Atacar a las normales es la política de la ignorancia; Pablo González Casanova

Atacar a las normales es la política de la ignorancia; Pablo González Casanova

  • El científico social recibe el premio Cosío Villegas, otorgado por El Colegio de México
  • Son los jóvenes quienes hoy día plantean las rutas de todas las revoluciones, señala

El presidente de El Colegio de México, Javier Garciadiego, entregó el galardón al sociólogo Pablo González Casanova.

Foto Cristina Rodríguez y La Jornada.

Karina Avilés/La Jornada

241012.

De los habitantes originarios de la nación al movimiento #YoSoy132, fue la conferencia magistral con la que el científico social Pablo González Casanova recibió el premio ‘Cosío Villegas’ que otorga El Colegio de México (Colmex).

El autor de ‘La democracia en México’ fue acogido en el auditorio Alfonso Reyes –a reventar– con un prolongado aplauso de más de un minuto y, al final, también fue ovacionado por un público integrado por lectores, amigos, admiradores de su obra y muchos jóvenes, entre ellos algunos integrantes del movimiento #YoSoy132.

Al final de su ponencia, el exrector de la UNAM destacó que:

«Son los jóvenes quienes hoy día plantean las rutas de todas las revoluciones de Independencia, de Reforma, de Francisco I. Madero, de los zapatistas, de los anarquistas, de los comunistas».

Pero aclaró que no se trata de un eclecticismo, sino de recoger todos los movimientos que quisieron emancipar al ser humano, los valores que estaban defendiendo y que se complementan unos con otros. Y hay que hacer que se haga ese mundo.

Fiel a su compromiso con las causas sociales, destacó;

«Atacar a las normales y destruirlas es la política de la ignorancia como política de tiranía. Y defender a las escuelas formadoras de docentes es defender el derecho que tienen los campesinos de que sus hijos puedan llegar a tener una cultura superior».

Durante su conferencia, el sociólogo, quien manifestó que pocas veces ha estado tan nervioso como ahora, habló del proyecto nacional, desde las luchas de los pueblos originarios hasta las aportaciones del movimiento que se generó en la Universidad Iberoamericana a partir del reclamo de jóvenes estudiantes de hacer valer su inconformidad frente al entonces candidato presidencial Enrique Peña Nieto.

En la sala, en donde estaban presentes el director fundador de esta casa editorial, Carlos Payán Velver; el periodista Luis Hernández Navarro; el ex rector de la UNAM Guillermo Soberón; el filósofo Luis Villoro; Ema Cosío, hija de Daniel Cosío Villegas, y Alicia Reyes, nieta de Alfonso Reyes, el presidente del Colmex, Javier Garciadiego, expresó;

«Este reconocimiento se entregó a González Casanova por ser el principal científico social de nuestro país y por haber combatido una de las mayores lacras nacionales: el autoritarismo, la ignorancia y la injusticia social. Nada más justo que otorgárselo a él».

«Daniel Cosío Villegas, fue el autor de ‘El sistema político mexicano’, y Pablo González Casanova es el autor de ‘La democracia en México’. Reconocerlo también es reconocer a la educación pública nacional. La figura de González Casanova es una muestra de que es posible hacer compatible una obra científica rigurosa y tener un profundo compromiso social».

Arturo Alvarado, investigador del Centro de Estudios Sociológicos de esta institución, y uno de los proponentes de que se le diera este premio a González Casanova, destacó su prolífica obra, que consta de más de 135 libros, artículos y publicaciones. Recordó que en 1943 el ex rector de la UNAM fue invitado como becario por Cosío Villegas para iniciar un trabajo del paso de la ilustración al romanticismo en México.

En su turno, Francisco Zapata, también investigador del referido centro, hizo un recuento de la coyuntura histórica en la que las reflexiones de González Casanova contribuyeron a aclarar cuestiones centrales de la sociología.

«Entre 1959 y 1969, los estudiantes de sociología en diversas universidades de América Latina enfrentamos el desafío permanente de comprender lo que ocurría en las calles, en los campos, en las universidades, en el ámbito público de nuestras sociedades, y el trabajo del investigador y profesor emérito de la UNAM fue determinante».

José Luis Reyna, otro de los proponentes del premio y quien también fue alumno de González Casanova, habló de la influencia de La democracia en México, un parteaguas de las ciencias sociales.

Entre los invitados también se encontraban los académicos, investigadores e intelectuales Octavio Rodríguez Araujo, Víctor Flores Olea, Héctor Díaz Polanco, Gilberto López y Rivas, Rodolfo Stavenhagen y Julio Labastida.

 

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Nota mía: Respetuosamente me permití modificar levemente la estructura de la nota de Karina Avilés, con la exclusiva finalidad de facilitar su lectura en el formato de Odiseo. Alfredo Macías Narro.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.