La comunicación educativa y pedagógica. Un reto para los docentes de Logofonoaudiología

 

La comunicación educativa y pedagógica. Un reto para los docentes de Logofonoaudiología

Lic. Ana Cristina Cuéllar Marrero, (1) Lic Yamila García Berberena, (2) MSc Fernando Rodríguez Manzaneira, (3) Lic Oraldo Fragoso Vega, (4) Lic Rosa María Rodríguez Arencibia, (5) Raíza Rodríguez Ruedas. (6)

1Lic en Educación. Profesor Asistente. Universidad de Ciencias Médicas. Cienfuegos. 2Lic en Defectología. Profesor Instructor. Filial de Ciencias Médicas. Cienfuegos.3Lic en Educación. Profesor Auxiliar. Universidad de Ciencias Médicas. Cienfuegos. 4Lic en Psicología. Profesor Instructor. Hospital General Universitario “Dr. Gustavo Aldereguía Lima”. Cienfuegos. 5 Lic en Educación. Profesor Asistente. Filial de Ciencias Médicas. Cienfuegos. 6 Lic en Enfermería. Profesor Instructor. Hospital General Universitario “Dr. Gustavo Aldereguía Lima”. Cienfuegos.

Correspondencia

Lic. Ana Cristina Cuéllar Marrero.

Universidad de Ciencias Médica. Cienfuegos.

CP: 55100

Correo electrónico editor2@spicm.cfg.sld.cu

RESUMEN

En la actualidad la comunicación se ha convertido en unos de los aspectos sociológicos más debatidos por la importancia que tiene dentro del Proceso de Enseñanza Aprendizaje, exige una atención especial a la luz de los cambios socio profesionales en las actuales transformaciones de la Educación Medica Superior. Lo anterior explica la necesidad de analizar dónde recaen las principales dificultades dentro del Proceso de Enseñanza Aprendizaje y buscar soluciones. Son los docentes los que deben propiciar con su práctica diaria la interrelación con sus alumnos y entre alumno – alumno; esto exige altos requerimientos para poder dar un tratamiento didáctico-metodológico y graduar un profesional bien entrenado en las habilidades de la comunicación y coordinación grupal. Ello implica nuevas exigencias para el profesor, como una mayor capacitación psicopedagógica.

INTRODUCCIÓN

La pedagogía actual realiza un esfuerzo considerable encaminado a una mejor enseñanza del lenguaje, por ser este un instrumento valioso de comunicación y de comprensión humana.

Ser competentes al hablar constituye una aspiración de cualquier persona, por cuanto facilita la comunicación con otros seres humanos y garantiza el logro de los objetivos trazados al emprender el acto comunicativo. En la labor docente, el desarrollo de las habilidades lingüísticas hablar constituye una prioridad, dada la importancia de esta para la interacción social. Muchos profesionales dialogan acerca de los elementos a considerar para evaluar el desarrollo de las habilidades comunicativas en esta área lingüística y las vías para lograrlo. (1)

Las escuelas cubanas desde hace algunos años, con toda intencionalidad didáctica, fomentan el enfoque comunicativo desde la práctica oral. En diferentes niveles de formación de los conceptos se potencian los componentes funcionales: la comprensión, el análisis y la construcción de textos de diversas naturalezas y estilos funcionales. Desde el punto de vista didáctico el profesor va jerarquizando en diferentes momentos uno y subordinando el resto indistintamente, en dependencia del objetivo que se esté desarrollando.

Este enfoque no sólo es típico de las clases de Lengua sino que está presente en el actuar didáctico de todas las asignaturas, pues facilitan de forma integradora, el desarrollo de esas habilidades básicas para la adquisición de conocimientos de diferentes materias. No obstante, sí es contenido y medio en los momentos en que la lengua y la literatura se imparten, por lo que adentrarse en sus presupuestos teóricos y metodológicos debe constituir una meta profesional de todos los pedagogos en los diferentes grados y enseñanzas. (2)

El propósito que se persigue es valorar la importancia que tienen las habilidades comunicativas orales hablar en el perfil de Logofonoaudiología dentro del Proceso de Enseñanza Aprendizaje y el reto que tienen los docentes en su atención.

DESARROLLO

No puede olvidarse que la Educación Superior, posee entre sus propósitos fundamentales la elevación de la calidad de la formación del profesional, de manera tal que este pueda enfrentar de forma independiente y creadora las circunstancias, necesidades y problemas que se le presentan en las distintas esferas de la vida, dando respuesta así al encargo social que plantea este nivel de enseñanza.

En los planes de estudio de las diferentes carreras, se encuentra la más viva manifestación de lo antes señalado, en los que se contemplan objetivos que se traducen en las aspiraciones que posee la sociedad, en la formación de las nuevas generaciones, tanto en lo instructivo – educativo, como profesional, teniendo en cuenta las características del egresado que se desea formar. (3)

Nadie duda, en la actualidad, de la importancia trascendental que la comunicación oral posee en el seno de la sociedad. La necesidad de relacionarse es un hecho manifiesto que se da en todos los niveles y en las actividades diversas.

El proceso de comunicación es una vía esencial del desarrollo de la personalidad, que tiene su especificidad con relación a la actividad objetal concreta, tanto por sus características como por la forma en que el hombre se incluye en calidad de sujeto en uno u otro proceso. La significación de la comunicación depende de los sujetos implicados en ella; a su vez, las características de los sujetos determinan el proceso de comunicación”. (4)

“La comunicación es la interacción de las personas que entran en ella como sujetos. No sólo se trata del influjo de un sujeto en otro (aunque esto no se excluye), sino de la interacción. Para la comunicación se necesitan como mínimo dos personas, cada una de las cuales actúa como sujeto” (5)

“Comunicación es todo proceso de interacción social por medio de símbolos y sistemas de mensajes. Incluye todo proceso en el cual la conducta de un ser humano actúa como estímulo de la conducta de otro ser humano. Puede ser verbal, o no verbal, interindividual o intergrupal”. (6)

“Proceso dinámico entre individuos y/o grupos, que mediante un intercambio informativo sirve para establecer la comprensión o un estado de comunidad. La estructura de este proceso es expresión de las relaciones que median entre los participantes de la comunicación”. (7)

 La Comunicación Educativa y Pedagógica

Considerando la educación como un sistema de influencias que tiene como fin el logro de la socialización del individuo a partir de los intereses y valores de una sociedad, en un contexto determinado, los vínculos entre educación y comunicación son diversos y se producen en diferentes niveles señala dos niveles en este análisis (8)

Nivel no propositivo

 Es inherente a toda relación humana, siendo cualquier acto educativo una relación de individuos que entran en interacción. Está implícito de hecho, una dimensión comunicacional, donde se intercambian mensajes, aunque este objetivo no sea consciente para algunos de los implicados.

Nivel propositivo

 Existe una intención expresa de realizar determinados procesos comunicacionales como transmitir, informar, compartir, debatir, con el propósito explícito de ejercer una influencia educativa. Ej.: la familia, la escuela.

Plantea: “En el proceso de socialización se entremezclan estos dos niveles de relación entre comunicación y educación, entre interacción y formación de la personalidad”. (9)

En relación a esta situación B. F. Lomov plantea: “la actividad educativa es una actividad comunicativa por excelencia, en la que se manifiestan todas las funciones que le son inherentes a esta última: informativa, afectiva y reguladora de la conducta”. (5)

En el desarrollo histórico de la escuela como institución social, los vínculos entre educación y comunicación se han hecho cada vez más explícitos y gana terreno el carácter participativo e interactivo de ambos procesos.

En el proceso pedagógico se manifiestan una gama de relaciones interpersonales, que en los variados matices que adopta la comunicación ejerce influencias específicas en el desarrollo de la personalidad de los educandos. Es significativa la influencia de la personalidad del profesor y sus relaciones con sus estudiantes, así como las formas que se adopten para organizar el proceso docente, los métodos empleados, las formas de evaluación, que van a reflejar un clima comunicativo peculiar en cada situación, lo cual trasciende los límites de las experiencias del aula.

Miguel Fernández Pérez, investigador español autor de varias obras que recogen su quehacer investigativo, plantea en relación a la tarea síntesis del cometido profesional del docente: Un buen profesor no es sino un incansable buscador de codificaciones óptimas para la comunicación de lo que desea que sus alumnos aprendan”. (9)

Fernando González Rey comparte el criterio de que la función esencial de la escuela es la educación y señala: la base de la educación es precisamente la comunicación. A través de la comunicación se brinda la enseñanza y a su vezse ejerce una influencia educativa sobre el escolar en un medio participativo.”(4)

Los autores de este trabajo también defienden esos criterios, por la labor perseverante que debe caracterizar a todo docente para hacer valer sus ideas y esfuerzos.

La Comunicación Educativa

A partir del desarrollo que han tenido los estudios realizados en las dos últimas décadas en torno a la relación comunicación- educación emerge la comunicación educativa como un área específica de las Ciencias de la Educación y cuya elaboración teórica metodológica no es aún una construcción acabada.

El término comunicación educativa no ha sido empleado solamente en relación con la educación escolarizada, sino que está vinculado a diferentes áreas de la práctica social. Por ejemplo, en el área política-ideológica, en la práctica de los medios de difusión masiva y en el área pedagógica, que es la que nos interesa abordar, esta última referida por algunos autores como Comunicación Pedagógica (término menos aceptado por su menor grado de generalidad).

En el área pedagógica se distinguen dos enfoques:

La comunicación educativa instrumental

 Se enfatiza la comunicación como técnica e instrumento valioso para la educación. Se atiende aquí a la didáctica de los medios de enseñanza y el control del sistema de transmisión entre docente y alumnos con vistas al logro de los objetivos propuestos, así como al uso de técnicas comunicativas utilizadas por el profesor como recursos para que el mensaje llegue al alumno.

La comunicación educativa procesal

 En este enfoque los procesos comunicativos no son instrumentos o estrategias de aprendizaje, sino que constituyen su esencia. En este caso se centra la atención en el proceso mismo y no solamente en sus resultados. Se destaca el papel de la interacción, de la elaboración conjunta de significados entre los participantes como característica esencial del proceso pedagógico.

El reto que deben cumplir los docente son propiciar el establecimiento de un vínculo entre el conocimiento y su aplicación práctica, estimular la labor conjunta de los miembros del grupo, promover la capacidad reflexiva, la creatividad y la capacidad de autoaprendizaje entre los miembros del colectivo

En la interacción que provoca el grupo, se socializa el conocimiento individual, enriqueciéndolo y potenciándolo en el conocimiento colectivo, que aparece como producto de la actividad grupal que a su vez estimula la cooperación entre los participantes y el desarrollo de habilidades de trabajo en colectivo.

CONCLUSIONES

Los métodos de enseñanza- aprendizaje, son muy importantes, así como la actitud del profesor desde que empieza a planificar los contenidos sobre los cuales va a dialogar con los alumnos. Resulta imprescindible partir de las experiencias, vivencias e intereses de los educandos y de su propio saber. Sobre la base de esta premisa promueve la participación activa de los alumnos en la ubicación y selección de los contenidos de aprendizaje, mediante diferentes métodos participativos, que frente a la enseñanza tradicional definida por relaciones verticales, de poder autoritario por parte del docente y subestimación del alumno, se logra la democratización, en el establecimiento de relaciones horizontales, de respeto mutuo entre los participantes, sin que el profesor renuncie a su papel orientador y guía de sus alumnos.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1.Menéndez M. La enseñanza comunicativa de la Lengua y la Literatura. Villa Clara: Universidad Pedagógica “Félix Varela”; 2000.

2.Álvarez C. Didáctica: La escuela en la vida. 3ra. ed. La Habana: Editorial Pueblo y Educación; 1999

3. Bernardo Fuentes MG, García Galano E V, Pomares Bory E El vinculo educación-comunicación en la formación integral de los profesionales de la salud. Educ Med Sup. [Internet].  2002 [citado 2008 Jul 9]; 18 (4):[aprox 2 p]. Disponible en: http://www.bvs.sld.cu/revistas/ems/vol18_4_04/ems03404.htm

4.González Rey F. Personalidad y Comunicación: su relación teórica y metodológica. La Habana: Editorial Ciencias Sociales 1987

5.Lomov BF. El problema de la comunicación en Psicología. La Habana: Editorial de Ciencias Sociales;1989

6.Sorín ZM. Valoración crítica de varias concepciones sobre comunicación y personalidad en la psicología no marxista. Psicología de la Personalidad. La Habana: Editorial Ciencias Sociales; 1984.

7.Heinemann P. Pedagogía de la comunicación no verbal. Barcelona: Editorial Herder; 1980

8.Ojalvo V. La educación como proceso de interacción y comunicación. Curso Internacional. Material impreso, CEPES, UH; 1995.

9. Fernández Pérez M. Las tareas de la profesión de enseñar. Madrid: Editorial Siglo XXI; 1994.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.