Rechaza Rosario Ibarra una solución violenta en la UACM

Rechaza Rosario Ibarra una solución violenta en la UACM

  • Paristas piden al GDF pronunciarse sobre acuerdos alcanzados
  • Refrendan compromiso de buscar la salida al conflicto en la institución

El martes pasado, estudiantes, académicos y trabajadores administrativos de la UACM marcharon en 

demanda de la renuncia de la rectora de la UACM, Esther Orozco.

Foto Jesús Villaseca.

Bertha Teresa Ramírez

La Jornada/081112.

El movimiento en defensa del voto, de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), refrendó su compromiso con Servicios para la Paz (Serapaz) y el Gobierno del Distrito Federal (GDF) para solucionar el conflicto en esa casa de estudios, en apego a los acuerdos de Casa Lamm.

En un nuevo posicionamiento, solicitó al GDF que cumpla los acuerdos a que se comprometió, como pronunciarse en torno a que todas las sesiones del Consejo Universitario orozquista son ilegales y violan lo suscrito para la solución del conflicto.

Asimismo, propusieron al gobierno local, en su papel de coadyuvante y testigo, que convoque a los 49 consejeros universitarios electos legalmente en urnas y a la rectora Esther Orozco, en su calidad de integrante del Consejo Universitario. Asimismo, que se pronuncie por la realización de la primera sesión para la constitución legal del tercer Consejo, como se estipuló en el proyecto de recomendación suscrito y publicado por la rectoría y el GDF el mes pasado.

Por otra parte, Rosario Ibarra de Piedra manifestó su apoyo y solidaridad a la lucha y reclamos del movimiento de la UACM en defensa del voto. En un mensaje dirigido a esa comunidad, rechazó todo tipo de solución violenta.

Consideró necesario que se respeten los derechos democráticos de todos los estudiantes y universitarios, incluso el reconocimiento de los consejeros electos con libertad e independencia de las autoridades.

De la misma forma manifestó su apoyo a los derechos sindicales de los trabajadores y académicos de la UACM.

Recordó que al inicio del conflicto se le propuso, al igual que a otras personas, ayudar en una suerte de comisión mediadora a facilitar un diálogo entre las partes, con la finalidad de tratar de resolver el problema; sin embargo, en ese momento las autoridades subestimaron o despreciaron nuestra propuesta. Indicó que;

«Como el conflicto continuó y se complicó más, finalmente se aceptó otra comisión de mediación y se inició el diálogo. Las autoridades universitarias nuevamente desprecian ese camino y se empecinan en una posición cerrada».

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Nota mía: Respetuosamente me permití modificar levemente la estructura de la nota de Bertha Teresa Ramírez, con la exclusiva finalidad de facilitar su lectura en el formato de Odiseo. Alfredo Macías Narro.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.