Los ejes de formación del XIII Curso Taller del Educador Popular Parte I

Arturo Espinoza Maldonado*
Militante de base de la Sección XVIII – CNTE

El presente escrito, tiene la intención de ser un primer acercamiento a XIII Curso Taller del Educador Popular, en cuanto al contenido de formación que presenta. Así mismo se plantea un segundo texto para hablar sobre la experiencia vivida dentro del Curso Taller y finalmente un tercer texto, en el cual daríamos a conocer nuestro punto de vista sobre las tareas y expectativas que deja en el ámbito de la formación para la continuidad de la lucha por la derogación de la Reforma Educativa. Aquí dejamos entonces, la primera entrega que comprende un primer acercamiento en cuanto a los contenidos de formación, desglosados en los ejes que el movimiento colocó para darle sentido pedagógico a uno de los espacios más importantes que el magisterio michoacano ha construido como estrategia de formación para la lucha y hermanamientos con movimientos sociales a nivel estatal, nacional e internacional.

Un primer acercamiento

La estrategia de una formación colectiva desde el movimiento, constituye el acto pedagógico más relevante que como Sección XVIII hemos consolidado desde ya hace más de una década. En su edición 2016, el “Curso Taller del Educador Popular” impulsado por la Sección XVIII del CNTE, tiene como propósito fundamental seguir avanzando en la concreción del Programa Democrático de Educación y Cultura para Michoacán y a su vez seguir contribuyendo con los demás contingentes democráticos de educadores del País a la edificación de un Modelo de Educación contra-hegemónico al anunciado y con pretensiones de concretar en las escuelas por parte de la Secretaria de Educación, el llamado “Modelo Educativo 2016” y su propuesta curricular. Como sabemos dicho modelo educativo es un encargo de la OCDE hacía nuestro País, para concretar el fin de la Escuela Pública y desmantelar la identidad, la práctica pedagógica de los maestros y de paso sus derechos laborales.

La aspiración de nuestro movimiento no es solamente incidir en la política educativa de nuestro País, es también contribuir con el fortalecimiento del movimiento social y popular, es por esta razón que en nuestro “Curso Taller del Educador Popular” la formación de todos los asistentes es el motor que nos mueve, en la idea de generar una militancia inteligente y combativa en todos los campo de la vida y sus dimensiones, ya sea económica, ecológica, política, pedagógica, cultural, entre otras.

Con el lema “A pasos de gigantes fortalecemos la organización popular, constituyéndonos en sujetos histórico-culturales, colectivos y transformadores para avanzar en la construcción de una nueva Patria, la buena educación y el buen vivir” los maestros, padres de familia, estudiantes, jóvenes y niños asistentes a las conferencias, mesas de análisis y talleres, nos constituimos en un gran colectivo pedagógico, partiendo del principio educativo horizontal freiriano “Quien enseña aprende al enseñar y quien aprende enseña al aprender.”[ CITATION Fre96 \l 2058 ]. Dicho fundamento epistemológico nos convoca a plantearnos una relación de democracia cognitiva, donde lo importante es la aportación desde el contexto, la cultura y la experiencia de cada uno de los participantes, a través de una orientación pedagógica y política de corte emancipador.

El colectivo pedagógico comunitario que constituye la columna vertebral del Curso Taller del Educador Popular, tiene un extraordinario acompañamiento nacional e Internacional de intelectuales, líderes de movimientos sociales y militantes comprometidos con el fortalecimiento de la organización popular desde una perspectiva política y pedagógica. Dicho acompañamiento podemos sostener, es el más avanzado en términos de construir una América libre para todos. Sin embargo, habría que aclarar que, nuestro principal instrumento de orientación para una práctica democrática y transformadora es el Proyecto Político Sindical y el Programa Democrático de Educación y Cultura para el Estado de Michoacán, referentes que nos dotan de identidad y de un alto contenido ético y organizativo para vincularnos a la agenda emancipadora que sostienen diferentes movimientos nacionales y latinoamericanos, la cual hasta el día de hoy, aunque es amplia, es muy concreta, y ha coadyuvado para crear líneas estratégicas para el diseño curricular de prácticas educativas progresistas al interior de nuestras escuelas y comunidad.

Los ejes de formación de nuestro “Curso Taller del Educador Popular”

Los objetivos de un movimiento social, sólo son susceptibles de lograrse gracias a dos aspectos fundamentales, su nivel de organización y su nivel de formación, estos dos elementos garantizan que se concrete la construcción y solución de la agenda de lucha. Por tal motivo, es importante aclarar cuáles son los ejes de formación estratégicos que, en el “Curso Taller del Educador Popular” se privilegian para la formación y actuación de una militancia transformadora.

  1. Eje Político

La lectura política del contexto es de suma importancia, ya que al encontrar las relaciones de dominación desde una perspectiva crítica, nos vemos en la posibilidad de encontrar la salida. Taquigrafiar la sociedad es un oficio que se monopolizó por la academia, principalmente a través de los estudios sociológicos conservadores. El día de hoy resulta prioritario denunciar el mundo que tenemos y a través de la práctica, la organización, el estudio y la lucha, enunciar el mundo que queremos. Esta anterior condición nos brinda la posibilidad de constituirnos como sujetos históricos y protagónicos.

Vislumbrar cuales son los proyectos hegemónicos de dominación, explotación, saqueo, y de monopolización del conocimiento, actos que llevan a un proceso de degradación de nuestro mundo y de una agudización de la humanización, resultan ser una tarea de alta relevancia para ubicar nuestra posición en el mundo y trazar la derrota de este tipo de políticas que día a día se tragan al mundo y a todos los seres vivos que lo habitan.

Dentro de la lectura del contexto cabe destacar la situación de nuestro sindicato y la cuestión de los trabajadores del País, Latinoamérica y el mundo. Cabe recordar que las primeras agresiones del capitalismo han sido en contra de la clase trabajadora, al considerarla como el sujeto revolucionario a vencer. En los últimos años esta posición se ha profundizado a través de una serie de reformas laborales a todos los sectores del mundo del trabajo, en concreto hacía aquellos que integran sindicatos fuertes y con una visión política más allá de lo gremial, basta recordar el atentado político que desmanteló el Sindicato Mexicano de Electricistas. Ahora a partir del 2013 y hasta la fecha la intentona de pulverizar los derechos laborales de los Trabajadores de la Educación, en el cual el magisterio democrático del País al margen del SNTE, se ha aglutinado en torno a la derogación de la Reforma Educativa y Laboral que no solamente afecta a los profesores, sino también a padres de familia, alumnos y comunidades.

Lo anterior nos indica que el día de hoy tenemos que fortalecer la formación política para el logro y establecimiento de una política social para el buen vivir y para la buena educación, situación que sólo se logrará sí se genera una nueva práctica política generada desde el poder popular, en la cual una pedagogía del movimiento aplicada por estudiantes, maestros y padres de familia, involucrados en tareas educadoras, organizativas, de resistencia y de construcción pueden seriamente contribuir.

  1. Eje Organizativo / Popular

Los proyectos de muerte de diferente índole, ya sean políticos, económicos, sociales, culturales y desde luego educativos que invaden y saquean a la nación, tanto en entornos locales, urbanos y nacionales, se rigen bajo el principio de la acumulación del capital, la explotación del hombre y la naturaleza, convirtiendo muchas de nuestras comunidades, pueblos y ciudades en plenos cementerios, que pueden dar ejemplo de la destrucción que ocasionan las voraces trasnacionales, bajo la complicidad de la burguesía nacional y la clase política tecnócrata.

Bajo el cliché de Megaproyectos los neoliberales privatizan el agua, se apropian de tierras productivas, generan daños ambientales irreversibles, trazan caminos rápidos para la entrada y salida de mercancías, pero también de minerales que son propiedad de la nación. Día a día se sustituye la agricultura tradicional, para instalar en su lugar un desierto verde, el cual consiste en grandes monocultivos artificiales que hacen estragos en la biodiversidad. Sin embargo, también habría que mencionar los cultivos de probeta, los cuales consisten en llevarse a cabo en laboratorios, donde prácticamente desaparece la semilla original, la tierra al quedar suplantada por un laboratorio y el propio campesino al perder su materia de trabajo.

La amenaza y avance de la pérdida de la soberanía nacional, la justicia y la democracia popular, ha facilitado que estos proyectos de muerte se instalen en nuestro País. Resultado de la agresión se han venido conformado movimientos, colectivos, comunidades enteras, organizadas en el entramado horizontal organizativo popular en todo el territorio que, dentro del marco formativo que ofrece el “Curso Taller del Educador Popular” se le da una clara visibilidad, no solamente por los diagnósticos e investigaciones que el movimiento educador de la Sección XVIII tiene en su poder, sino por su participación ya desde hace muchos años en movimientos de lucha de corte organizativo popular en México y Latinoamérica en defensa de la vida en el planeta, la soberanía alimentaria, vía campesina y la vinculación estratégica con el Movimiento Sin Tierra de Brasil, entre otros. Cabe resaltar que sólo en esta temática, ya que la vinculación que se tiene es más amplia, producto de los puntos de la agenda de lucha que se ha trazado. También es importante decir que el propio movimiento sustentado en el PDECEM, ha consolidado procesos organizativos populares en escuelas y comunidades, a través de diferentes programas educativos, culturales y comunitarios, desde la comisión de Gestión Educativa y Gestión Popular.

En suma, la organización popular resulta ser una estructura interesante para el momento actual de esta gran batalla contra los proyectos y programas neoliberales, pues en esencia es una estructura educadora, con un carácter de movilización y organización a manera de síntesis dialéctica, por su dependencia y complementariedad. En términos educacionales la organización popular que hará frente a la ofensiva de los criminales neoliberales, deberá debatir, colocar y asumir principios que en la práctica militante se posicione de la colectividad, la solidaridad, la formación desde la práctica, la honestidad, el principio de la curiosidad como elemento vital del conocer y transformar. El Curso Taller del Educador Popular, observa a la escuela como una organización popular, una escuela que no está separada de la vida, donde sus maestros, estudiantes, maestros y comunidad asumen una militancia pedagógica que trasciende la práctica burocrática de la escuela tradicional, una escuela que dimensiona la organicidad, comisiones, programas desde la agenda de lucha por un mundo más generoso para todos

  1. Eje Pedagógico

El proyecto Democrático de Educación y Cultura tiene ya una larga vida, al menos desde 1989, se tiene ya la aspiración de transformar el Modelo Educativo Neoliberal, planteamiento que aparece como una tarea urgente en los lineamientos y principios políticos del MDM, el movimiento democrático michoacano en su congreso democrático en el punto 10, se propuso “…impulsar una Nueva Educación democrática para las masas, impulsando la formación crítica y revolucionaria para la transformación social de nuestro País, en beneficio de los trabajadores y los demás explotados y oprimidos” Así mismo esta idea de gran calado y de algunas prácticas emergentes, se sostuvo hasta la elaboración de nuestro Proyecto Político Sindical en 1995, el programa sindical en sus tareas centrales, específicamente la tercera, dice: “Construir un Proyecto Alternativo de Educación”. Tarea que se despliega en el mismo año en el Proyecto de Educación y Cultura PDEC.

El XIII Curso Taller del Educador Popular, reconoce la importancia de generalizar el Programa Democrático de Educación y Cultura para Michoacán (PDECEM) para su concreción en todas las comunidades donde exista una Escuela, por ello sus asistentes a partir de una presencia activa y una actitud transformadora, se interiorizan con el programa y se comprometen con su concreción, tanto en el espacio comunitario como en el espacio escolar. El asistente al curso-taller, conoce, debate y socializa el recorrido de la educación neoliberal, al menos desde el sexenio de Miguel de la Madrid, hasta el actual Peñanietista. También de manera profunda conoce, debate, socializa y se compromete a generalizar nuestro Programa Alternativo, discutiendo puntos centrales como los siguientes: a) Antecedentes del programa; b) Crítica a las últimas ofensivas del régimen a la educación pública; c) El modelo de sociedad que queremos; d) el modelo de educación; e) Los perfiles del sujeto; f) Las dimensiones, o grandes planos de transformación educativa; g) Líneas estratégicas (mínimos de conocimiento); h) el nuevo modelo pedagógico ( fines, planos de transformación, fundamentos); i) disciplinas del conocimiento; j) Modelo didáctico (planeación) y; k) las condiciones necesarias para la transformación educativa. Todo lo anterior también con la intención de contribuir desde una condición de poder de base para enriquecer el programa educativo alternativo.

  1. El eje jurídico

Finalmente, el último eje de formación del Curso Taller, es el jurídico, el cual resalta la lucha por la derogación de la reforma desde ese plano, en especial los derechos laborales y los ceses ya eminentes de algunos compañeros a nivel nacional. En este eje se propone conocer las luchas históricas de los trabajadores contra las iniciativas ilegales de los gobiernos y empresarios. Se trata de dotar al trabajador de elementos fundamentales del área jurídica. En este eje es eminente el crecimiento del movimiento y su vinculación con organizaciones de abogados democráticos y potenciación de su propia área jurídica para hacer frente a las agresiones del Estado en este terreno.

La esencia del Curso Taller del Educador en lo que respecta a los contenidos de formación, creemos es de gran importancia para iniciar un ciclo escolar en la modalidad de paro indefinido, para continuar con el acercamiento con los padres de familia, organizaciones sociales, urbanas, campesinas, colectivos en el ámbito de la nueva economía, la cultura, el arte y la defensa territorial. Es decir en los próximos días el Movimiento Magisterial de la Sección XVIII continuará tejiendo la red de aprendizajes, conocimientos, y habilidades para seguir tejiendo la amplia red de resistencia y construcción que nos distingue.


*Militante de base de la Sección XVIII – CNTE
Dr. Pedagogía Crítica y Educación Popular
Mtro. En Sociología de la Educación
Lic. En Educación por la Escuela Normal Rural “Vasco de Quiroga”

Sección: