Es mentira que los maestros no trabajan

Jacinta Francisco Marcial*

Documento presentado en el Foro “Análisis y perspectivas de la reforma educativa” el 5 de julio de 2013 en el Centro Cultural “Manuel Gómez Morín” en Querétaro, Qro.

"En 1910 se hizo la revolución mexicana que nos heredó derechos. No se deben de perder. Rechazo completamente la reforma educativa porque pretende Privatizar la escuela pública que ha estado al servicio del pueblo. Si esto hoy no lo detenemos, nuestros hijos y nietos, vivirán como animales sin educación condicionados al sistema capitalista para toda su vida."

Buenas tardes tengan todos ustedes, mí nombre es Jacinta, soy de Santiago Mexquititlán, Municipio de Amealco. Vengo en calidad de madre de familia para defender la voz de todos aquellos investigadores, universitarios, maestros, niños, padres de familia y seres humanos que realmente trabajan por nuestra patria que es "México".

DE LOS MAESTROS

Es mentira que los maestros no trabajan, que no han estudiado, que son flojos, que necesitan examen, soy testigo de tantas desveladas que ellos sufren para tener un título, estudiar una maestría o hasta un doctorado, mis hijas son maestras, yo vendo en una escuela primaria y observo a los maestros. Ellos pasan muchas carencias para dar lo mejor en sus escuelas, a veces no comen, comparten su sueldo en navidad, día de reyes, día del niño, día de las madres, y todavía les quieren quitar ese miserable sueldo que comparten con el pueblo. Déjenme decirles que ellos tampoco ganan bien, algunos andan ganando 7 pesos al día por dar educación a un niño. Se paga más en un litro de gasolina o en una coca cola, que por la educación de un niño. ¿Por qué eso no lo dice la televisión, ni los periódicos?

Gracias a los maestros comprometidos con su labor es que mis hijos no salieron unos delincuentes, gracias a los maestros que hoy tanto critican es que mis hijos todos tienen una profesión, son humanistas, críticos, analíticos, seres pensantes. ¿De qué se quejan los que defienden la reforma educativa?, Tal vez se quejan porque estudiaron en escuelas particulares o se quejan porque a lo mejor eran flojos y reprobaron en la escuela pública con maestros inteligentes.

Por otra parte, quiero demandar una educación indígena de acuerdo a nuestra lengua, cultura, tradiciones y costumbres, donde se garantice lo que establece el artículo 2 de nuestra constitución "reconocer y garantizar el derecho de los pueblos y las comunidades indígenas a la libre determinación y en consecuencia, a la autonomía para...preservar y enriquecer sus lenguas, conocimientos y todos los elementos que constituyan su cultura e identidad", El sistema educativo hasta el momento ha contribuido a desaparecer principalmente nuestra lengua Otomí porque no hay libros de textos en nuestra lengua, en la escuela indígena se trabaja un programa nacional.

Ahora más que nunca nuestra lengua, cultura e identidad se discrimina, la pisotean y lo dejan a un lado porque en las escuelas se enseña el español lo más pronto que se puede para salir bien en las pruebas ENLACE. Hoy en las escuelas no se les enseña a vivir, se les enseña cómo resolver un examen.

A las personas que autorizan, que promueven la aplicación de estos exámenes, les solicito que lo hagan en otomí, que demuestren que son competentes e inteligentes en nuestra lengua.

Digo que la prueba enlace es un negocio, un gran negocio para el dueño de la institución que las elabora, las distribuye y las aplica. Acaso no sabe el presidente de la república, los senadores y diputados que hay escuelas en pésimas condiciones, infraestructura mal, carecen de material didáctico, algunos no cuentan con el servicio básico de luz eléctrica, que no hay quien haga limpieza en las escuelas por eso los padres de familia, alumnos y maestros son los que lo mantienen limpio.

Enlace es solo un gran negocio como la lista de cosas que se pueden vender en las escuelas, dicen que Solo se pueden vender productos con etiqueta de los amigos de la clase alta porque ellos no comen de éstos productos que tienen marcas pero que no dejan de ser chatarra, sin embargo si hacen negocio con los hijos de pobres.

Quiero decirles que si los millonarios hacen sus alianzas para ser más ricos como el pacto por México o mexicanos primero, los pobres que somos la mayoría pensemos que los ricos jamás pensaran por nuestro bienestar, pensemos que ellos están donde están porque nosotros lo hemos permitido, que no se nos olvide que la mayoría tiene el poder, el pueblo tiene el poder.

En 1910 se hizo la revolución mexicana que nos heredó derechos. No se deben de perder. Rechazo completamente la reforma educativa porque pretende Privatizar la escuela pública que ha estado al servicio del pueblo. Si esto hoy no lo detenemos, nuestros hijos y nietos, vivirán como animales sin educación condicionados al sistema capitalista para toda su vida.


* Nota de los editores: La indígena Jacinta Francisco Marcial permaneció injustamente presa de 2006 a 2009 acusada junto con Alberta Alcántara Juan y Teresa González Cornelio del “secuestro” de un grupo de policías de desaparecida la Agencia Federal de Investigación (AFI) hoy Policía Federal Ministerial; los policías se presentaron en marzo de 2006 en el mercado público del pueblo Santiago Mexquititlán, en Amealco, Querétaro, y sin portar uniforme y sin identificarse, despojaron a los comerciantes de sus mercancías, alegando que se trataba de “piratería”, lo que ocasionó un enfrentamiento entre comerciantes y los federales; Jacinta, testigo de los acontecimientos fue fotografiada por un reportero local y cinco meses después, en agosto de 2006, fue detenida, en y en diciembre de 2008, condenada a 21 años de cárcel; ante la falta de pruebas, las autoridades se vieron obligadas a retirar los cargos en septiembre de 2009. En diciembre de 2012 la PGR se negó a reparar el daño ocasionado a las tres indígenas.