Educando en valores: la necesidad de transitar a un sistema moral de valores

José Angel Rojas Villarce

 

Escuela Primaria Enrique Conrado Rébsamen.

 

Resumen: La educación en valores es un tema actual en el cual se ha pretendido generar actitudes adecuadas a las demandas de la sociedad, sin embargo el sustento del logro está implícito en el sistema de valores a aplicar, actualmente el sistema cívico ha presentado decadencias en la educación en valores lo que permite replantearnos la medida de adoptar un sistema de valores acorde a las necesidades sociales, por lo que el sistema de valores moral nos ofrece beneficios en la formación valoral de los individuos que permitirán un desarrollo social a través de sujetos que apliquen valores expresados en actitudes y que la sociedad necesita para hacer frente a la denominada crisis de valores y cultivar a las nuevas generaciones con otra perspectiva acorde a los tiempos actuales y demanda reclamada por una sociedad que busca avanzar educativamente y actuar diferente.

Palabras clave: Valores, Moral, Cívico, Sistema

Introducción

En tiempos actuales la necesidad de educar en valores se ha consagrado como una temática esencial en el desarrollo social de los países, todo ello debido a la denominada por diversos autores “crisis de valores”, la cual acarrea comportamientos no deseados que van en aumento por parte de los integrantes de la sociedad, para lo cual debe de replantearse el sistema de valores sobre el cual trabajar y planificar la dirección valoral en cual trabajar y para cultivar en los individuos desde edades tempranas valores estructurados y delimitados a partir de un sistema; en la actualidad en México se aplica el sistema de valores cívico, establecido en el plan de estudios para la educación básica en México (2011), que fundamenta que los valores a formar y desarrollar se regirán a través de la asignatura formación cívica y ética, en la cual se otorga más peso a la educación en valores aplicada en base a derechos humanos, democratización y respeto hacia los lineamientos establecidos en la Constitución Mexicana y demás normas publicas de convivencia.

Desarrollo

Cabe señalar que se ha desplegado una gama de investigadores que dan crédito a otros sistemas de valores adecuados a la era social que se vive en estos momentos, tal es el caso de Lopez (2009) que estipula que se ha ocasionado por la vía de la globalización una crisis general, principalmente en el apartado de la moral, lo que requiere de ocuparse de la moralidad en la formación educativa, esto debido a que en el mundo hay aspectos que predominan en la actualidad y que son la pluralidad derivada de la movilidad de productos, personas y ahora hasta de valores y la incertidumbre ocasionada por la desfragmentación social, ambiental y crisis moral en la que viven las sociedades en tiempos actuales, ambas situaciones fundamentan la necesidad de replantearnos a través de qué sistema debe de educarse y dirigirse la formación en valores..

Tomando como partida el fundamento anterior, los valores deben de educarse, deben formar a la sociedad y a las futuras generaciones para dar un sustento al correcto desarrollo de un país, en el caso de México se comenta demasiado sobre las actitudes que marcan comportamientos delimitados por anti-valores ya que se están perdiendo las buenas maneras en la interacción social, mas sin embargo se da un realce sobre el acatar la legalidad y las consecuencias que se adquieren si un individuo incumple con las normas como medida de control y orden.

Como sustento Touriñan (2008) estipula que un sistema de valores implica categorías en las cuales un valor entra en contacto con otros, y que dichos sistemas pueden ser diversos: sociales, morales, afectivos, religiosos, ecológicos, cívicos, etc.

En base a lo anterior, es necesario señalar que el sistema es la base sobre la cual se cultivará la jerarquización de valores, cabe señalar que el presente estudio pretende fundamentar a través de qué sistema trabajar la formación valorativa, ya que es el primer paso para formar los valores en una sociedad y educarlos en los alumnos que serán las futuras generaciones de un país, en México el sistema valorativo es el civismo, el cual en base a la Real Academia Española es el comportamiento respetuoso del ciudadano con las normas de convivencia pública.

Por su parte, Sierra (1991), nos remite a la raíz de la palabra y estipula que la palabra civismo se deriva etimológicamente del vocablo latino civis, que significa miembro, con todos los derechos, de la civitas o comunidad política, de lo cual se desprende que el civismo es el conjunto de ideas, sentimientos, actitudes y hábitos que hacen de los individuos y grupos buenos miembros de las comunidades políticas en que se integran, el civismo se halla en estrecha relación con la justicia legal.

Como puede apreciarse, el civismo está estrechamente ligado a términos como ciudadanía, convivencia pública, justicia legal, entre otras de igual delimitación, el civismo es un sistema sobre el cual se educan valores, lo que quiere decir que el individuo será formado en base al celo y respeto por las instituciones que rigen a la sociedad, pero aquí ingresa en tiempos actuales la nueva formación en valores, la cual no debe de ser dirigida para formar individuos que tengan que respetar  a sus semejantes solo porque hay una institución o varias que aplican justicia y ejercen coerción para un correcto actuar, y que sancionarán si uno no lleva a cabo comportamientos congruentes, sino que actualmente debe de educarse a un individuo en valores en base a un sistema que permita formar su personalidad sin limitaciones o temor a alguna represión, además de que el aspecto político va ligado con un peso enorme en dicho sistema valorativo.

Como lo señala Cifuentes (2008), la educación ético-cívica supone que el alumnado posea conocimientos racionales y reflexión crítica sobre valores morales y cívicos, sobre la democracia y sus instituciones y la fragilidad de los sistemas de convivencia humanos; pero el autor difiere en lo que la autora ha señalado, ya que tratar valores morales y cívicos genera un conflicto a la hora de la enseñanza y formación de valores, ya que ambos son sistemas de valores diferentes con cualidades y aspectos que forman individuos con diferentes bases valorales.

Ahora es necesario establecer que el sistema de valores moral, retomando lo señalado por López (2009). que nos introduce a la moral como necesaria en la formación valoral de las sociedades, la moral en base a la Real Academia Española es todo aquello perteneciente o relativo a las acciones o caracteres de las personas, desde un punto de visto de la bondad o malicia.

La  moral considerada en 1922 por Pedro Kropotkin, contiene bases diferentes al aspecto cívico, y enseña a la moral como la ruta del porvenir, que en lugar de dividir a los hombres en amos y esclavos; en gobernantes y gobernados, será la expresión de la libre colaboración colectiva de todos para el bien común.

Aquí que sea de gran importancia delimitar que la moral forma y busca el bien común, libre decisión de cada individuo, y no relaciona a un bienestar político-social de unos sobre otros, sino una sociedad ideal.

Martínez (2011) en una investigación para la Universidad de Murcia señala que la moral es un fenómeno universal y absolutamente necesario para la supervivencia de los pueblos y de los individuos.

Por su parte Palacios (2009), plasma que la moral es una guía para el obrar, es decir, orienta acerca del bien o del mal, de lo correcto o incorrecto de una acción, proviene del latín mores cuyo significado es costumbre, es la suma total del conocimiento adquirido con respecto a lo más alto, bueno y noble a lo que una persona se apega, la moral es objeto de la ética y está por encima de lo físico, es todo lo que se somete a todo valor y la conducta del hombre refleja la moral individual y esta a su vez es el fundamento de la moral social.

Sobre lo anterior Gatto (1996) establece que moral y política constituyen dos prácticas de diferente naturaleza, la moral constituye desde el punto de vista un conjunto de principios de toda conducta humana, es un orden que dice lo que correcto y sin la moral, sería imposible cualquier rudimento de vida colectiva.

Es necesario ahora determinar que es el valor para así esclarecer si la moral debe de ser el sistema sobre el cual deben de educarse en valores a las futuras generaciones.

En base a Chacón (1997), los valores son una parte importante de la vida espiritual e ideológica de la sociedad y del mundo interno de los individuos, los mismos son una producción de la conciencia (social e individual) en el contexto de las relaciones sociales dadas en la actividad del sujeto y existen en unidad y diferencia con los antivalores. El contenido del sistema de valores expresa las condiciones sociales, económicas  de una época en específico.

La autora anterior señala que los valores morales son los parámetros que nos permiten juzgar si un acto es moralmente bueno o malo, conforme a los acuerdos implícitos o explícitos que ha denotado una sociedad. Existen características que a pesar de la diversidad de cultura y de pensamientos, son comunes para determinar si un valor realmente lo es.

Es por ello que el sistema de valores moral es indispensable, ya que desde el individuo se marcan pautas de comportamientos y actitudes sustentadas en lo bueno y lo malo, lo correcto de lo incorrecto, por el simple hecho de ser un acto de una manera u otra, y no poniendo un interés sobre el otro y demostrando actitudes solo porque si no son de una manera se aplicaría un castigo o una afectación coercitiva, los valores deben de formarse considerando lo que la sociedad ha cultivado y demostrado a través de actos que es lo que es bueno hacer y que no, esto a través de los valores morales, además de que en México es necesario transitar de una educación cívica a una educación moral, adecuada a la actualidad.

Por lo tanto el sistema de valores moral debe ser el parte aguas sobre el cual deben educarse a las futuras generaciones, ya que en tiempos actuales es necesario resolver la crisis valorativa y retomar la verdadera educación en valores, además de que en base a la Real Academia Española, educar es desarrollar o perfeccionar las facultades intelectuales y morales del niño o del joven por medio de preceptos, ejercicios, ejemplos; por ello la moralidad ya viene implícita en el ámbito educativo, por sustento y por raíz si se pretende formar y desarrollar en valores, el aspecto cívico queda a un lado y la moral como sistema entra en juego para resolver los conflictos valorales en tiempos presentes y que no solo atañen a un país, sino que la moral debe ser un sistema importante en tiempos de globalización y pérdida de valores que tanto aqueja a las sociedades modernas.

Como lo estipula De la Cruz (2009), educar en valores es igual que educar moralmente, lo que es igual a educar, ya que los valores enseñan al individuo a comportarse, una vez interiorizados se convierten en guías y pautas de conducta que marcan directrices de comportamientos coherentes, ideales, indicadores del camino a seguir.

Ahora en México es momento de replantearse si el sistema de valores cívico debe de retirarse y dar el salto a un sistema de valores moral en la educación de los alumnos del país, ya que generaría resultados eficientes y formaría una sociedad diferente a la que tanto se critica en tiempos presentes, asimismo Meza (1999) señala que el factor que justifica el interés por los valores es sin duda la crisis crónica e integral y ya moral que padece la sociedad, en la cual se van perdiendo los valores y estipula que debe replantearse la educación cívica que se imparte actualmente en las escuelas ya que la moral debe entrar en juego.

La moral tiene que intervenir en la formación valorativa estudiantil para que las futuras generaciones lleven a cabo actitudes positivas y ejerzan sus valores en la sociedad y ya no por ser obligados a actuar de alguna manera en específico, sino que se formen y desarrollen desde lo interno, desde lo individual y extenderse a lo social para así poder ofrecer conductas ejemplares en la sociedad dignas de ser representativas de una sociedad moderna.

Asimismo Peña & Suarez (2001), plasman que la formación de los valores morales es un imperativo de nuestros tiempos, tiempos complejos, para muchos confusos y de alternativas comprometedoras donde la proyección de una personalidad ética definida (presente y futura) es decisiva para toda la humanidad en general y en particular para nuestro país, como vía de preservación y continuidad de nuestra cultura e identidad.

Asimismo las autoras anteriores estipulan que hay un proceso de crisis de valores, representada por diversos fenómenos como conductas negativas, actos delictivos, indisciplina social y laboral, unido a la subversión de la actividad profesional, es una muestra evidente de la necesidad de asumir una actitud preventiva y práctica, por todos los factores que se entrecruzan e influyen en esa compleja tarea.

Conclusión.

Debe de estipularse que cualquier aspecto que involucre valores, ya sean estrategias, metodologías, programas o sistema de tareas antes de indagar acerca del problema a resolver, debe de plantearse sobre qué sistema trabajar ya que si se omite este paso, difícilmente se dará un resultado favorable, ya que debe de señalarse a través de cual sistema valorativo se trabajará, que características posee y evadir cualquier confusión ya que cada sistema posee su propia base, a través del sistema de valores cívico siempre se educara en valores en base a formar la democracia en la sociedad a través de temáticas como lo son los derechos humanos y el celo por las instituciones gubernamentales, asimismo se generará un nivel de cumplimiento dirigido a respetar a los demás individuos solo porque hay un orden que puede castigar o generar consecuencias a uno mismo,  por otra parte el sistema de valores moral debe de trabajarse considerando lo bueno y malo de un acto, aprender a dirigir comportamientos por la mejor vía para no afectar a los demás integrantes de la sociedad, pero formándolo desde el interior del individuo para que este aplique valores expresados en actitudes por convicción propia sabiendo lo bueno y lo malo de un acto, y no a través de coacción social o temor hacia una reprimenda, ya que el termino valor implica que el individuo cultive su formación moral a partir de su interior y no por voluntad obligada de otra persona o institución.

A partir de delimitar el sistema de valores con el cual se trabajara, ya se puede empezar a analizar al valor en especifico a formar, porque el valor tendrá características propias del sistema, lo que ofrecerá una fundamentación adecuada y permitirá desarrollar valores de manera concisa y positiva.

Como diversos autores lo estipularon, se debe de considerar a la actualidad social y sus características especificas para poder educar en valores, no se puede seguir el mismo patrón de hace diez o veinte años, ya que generará negativas en la sociedad como actualmente se observan en México, es necesario adecuar la formación de valores en base al sistema moral, ya estudiado y sustentado por diversos investigadores como la dirección sobre la cual formar a las futuras generaciones y la que mejor conviene en estos tiempos.

Referencias

Chacon, N. (1997). La formacion de valores morales, propuesta metodologica. En la Cumbre Internacional de Educación, celebrada en México en 1997: Universidad Pedagógica Enrique José  Varona, Cuba.

Cifuentes, L. (2008) La educacion y los valores civicos. Revista en linea, avances en supervision educativa. España.

De la Cruz, F. (2009) La necesidad de la educación en valores en educación primaria. Revista en linea, Innovación y experiencias educativas.

Gatto, H. (1996) Moral y política. Revista en línea, Relaciones.

Kropotkin, P. (1922) Origen y evolución de la moral. Libro en línea. Recuperado de http://bivir.uacj.mx/LibrosElectronicosLibres/

López, M. (2009). Hacia una visión ética que renueve y sea renovada por la educación. Perfiles educativos, 123.

Martinez, E. (2011). La ética cívica como núcleo de la educación moral en una sociedad pluralista. Sitio oficial de la Universidad de Murcia, España.

Meza, A. (1999). La política educativa y la formación cívica y ética en México. Revista Xictli, 36.

Palacios, C. (2009). La moral: un concepto, muchas interpretaciones. Revista en línea Contribuciones a las Ciencias Sociales.

Peña, M. & Suarez, C. (2001). La formación de los valores morales en los estudiantes universitarios. Revista Pedagogía Universitaria, 1.

Plan de estudios para la educación básica (2011). México: Secretaria de educación pública.

Real Academia Española en lìnea. Recuperado de http://www.rae.es/rae.html

Sierra, B (1991). Gran Enciclopedia Rialp (GER), Tomo 5.

Touriñán, J. M. (2008). Educación en valores, educación intercultural y formación para la convivencia pacífica. España: Netbiblo.