ENTRENAMIENTO PARA LICENCIADOS DE ENFEREMERÍA EN LA ATENCIÓN INTEGRAL AL ADULTO MAYOR

TITULO:
ENTRENAMIENTO PARA LICENCIADOS DE ENFEREMERÍA EN LA ATENCIÓN INTEGRAL AL ADULTO MAYOR.
CIENFUEGOS 2009

AUTORES:
Licenciada en Enfermería. Lourdes Montenegro Arias.
Profesora Asistente
Miembro Titular de la SOCUENF
CORREO: arias@cmc.cfg.sld.cu
Licenciado en enfermería. Omar G Rodríguez Domínguez
Profesora: Instructor
Miembro Titular de la SOCUENF
CORREO: omard19@yahoo.es
Licenciada en Enfermería. Zulema Bos Rodríguez
Profesora Consultante
Miembro Titular de la SOCUENF
CORREO: zuleb@cmc.cfg.sld.cu

INSTITUCIÓN: FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS
“DR. RAÚL DORTICÓS TORRADO”
CIENFUEGOS
Se ha definido el envejecimiento de la población como el aumento progresivo de la proporción de personas de edad avanzada en una población determinada. Aunque las causas del envejecimiento de la población son en general las mismas en todos los países, a través del tiempo, éstas han tenido un papel diferente en cada etapa.
La repercusión del envejecimiento y las enfermedades que se le asocian sobre los sistemas de salud son evidentes. Los ancianos constituyen los mayores consumidores relativos y absolutos de servicios de salud y medicamentos en cualquier país, lo que determina una preocupación especial, aun en los países económicamente más poderosos. (1-2)
De acuerdo con las proyecciones demográficas de la ONU, a partir del año 2003, una cuarta parte de la población del planeta tiene más de 60 años, y 1 de cada 3 adultos será una persona de edad. En Cuba ya el 14,6 % de la población tiene 60 años o más. Mientras que la esperanza de vida al nacer es de más de 75 años, a los 60 años es más de 20 y a los 80 es más de 7 años. Para el año 2015 habrá por primera vez más adultos mayores que niños, y ya en el 2025, uno de cada cuatro cubanos, será una persona de 60 años de edad (3)
El crecimiento de la población anciana en Cuba no ha sido homogéneo, pues existe una mayor proporción de adultos mayores en las provincias occidentales y centrales respecto a las orientales, lo que responde a las diferencias en las tasas de fecundidad, entre otros factores, y son Villa Clara y Ciudad de La Habana, las provincias más envejecidas del país con cifras superiores a 15 % de su población con 60 años y más
Teniendo en cuenta estos factores, unido a la dinámica poblacional que ha venido presentándose en las últimas décadas en el mundo y en particular en Cuba, con evidencias de un rápido envejecimiento, se impone en los profesionales y técnicos de la salud la necesidad de obtener información actualizada de los aspectos más relevantes y las principales tendencias del envejecimiento y la vejez. (2)
Dentro de los cuatro programas priorizados del Ministerio de Salud Pública de Cuba (MINSAP) se encuentra el Programa Nacional de Atención al Adulto Mayor, lo cual hace evidente el interés del estado cubano en brindar una atención óptima a las personas de 60 años y más. (4,5, 6)
Este programa, además de ofrecer aglutinación en favor del adulto mayor, será aplicable en todos los niveles de atención, que incluyen no sólo salud, sino seguridad social, deportes, cultura, legislación otros.
Para alcanzar una longevidad satisfactoria, debe lograrse un envejecimiento saludable, etapa ésta, que comienza mucho antes de los 60 años. Ésta, sólo puede obtenerse desarrollando desde edades tempranas hábitos y estilos de vida saludables, realizando prevención temprana de algunas enfermedades y discapacidades. Si bien la mayor parte de los adultos mayores están en condiciones de mantenerse libres de discapacidad, la falta de un envejecimiento saludable culmina en una vejez «patológica», y una proporción de ellos, que aumenta con la edad, se torna frágil y necesita apoyo, atención o institucionalización, muchas veces por el resto de sus vidas.
Labor de enfermería en este programa y su importancia
De manera que la importancia alcanzada por este sector poblacional demanda un compromiso moral cada vez mayor, de parte de los profesionales de la salud y en particular de los profesionales de enfermería. Ésta es sin duda, el área profesional del equipo de salud que más profundamente puede impactar en la atención de las personas de edad avanzada.
Es de gran importancia el trabajo que realiza el personal de enfermería en el primer nivel de atención, pues en su labor de promoción y prevención, ya que son ellos los que pueden influir directamente en «aplicar medidas especiales para prevenir o enlentecer las enfermedades crónicas no transmisibles y se reorienten las políticas de salud dirigidas a promover la atención y permanencia del adulto mayor en la comunidad, de manera que la misma sirva de mecanismo mediante el cual se pueda evitar el confinamiento temprano o innecesario del anciano en su domicilio o en instituciones de larga estancia”.
Las competencias específicas de Enfermería

A partir de 1996 con la aprobación del Reglamento de la Educación de Pos grado de la República de Cuba, Resolución Ministerial No. 6/96 del Ministerio de Educación Superior (MES), los profesionales de Enfermería comenzaron a desarrollar los Diplomados como modalidad más completa de superación profesional.

Según se fue avanzando en el desarrollo de la Educación de Pos grado en otros profesionales de la salud, fue sintiéndose, por los Licenciados en Enfermería, la necesidad de desarrollar sus potencialidades intelectuales que les permitieran la búsqueda de una mayor excelencia en la calidad de los servicios que se brindan, además la elevación de la productividad y eficiencia del trabajo en los mismos, del proceso gerencial, docente educativo y la producción científica encaminada a la solución de los problemas que en este sentido existen.

El modelo educativo por competencias profesionales integradas para la educación, es una opción que busca generar procesos formativos de mayor calidad, pero sin perder de vista las necesidades de la sociedad, de la profesión, del desarrollo de la disciplina y del trabajo académico. Asumir esta responsabilidad implica que la institución educativa promueva de manera congruente acciones en los ámbitos pedagógico y didáctico que se traduzcan en reales modificaciones de las prácticas docentes. De ahí, la importancia de que el docente también participe de manera continua, en las acciones de formación y capacitación que le permitan desarrollar competencias similares a aquellas que se busca formar en los alumnos, en lo que se coincide con la opinión que sobre estos temas han emitido diferentes especialistas. (7,8)
Todas las dificultades anteriores nos han llevado a pensar que no existe una estrategia didáctica competente, encaminada a dar solución a los problemas anteriormente referidos, en relación con la preparación del enfermero técnico y licenciado , que contribuya a la renovación y actualización de conocimientos y habilidades necesarios para su desempeño con calidad. (9 )
Las competencias, parecen constituir en la actualidad, una Conceptualización y un modo de operar en la gestión de los recursos humanos que permite una mejor articulación entre gestión, trabajo y educación. En una visión y organización sistemática, las competencias han sido incluso capaces de expresarse como un sistema de certificación legalmente establecido en varios países del mundo, incluida América Latina. Más que una moda, se trata de un vínculo entre el trabajo, la educación y la capacitación. El enfoque de competencias, puede ser considerado como una herramienta capaz de proveer un modo de hacer y un lenguaje común para el desarrollo de los recursos humanos.(10)
La preparación de profesionales de la salud para dar respuesta a las crecientes necesidades de salud de la población con la nueva concepción de su desarrollo y salud integral, implica la búsqueda de estrategias que aseguren la calidad en los servicios y la relevancia del impacto deseado.(2)
El adulto mayor, en cualquier escenario, juega un importante papel en la creación y desarrollo de la familia, el requiere de una atención integral que le permita gozar de una óptima salud para el logro de una vida plena, que le permita insertarse en las diferentes actividades de la sociedad e incidir positivamente en el mantenimiento del equilibrio de ésta. Es por ello que el personal de enfermería, debe estar preparado y debidamente entrenado para la atención a este tipo de personas sanas o enfermas en cualquier lugar donde se encuentre.
La superación permanente de los recursos humanos en enfermería es una tarea esencial para el Ministerio de Educación Superior y su consolidación es imprescindible para mejorar sustancialmente los indicadores del desarrollo del país teniendo en cuenta los cuidados que se brinden que sean de óptima calidad .
Ello conduce a nuestros profesionales a que tengan solidez en su actuación profesional, perfeccionen sus actividades, asistenciales en el logro de las habilidades, docentes e investigativas y que propicien cambios cualitativos en la practica en su desempeño profesional.
El Entrenamiento posibilita la superación básica y especializada de los graduados universitarios, se caracteriza por el aprendizaje en el propio servicio, facilitando la adquisición de habilidades y destrezas y la asimilación de nuevas metodologías y tecnologías de trabajo. Tiene un carácter Tutorial y dinámico, permitiendo la posibilidad de adquirir nuevos enfoques tecnológicos, el manejo de nuevos equipos, el aprovechamiento de la asistencia técnica nacional y extranjera. Establece una vinculación real y efectiva con la práctica en los servicios de salud. Su extensión mínima será de 2 créditos, y la evaluación es obligatoria y eminentemente práctica. El número de participantes deberá estar de acuerdo con las características de esta forma de postrado y que permita el logro de los objetivos propuestos.(11)
Este entrenamiento en servicio constituye una necesidad viable y pertinente para los profesionales de enfermería que trabajan en la atención primaria y secundaria y que generalmente no poseen una preparación adecuada para enfrentar la complejidad del adulto mayor con la calidad adecuada.
El diseño de este entrenamiento combina elementos esenciales, teórico-práctico y de competencia y desempeño. Se inicia con la identificación de diferentes necesidades de aprendizaje partiendo desde sus programas de formación que no abordan de manera integradora la atención a este grupo poblacional y que una vez graduado los insertan en los diferentes servicios y no cuentan con todos los conocimientos necesarios para su desempeño laboral , de ello se infiere, que su propósito, se enfoca no sólo sobre el tratamiento de las acciones interdependientes , sino básicamente va dirigido a la prevención y promoción de la salud en el adulto mayor y sus acciones en la comunidad y sobre el ejercicio del trabajo educativo-comunicativo que todo profesional debe saber hacer .

REFERENCIAS BIBILOFRACICAS:

1. Buttler R. La revolución de la longevidad. Revista UNESCO. 1999;(1): 18.
2. El diseño curricular por competencias en la educación médica. Lic. Carlos González Díaz1 y Dr. Leonardo Sánchez Santos2. . Escuela Nacional de Salud Pública. Vol. 17 2003 Ciudad de La Habana.
3. Programa Integral de Atención al Adulto Mayor. Dr. Leocadio Martínez Almanza. Centro Iberoamericano de la Tercera Edad (CITED). Calle G y 27, Plaza, La Habana. CP 104000.1999 E-mail: cited@infomed.sld.cu
4. OMS. Serie HRS. 25. Competencia como principio para preparación del personal de salud. Washington DC: OPS. 2000. p. 12.
5. Observatorios de Recursos Humanos de Salud. Países Integrantes. Informativos en Salud. Normas Legales de Recursos Humanos. Normas Laborales. Disponible en: www.idreh.gob.pe/observatorio/informacionRRHH.htm .Abril,2007
6. . Rivera Casado JM, Gil Gregorio P. Problemas éticos en relación con el paciente anciano. Madrid: Colección clínicas geriátricas; 1996.
7. Nuevo modelo pedagógico de enfermería: un gran reto. MSc. Nilda Bello Fernández1 y MSc. María C. Fenton Tait1. Rev. Cubana Enfermer v.22 n.4 Ciudad de la Habana sep.-dic. 2006.
8. Ministerio de Salud Pública. Dirección Nacional de Enfermería. Orientaciones para los Tutores del Plan Emergente de Enfermería La Habana 2001.
9. MINSAP. Documentos Rectores. Resolución 696. La Habana, Cuba
10. Irigoin M, Vargas F. Competencia laboral: manual de conceptos, métodos y aplicaciones en el sector salud. Montevideo: CINTERFOR; 2002
11. Escuela nacional de salud publica . Orientaciones Metodológicas para el Diseño de Actividades de Superación Profesional en el Sistema Nacional de Salud Pública. Ciudad de la Habana .http://www.ensap.sld.cu.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.