PROPUESTA DE PROGRAMA EDUCATIVO EN EL CONTEXTO FAMILIAR PARA PAREJAS INFERTILES. CIENFUEGOS 2009

Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4 st1\:*{behavior:url(#ieooui) } /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin:0cm; mso-para-margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:10.0pt; font-family:"Times New Roman"; mso-ansi-language:#0400; mso-fareast-language:#0400; mso-bidi-language:#0400;}

TITULO: PROPUESTA DE PROGRAMA EDUCATIVO EN EL CONTEXTO FAMILIAR PARA PAREJAS INFERTILES. CIENFUEGOS 2009

 

 

AUTORES:

MsC. Dra Marlene del Valle Pérez

Profesora Instructor

Miembro Titular de la SOCUMEFA

CORREO: marlenev2@ucm.cfg.sld.cu

 

MsC. Dra Mirtha Amarilis Hernández López

Profesora Asistente

Miembro Titular de la SOCUMEFA

CORREO: amarilis@ucm.cfg.sld.cu

Institución: Universidad de Ciencias Médicas. Dr. Raúl Dorticós Torrado.


La preocupación por la falta de descendencia no es un tema actual, como tampoco lo son sus consecuencias y sus tratamientos.

Las distintas sociedades se han adherido de un modo global a la demanda de procreación, pero con diferencias marcadas por la mayor o menor adhesión a principios religiosos, a la pertenencia a distintos grupos culturales o sociales, o a la influencia de un determinado marco familiar. En las sociedades latinoamericanas el concepto de familia incluye como condición necesaria la presencia de hijos, y cuando estos no llegan se vive ese estado de carencia e incompletud. (1)

 

Desde 1978, la Organización Mundial de la Salud reunió un comité de expertos para argumentar el rol que ocupa la familia en la salud y proponer indicadores de análisis del estado de salud de la familia en el mundo.

 

En 1993 se formula en Cartagena de Indias la propuesta regional para la elaboración de líneas de acción en favor de las familias de América Latina y el Caribe y en ella se estimuló la inclusión del enfoque de familia en los distintos planes y programas de salud, poblacionales y sectoriales.

 

En 1994 la Organización de Naciones Unidas (ONU) establece el 15 de mayo, día internacional de la familia, como iniciativa orientada a estimular la capacidad institucional de las naciones para abordar los serios problemas relacionados con este importante grupo social.

 

En la V Conferencia Mundial de Promoción de Salud en el año 2000, se produce la llamada Declaración de México, que instó a los países a la reorientación de los servicios de salud haciendo hincapié en la familia y al establecimiento de políticas públicas que la fortalezcan. (1,2)

 

Un gran paso de avance tiene la sociedad cubana que desde su plataforma ideológica concibió la mejora de la salud del pueblo, al promulgar políticas y legislaciones que protegen la familia y contar con un sistema de atención de salud gratuito, accesible y organizado en torno a las familias de la comunidad.

La familia constituye el objeto de estudio de la medicina familiar y centro de atención integral por el Equipo Básico de Salud (EBS) junto al individuo, la comunidad y el ambiente. En ella se producen eventos vitales que influyen en el proceso salud - enfermedad y que deciden en la satisfacción de las necesidades biológicas, afectivas, educativas y económicas, entre otras, de sus integrantes, en relación con la comunidad donde se forma, se transforma y se disuelve o en otra a la cual puede migrar.

 

La salud familiar expresa la capacidad de la familia para optimizar sus recursos y disminuir su vulnerabilidad a los diferentes eventos vitales que tengan valor psicológico para ella, por tanto, la salud familiar adquiere carácter específico en cada núcleo familiar, aunque refleje regularidades generales.

 

La familia constituye el objeto de estudio de la medicina familiar y centro de atención integral por el Equipo Básico de Salud (EBS) junto al individuo, la comunidad y el ambiente. En ella se producen eventos vitales que influyen en el proceso salud - enfermedad y que deciden en la satisfacción de las necesidades biológicas, afectivas, educativas y económicas, entre otras, de sus integrantes, en relación con la comunidad donde se forma, se transforma y se disuelve o en otra a la cual puede migrar.

 

Según la Organización Mundial de la Salud, existen en el mundo aproximadamente ochenta millones de parejas con problemas de fertilidad o de concepción, es decir, unas quince de cada cien parejas no logran la fertilidad o no pueden llevar a cabo un embarazo a término. (3)

 

Estadísticas en el mundo reportan cifras que ponen de manifiesto el problema de la infertilidad, en  Chile afecta al 15% de las parejas en edad fértil, en Inglaterra afecta el (10%). En Estados Unidos desde la década de los 90 se viene reportando un incremento de la infertilidad en  mujeres de 35 a 44 años de edad (4 millones más en tan solo 6 años de este período)  además de una proporción mayor de parejas infértiles en busca de tratamiento. (3,4,5)

Según la bibliografía revisada se plantea que las cifras de infertilidad en algunas zonas pueden ser algo más baja y en otras donde existen factores adicionales puede llegar al 30% e incluso mayor, este fenómeno se ha observado en zona del África al sur del Sahara. (6,7)

En Cuba según las investigaciones se reporta que cerca del 14% de las parejas sufre infertilidad cifra similar a los países en vías de desarrollo avanzado y desarrollados (1,2)

Al realizar un estudio investigativo en el municipio de Cienfuegos durante el año 2008 en la primera etapa luego de aplicar un cuestionario para identificar la información que tienen las parejas infértiles y familiares acerca de infertilidad y salud familiar , reportó que de los 327 encuestados el 61,5 % del total corresponden a categoría de incorrecto según los elementos explorados. En cuanto a los elementos relacionados con infertilidad 77 %, salud familiar 42 %, recursos adaptativos 31 % y en apoyo social 15 %, corresponden con categoría de incorrecta la información que sobre el tema tienen las parejas y familiares.

 

En la segunda etapa de nuestra  investigación hemos tenido en cuenta el término de Programa Educativo  como un sistema de acciones y operaciones, seleccionadas y organizadas en formas de temas, que responden a las necesidades identificadas y los resultados de la primera etapa de la investigación. Este debe facilitar la adquisición de los conocimientos en educación para la salud.

 

El Programa Educativo  que se propone está concebido de manera que parejas infértiles y familiares participantes lo reciban por medio de conferencias orientadoras, impartidas por los profesionales de la salud (Médicos MGI, Ginecobstétras, Licenciados en Psicología, según el tema a impartir), en las que recibirán instrucciones sobre la infertilidad y salud familiar, encaminado fundamentalmente hacia la disminución de la repercusión sobre la salud familiar de este evento.

Preparar a  las parejas infértiles incluidas en nuestro estudio y familiares en los conocimientos necesarios para  contribuir en el  contexto de Salud Pública, a través de la promoción y la educación para la salud. Con la propuesta del programa educativo nos proponemos: Dotar a las familias y parejas de conocimientos sobre infertilidad y salud familiar, incentivar en la apropiación de sus propios recursos adaptativos para una mejor salud familiar, contribuir a que la familia y parejas infértiles utilicen sus conocimientos como fuente de apoyo dentro y fuera del hogar.

El programa educativo fue validado por expertos utilizando para  ello la técnica de Grupos Nominales no estructurados variante entre el Brain Storming y el Delphi.

El programa quedó conformado por un total de  8 encuentros y 10 actividades utilizando para su desarrollo  técnicas participativas ,  conferencias, talleres, grupos conformados entre 10 y 12 participantes, con promedio de 60 minutos cada actividad.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1.      Alvarez Sintes R. Medicina General Integral. Editorial. Ciencias Médicas. La Habana. 2008

2.      Fernández Ríos, Malbys y col. Infertilidad como evento paranormativo. Su repercusión familiar Rev Cubana Med Gen Integr v.18 n.2 Ciudad de La Habana mar.-abr. 2002. [citado 07 dic 2002] Disponible en http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21252002000200002&lng=es&nrm=iso   ISSN 0864-2125

3.      Gonçalves, J., Razera, R. Psychological evaluation test for infertile couples. Journal of Assisted Reproduction and Genetics 2002; 19 (6) pp. 269-273.

4.      Parada Muñoz Lina María. Infertilidad y pareja: construcciones narrativas como horizonte para la intervención. Rev Diversitas[on line] Jun 2006, vol.2, no 1[citado 06 mayo 2007].Disponible en http://pepsic.bvs_psi.org.br/scielo.php?script=sci_issuetoc&pid=1794-999820060001&Ing=pt&hrm=iso ISN 1794-9998. 

5.      Palacios  E. Aspectos emocionales en la infertilidad. Rev Chil Neuro-Psiquiat 2005; 40(2): 94-103

6.      Tilson D, Larsen U. Divorce in Ethiopia: the impact of early marriage and childlessness. J Biosoc Sci 2005;35(2):365-72.

7.       Gerrits T. Social and cultural aspects of infertility in Mozambique. Patient Edu Couns 2007; 34(1):39-48.

Correo del lector: