Especialistas llaman a desentrañar factores que afectan a la educación

Especialistas llaman a desentrañar factores que afectan a la educación

Córdoba Villalobos hace su propia lectura del informe de la OCDE

  • Dra. Lucía Rivero Ferreiro y Mtra. Catalina Inclán Espinosa
  • Imágenes de archivo.

Karina Avilés

La Jornada/150912.

Expresó la especialista de la UNAM Lucía Rivera Ferreiro;

«La respuesta que dio el secretario de Educación Pública sobre los resultados de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) es simplista, y mientras la política en el rubro sólo apunte a las evaluaciones y certificaciones, sin atender los verdaderos factores que afectan la calidad, vamos a ir a un despeñadero». 

En tanto, la investigadora Catalina Inclán Espinosa observó;

«La Secretaría de Educación Pública (SEP) ni siquiera tiene evidencias para sostener que va por buen camino».

Lucía Rivera ferreiro, profesora-investigadora de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), lamentó que la receta de todos los programas de este gobierno para obtener más recursos sea la certificación.

Asimismo, dijo;

«Es una idea simplista que mientras mayor certificación y evaluación a profesores y alumnos se aplique habrá más calidad. No hay nada que demuestre que existe una consecuencia directa entre una evaluación y una mejora de la calidad de la educación. En tanto la política educativa continúe bajo el mismo concepto, pasarán los años y seguiremos viendo la misma lamentable historia, además de que vamos a seguir gastando recursos públicos para estar igual o peor». 

«Lo anterior es una manera perversa de conducir el destino educativo del país, porque ha generado otros efectos como el empobrecimiento del trabajo de la enseñanza y de la propia evaluación, que antes era un medio y ahora es un fin en sí mismo. De hecho, los dos sexenios de gobiernos panistas han dejado un territorio educativo devastado».

Camino trazado

En relación con las declaraciones del secretario de Educación Pública, José Ángel Córdova Villalobos, de que el reciente informe de la OCDE es diferente, ya que se muestran importantes logros, consideró que

«Él interpreta su interpretación (sic) como mejor le conviene».

Por su parte, Inclán, investigadora del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), destacó que;

«La educación pública va por el camino que le han trazado otros, pero no es nuestro camino y tampoco lo reconocemos. Incluso, la dependencia del ramo ni siquiera asume muchos de los resultados del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación. No tiene evidencias para sostener que las cosas se han hecho bien o mal porque no hace investigación, sino gestión, y de manera atropellada».

«Los resultados de la OCDE no sorprenden, aseveró, pero lo que sí asombra es que quien tomará las riendas de este país asuma que los planteamientos de ese organismo deben ser la vía por la que se conducirá el tema educativo; es decir, aquí no hay marginación, no hay pobreza, la equidad no existe y la diversidad entre el norte y el sur tampoco. Lo anterior es preocupante, porque se trata de una declaración de intenciones de que no habrá un cambio en la política del ramo». 

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Nota mía: Respetuosamente me permití modificar levemente la estructura de la nota de Karina Avilés, con la exclusiva finalidad de facilitar su lectura en el formato de Odiseo. Alfredo Macías Narro.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.