectaciones.

Así el artículo Cuarto TRANSITORIO, que no artículo permanente del decreto dice:

“CUARTO.- Los derechos laborales de los trabajadores de la Dirección General de Educación Superior Tecnológica, que se transfieran al órgano administrativo desconcentrado que se crea por virtud del presente Decreto, serán estrictamente respetados en los términos que establecen el apartado B) del artículo 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, y la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, así como el Reglamento Interior de trabajo del personal docente de los Institutos Tecnológicos y el Reglamento Interno de trabajo del personal no docente de los Institutos Tecnológicos, vigentes.”

Facultades a un extraño

Las facultades concedidas en el decreto al consejero de la iniciativa privada, sujeto, al que recordamos, no se le impone ninguna obligación o límite, nos recuerdan la del “Visitador”, [2] que en la época del México colonial “era un individuo investido de autoridad, cuya labor era la de inspeccionar y revisar la conducta de las autoridades. Generalmente los visitadores eran enviados cuando ocurrían alborotos graves que alteraban la tranquilidad y el orden públicos, cuando había sospecha de malos manejos financieros, o cuando estaba en peligro la fidelidad del país.”

Hoy este moderno visitador, será un espía y voz de las empresas, de televisa o “Mexicanos PRImero” (sic) para poner los recursos, planes y proyectos de estudio e investigación de la educación pública al servicio de los empresarios. Qué eso afecte a los académicos, estudiantes o al pueblo trabajador, parece que a nadie le importa.

Considero que, mínimo, mínimo, los compitas de los tecnológicos deben estar muy pendientes para obligar a las autoridades a dar el nombre y currículum de todos los integrantes del consejo académico y evitar sea uno de los secretos mayor guardados en este país acostumbrado a la no información al pueblo.

Un tecnológico “autónomo”

No deseo terminar esta primera humilde reflexión, sin señalar de manera especial el artículo 1° del decreto que dice:

“Artículo 1o.- Se crea el Tecnológico Nacional de México, en lo sucesivo “EL TECNOLÓGICO”, como un órgano administrativo desconcentrado de la Secretaría de Educación Pública, con autonomía técnica, académica y de gestión.”

Si revisamos la normatividad, encontramos que actualmente en la SEP existen 11, órganos autónomos. Los enumero a continuación: La UPN, el IPN, Canal 11 XE-IPN, INAH, INBAyL, Radio Educación, Comisión de Apelación y Arbitraje del Deporte, Conaculta, INEHRM, y el INDA y al parecer, en ninguno existe la figura del invitado empresarial, lo cual no es ninguna cuestión de orgullo para la comunidad tecnológica.

Tampoco debemos dejar de considerar los aspectos de autonomía técnica y académica, bajo supervisión del Visitador empresarial y la peligrosa figura de la autonomía de gestión, que implicara condicionamiento al presupuesto bajo el pretexto de que las ampliaciones serán producto de la gestión de los directivos. Es decir, ya son mayores de edad (autónomos en gestión) procuren mantenerse…

Interesante será el lapso de 180 que corren a partir de hoy, en dónde se publicará el Manual de Organización del Tecnológico que regirá sus destinos.


Recuerda que los trabajadores sólo saldremos adelante organizados celularmente, como menciona Tomás Mojarro Medina, «El Valedor».


[1] Diario Oficial de la Federación      http://www.dof.gob.mx/index.php?year=2014&month=07&day=23

[2] http://es.wikipedia.org/wiki/Visita —

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Nota mía: Respetuosamente me permití modificar levemente la estructura del artículo de José Cardoza, con la exclusiva finalidad de facilitar su lectura en el formato de Odiseo. Alfredo Macías Narro. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.