A dar marcha atrás a la reforma educativa en Oaxaca

Roberto Equihua/Facebook*

070416.

El titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño Mayer, calificó de ‘‘una burla para volver al pasado’’ el ‘‘acuerdo’’ propuesto por el dirigente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), de dar marcha atrás a la reforma educativa en Oaxaca en caso de que el candidato de ese partido triunfe en la entidad.

Considerando un primer escenario, si la izquierda triunfa con el abanderado de MORENA a la gubernatura de Oaxaca, se tiene la propuesta de echar abajo la Reforma Educativa en la entidad, asestándole otro golpe mortal y abriendo la posibilidad para que otros estados tomen el ejemplo, incluso, quedaría claro que en 2018 no solo se erradique la Reforma Educativa; también las reformas estructurales, lo cual detonaría las bases del neoliberalismo en nuestro país.

Rubén Núñez niega el pacto, ¿A quién beneficia esta postura? ¿Qué afectaciones tendrá el magisterio y pueblo de Oaxaca en caso de que la izquierda gane las elecciones y se tire la Reforma Educativa?, se dice que el PACTO MORENA-SECCIÓN XXII ‘‘mantiene los privilegios de un pequeño grupo de líderes sindicales en detrimento’’ de los estudiantes oaxaqueños.

Desde nuestra perspectiva el pacto sí ELIMINA pero el privilegio de un pequeño grupo de líderes empresariales que se quiere apoderar de las escuelas y los grandes negocios producto de cambiar la visión de las escuelas a las de centros de adiestramiento de mano de obra barata, venta de exámenes y capacitaciones, los negocios en las cooperativas y un sinfín de etc. 

  • El Sargento Nuño y la supuesta burla

En la entrevista reciente; el Sargento Nuño argumentó;

‘‘Este acuerdo que López Obrador ha ofrecido a la CNTE me parece que es una burla. Es una burla para regresar al pasado, es una burla para los niños y las niñas, los jóvenes, los padres y las madres de familia de Oaxaca, Guerrero, Chiapas, de todo México’’.

La burla de regresar al pasado es el MIEDO de regresar la Constitución al espíritu que impulso el constituyente de 1917, es el horror de los neoliberales de iniciar un proceso para dar marcha atrás a la locomotora neoliberal, para iniciar hoy un proceso de recuperación de los derechos y conquistas sindicales, un pasado de lucha que quisieran borrar, un pasado con un normalismo rural que encabeza las demandas de las comunidades, que defiende la dignidad del magisterio y su pueblo, un pasado de egresados en las escuelas con perfil social, un pasado sin la ley del ISSSTE, un pasado sin la contrarreforma laboral, un pasado sin las modificaciones realizadas al 27 constitucional, ese pasado que habla nuño es la posibilidad de regresar nuestro país antes de la llegada del neoliberalismo que entregó nuestra soberanía territorial, cultural, alimentaria y económica a las trasnacionales.

Regresar al pasado nada tiene que ver con la capacitación de los maestros, regresar al pasado no es un antes y después de la era de marchas y plantones, no es la venta de plazas.

Desde la visión del Sargento Nuño, la unidad magisterial-popular representa todos los males y errores del mundo contra quienes luchan contra su Reforma punitiva, bajo la perspectiva del Sargento, si los maestros derrotan la derecha, serán acreedores a la condena más horrenda, los maestros que promuevan la derrota de sus reformas serán merecedores al infierno en la tierra. 

La declaración del Sargento Nuño tiene una poderosa orientación ideológica basada en la tesis de Francis Fukuyama que decretó el fin de la historia en 1992, los ideólogos de la derecha empresarial dicen que el neoliberalismo llegó para quedarse, para cancelar la esperanza, esperar más de lo mismo, para no regresar al pasado, para que no haya futuro, el pasado, presente y futuro sería poco o mucho neoliberalismo, el Status Quo regiría las leyes de la historia, la ciencia y sociedad.

La coyuntura en Oaxaca es un parteaguas en la historia de nuestro país, es la posibilidad de fortalecer la unidad popular que va iniciar un proceso para derrotar el neoliberalismo y sus contrarreformas, eso lo ha leído Nuño, por eso quiere descalificar el proceso, habla de burla en un intento desesperado para que los pregoneros de la derecha vean que la unidad magisterial-popular contra la Reforma Educativa se vea como un asunto de quienes anhelan el pasado, de los maestros “electoreros” que quieren hueso, de quienes actúan a “título personal”, de los que no piensan en los principios del movimiento.

lo falta que Nuño afirme que la lucha electoral “No es revolucionaria”, que los maestros debemos impulsar acciones “contundentes”, validar sólo la acción directa o tomar las armas para justificar un proceso de persecución y asesinato, que abandonemos a los “electoreros” con su ridículo reformismo.

  • Tenemos la obligación de leer los momentos y los tiempos, hay que hacer análisis de coyuntura para saber que táctica utilizar para cada momento, leer la realidad.

Para los dogmáticos, los principios del movimiento son una receta aplicable desde la realidad de 1979 a la fecha, los principios del movimiento son fórmulas matemáticas infalibles que se deben aplicar igual para cualquier situación, los principios están por encima de los análisis de coyuntura.

  • Si en el análisis de la realidad, o en el análisis de una situación concreta, partimos de la misma contradicción entonces, estamos obviando las premisas reales,
  • En segundo lugar las relaciones necesarias, y
  • En tercer lugar las relaciones externas, es decir, sustituimos todo un proceso de análisis-síntesis-tesis-acción política-transformación de la realidad por una supuesta tesis resultado de otro análisis de la realidad.

Dicho en otras palabras, se utiliza la misma medicina para diferentes males.

La justificación de los dogmáticos pudiera ser que cuando se trata solo la contradicción inmediatamente política se desvía de los fines preestablecidos en el programa; pero ¿De qué programa político hablamos? Fuera de las grandes consignas hacia el socialismo o el comunismo enarboladas en la CNTE, ¿Hay una ruta para concretarlas? O ¿Tenemos más de 30 años enarbolando sólo consignas? ¿El movimiento social en México está condenada sólo a “Resistir”?, se preguntaba un compañero del Movimiento Nacional del Poder Popular, decía en forma de lamento “En México deberíamos hacer un monumento a la resistencia”, tenemos desde la llegada de los españoles “resistiendo”, somos muy buenos para ello.

Compañeros y compañeras, es momento de pasar de la Resistencia a la ofensiva, la ruta hacia el socialismo debe concretarse con un plan, no solo con buenos deseos, varios de nosotros entendemos que en el camino hacia el socialismo, se debe construir un gobierno democrático popular como una fase intermedia para seguir construyendo “desde abajo” la nueva sociedad.

¿Cuál es tu opinión compañero?

 

Atentamente

“POR LA EDUCACIÓN AL SERVICIO DEL PUEBLO”

Resistir, ocupar, educar, transformar, construir poder popular

Profr. Roberto EquihuaIntegrante del Movimiento Nacional del Poder Popular (MNPP)

*https://www.facebook.com/roberto.equihua.9

 

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Nota mía: Respetuosamente me permití modificar levemente la estructura del artículo de Roberto Equihua, con la exclusiva finalidad de facilitar su lectura en el formato de Odiseo. Alfredo Macías Narro.

Sección: