Escuela Nacional Florestan Fernandes (MST), un sueño en construcción

Escuela Nacional 'Florestan Fernandes'

  • Escuela Nacional Florestan Fernandes (MST), un sueño en construcción. Nueva formación para una nueva sociedadE

  • Imagen de archivo. Andrés Martínez.

 Por Andrés Martínez[1]

"Una fruta será fruta, sin valor de cambio,

sin que el humano se oculte en la apariencia,

la necesidad y el deseo serán los términos de equivalencia,

cuando los trabajadores perdieren la paciencia”

Mauro Luis Iasi

La Escuela Nacional Florestan Fernandes (ENFF) es un cúmulo de experiencias que proponen el desafío de profundización de cuestiones políticas, económicas y sociales referentes a las prácticas sociales del Movimiento de trabajadores rurales ‘Sin Tierra’ (MST) y de muchas otras organizaciones de trabajadores del campo y la ciudad, de organizaciones populares comprometidas con la superación de las injusticias sociales y con la solidaridad entre los pueblos.

Combinando la actividad teórica con la actividad práctica, busca enraizar una conciencia crítica que posibilite impulsar la conquista de la autonomía histórica de la clase trabajadora.

Situada en el municipio de Guararema, a 65 km de San Pablo, la ENFF fue construida por más de 1,200 militantes de veinte estados de Brasil, agrupados en brigadas de trabajo voluntario donde desarrollaron las habilidades necesarias para su edificación a través de cursos y estudios, de diferente tipo, desde alfabetización hasta arquitectura, logrando inaugurarla en enero de 2005.

Muchos de estos voluntarios han retornado a la ENFF como educandos y educandas de diferentes cursos y actividades. Así la ENFF comenzó a lograr unos de los principales objetivos propuestos: la formación de consciencia critica de acampados/as ¹ y asentados/as ² de la Reforma Agraria, pequeños agricultores y trabajadores urbanos, estudiando el cooperativismo y otras formas asociativas, la practica sustentable de la agroecología, la conservación y protección del medio ambiente, entre otros temas.

El MST identificó a este invalorable esfuerzo con la figura del sociólogo y luchador social brasileño Florestan Fernandes debido a su búsqueda incesante de un conocimiento producido por los trabajadores y para ellos, con la clara perspectiva de la transformación social superadora y en permanente lucha por ella. Fernandes, profesor universitario de profesión, de origen campesino, dedico su vida al estudio de la sociedad brasileña y latinoamericana para incidir en ella y transformarla. La importancia que le dio a la necesidad permanente de la búsqueda de “nuestro” conocimiento y constante compromiso con la transformación social hacen de él un ejemplo para el MST, para el pueblo brasileño y de toda Latinoamérica

Pedagogía

Los educandos/as que cursan las actividades de la ENFF participan de diferentes tiempos educativos. Hay tiempos reservados para las clases, lecturas, películas y también para desarrollar tareas domésticas y productivas. La ENFF no tiene funcionarios, son los propios educandos/as los que realizan el mantenimiento de la escuela. La participación en las actividades productivas de la escuela, como producción de hortalizas y frutales y cría de pequeños animales (aves y suinos), representa una contribución para el mantenimiento y el auto-sustento de la escuela.

De esta forma, el proceso pedagógico de construcción y socialización de conocimiento envuelve diferentes dimensiones que intercalan teoría y práctica, cuya característica es el compromiso del trabajo militante.

Desde hace cinco años, la ENFF brinda decenas de cursos, muchos de ellos en convenio con diferentes universidades públicas brasileñas, reconocidos por el Ministerio de Educación de Brasil y que permiten el acceso a la educación superior formal a militantes de diferentes organizaciones de todo Brasil. Estos cursos se organizan en núcleos de: cursos libres (sociología rural, derechos  humanos., pensamiento político brasileño, filosofía, comunicación y cultura, formación de jóvenes), cursos técnicos (administración de cooperativas, agropecuaria, agroecología, agroindustrias, enfermería, magisterio), de Graduación (pedagogía de la tierra, agroecología, geografía, historia, derecho, ciencias agrarias, agronomía, letras, ciencias sociales, licenciatura en educación del campo, administración, psicología, arte y educación), de especialización y posgrado (filosofía, estudios latinoamericanos, economía y desarrollo agrario, educación popular en salud, agroecología, educación de jóvenes y adultos, maestría en sociología rural, maestría en agroecología).

A su vez, se dictan cursos con el objetivo de comprender el proceso histórico, económico y político de desarrollo del capitalismo en Latinoamérica, así como las formas de organización y resistencia de la clase trabajadora en el continente, intentando rescatar el sentido internacionalista de lucha y de organización de la clase y para reflexionar sobre las formas, en que ésta, construirá una sociedad nueva, más justa y libre.

Estos cursos son:

1. Cono Sur; que ocurre anualmente y tiene una duración de 40 días, donde han participado cientos de militantes de Brasil, Paraguay, Argentina y Chile.

2. Formación de Formadores; ocurre en etapas anuales de 30 días y ya han participado militantes de Brasil, Paraguay, Venezuela, Bolivia, México, Uruguay.

3. Teoría política latinoamericana; curso con etapa única de 4 meses. Este año comenzó la 4ª generación, y con ella suman, más de doscientos militantes de más de 80 organizaciones de México, Guatemala, Nicaragua, Honduras, Cuba, Haití, Panamá, Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú, Bolivia, Paraguay, Argentina, Uruguay, Brasil, Mozambique, y Estados Unidos.

Infraestructura

La ENFF está desarrollada en un predio de 12 has. donde se propone un proyecto de recuperación y preservación de especies vegetales de diversas regiones de Brasil y del Mundo. La ENFF tiene capacidad de realizar cursos, seminarios, actividades culturales y encuentros en forma simultánea, destinando 2,400 m² para espacio pedagógico, integrado por tres aulas con capacidad total para 210 personas, dos auditorios para 100 personas cada uno, un salón multiusos para 200 personas, laboratorio de informática y una biblioteca con más de 45 mil títulos. A su vez, se destinan 1,110 m² para el alojamiento de 200 personas y 1,044 m² para cocina y comedor, este con capacidad para 400 personas.

Balance

Para quien escribe, ser uno de los 60 militantes pertenecientes a 40 organizaciones populares de 17 países de nuestra América en permanecer aquí durante 4 meses, realizando un curso sobre teoría política latinoamericana, es uno de los mayores privilegios a los que pude acceder y es la reafirmación de un compromiso ético y político con la necesaria lucha por la emancipación social.

Las respuestas aquí encontradas son pocas y muchas de ellas deberán ser colocadas como preguntas nuevamente. La experiencia de intercambio, de conocer más a fondo nuestro continente, su gente y sus problemas, fortalece la idea de pensar otra forma de organización social.

No es noticia que la humanidad está en peligro y que ese peligro lo ha creado el propio ser humano. Lo nuevo a aprender es que, aquella lejana utopía de transformación social se ha vuelto en necesidad de supervivencia de la especie humana. Esa transformación dependerá de que logremos cambiar al ser humano, a nosotros mismos, hombres y mujeres de este tiempo.

Para esa ardua tarea, la formación política es esencial. Una formación pensada por las trabajadoras y trabajadores en su forma y contenido, para atender nuestras necesidades, que nos coloque como sujetos de nuestra propia historia, que nos de elementos para criticar y criticarnos, para construir lo nuevo sin repetir errores o recetas exóticas.

De ello y de la lucha tenaz que desatemos por nuestra liberación, depende en gran parte, las posibilidades de forjar otro mundo.


¹ Son aquellos que viven en un campamento, casi siempre al costado de una ruta o camino, reclamando al Estado que determinadas tierras le sean otorgadas, debido a que no están respetando la constitución brasileña. Esta situación puede durar varios años, debido a las trabas burocráticas y políticas, cada vez mayores, para expropiar o entregar tierras.

² Son aquellos que viven en un asentamiento. Para los militantes del MST, luego de realizar el acampamento, y de lograr las tierras, comienza el proceso de asentamiento de una determinada cantidad de familias en un cierto territorio. Ese proceso es realizado por el Instituto Nacional de Colonización y Reforma Agraria (INCRA), que debe realizar todos los registros legales y a su vez, brindar, los créditos, asesoramiento técnico, aportes para vivienda y asentamiento, etc.


[1]

Estudiante de Comunicación y militante del 'Frente por Verdad y Justicia'. Integrante de la Turma Vilma Espín, IV turma del curso de teoría política latinoamericana 2010.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Nota mía: Respetuosamente me permití modificar levemente la estructura del artículo de Andrés Martínez, con la exclusiva finalidad de facilitar su lectura en el formato de Odiseo. Alfredo Macías Narro.