Agregador de canales de noticias

Modelo educativo: estrategia electoral y privatizadora

Bitácora Educativa - 2017, Marzo 28 - 12:30

Lev Moujahid Velásquez

Publicado en: Insurgencia Magisterial 

El nuevo “Modelo Educativo para la Educación Obligatoria. Educar para la Libertad y la Creatividad” se presenta en un gran evento de relumbrón que no podría entenderse sino en el contexto coyuntural que se define por la abierta carrera hacia la sucesión presidencial y la conducción de la nación, así como la crisis de legitimidad que atraviesa la administración de Enrique Peña Nieto, pero también el PRI y sus posibilidades transexenales en el poder.

Entre los varios síntomas de ingobernabilidad que se han manifestado en el presente sexenio destacan los cuatro meses de paro magisterial –que de mayo a septiembre de 2016 consolidaron un ambiente generalizado de rechazo a la reforma educativa– que fue documentado ampliamente por los medios de comunicación, expresado en los análisis de las políticas de gobierno y reflejado entre los informes de los centros de inteligencia, en los que la resistencia docente aparece como un foco rojo para la seguridad nacional.

De suerte que el modelo educativo, inexistente en la praxis después de cinco años de oscurantismo pedagógico, se parece más a una plataforma electoral para recuperar la legitimidad y la gobernabilidad desde su punto más crítico: la reforma educativa. Tal plataforma comenzó, incluso, con el arribo de Aurelio Nuño a la SEP, pero toma mayor consistencia a través de una etapa prolongada de propaganda mediática so pretexto de consultar lo que se dio a conocer como documentos de discusión en 2016.

El nuevo modelo sólo será útil mientras aparezca en el discurso presidencial echando las campanas al vuelo porque ha nacido una “revolución educativa”, en tanto sirva para la persuasión del voto y el activismo político cada vez que los altos funcionarios públicos puedan seguir declarando, con sus matices cada uno, que los avances y la viabilidad de la reforma educacional se verán concretados si se da la continuidad del priismo en el próximo gobierno, de otro modo, un proyecto diferente que plantee la ruptura con el actual, pondría en riesgo el esfuerzo de todos los mexicanos.

Los tiempos del modelo educativo están encadenados a los del proceso electoral, más allá de éste perderá importancia en la agenda nacional; la evidencia implacable de su intrascendencia está en la ruta de aplicación en las escuelas, habrá que esperar hasta agosto-septiembre de 2018; es decir, después de las elecciones, en los últimos cuatro o cinco meses del actual gobierno, cuando ya estén empacando sus maletas para irse y al margen de poder concretar cualquier política pública por la transición hacia la nueva administración.

De ahí que sus conceptos pedagógicos repetidos, desgastados por la incongruencia entre el discurso y la realidad cotidiana de las escuelas –pero también de la sociedad– no hayan encontrado un lugar común donde habitar y que sean ejemplos palpables, vivos y orgánicos de que lo escrito en papel tenga evidencias; primero de que la reforma sea educativa y segundo de que haya dado muestras exitosas dignas de recuperarse. El propio slogan “educar para la libertad y la creatividad”, es la antítesis con la que se gobierna en México: el ejército en la calle intimidando a la sociedad civil es indicativo suficiente de tal incongruencia.

Además de ser una plataforma política, este modelo es la estrategia con la que hace dos décadas se inició el desmantelamiento del sistema educativo nacional público, el cual ha pasado de la descentralización federal a los estados, en algunos casos hasta la municipalización y ahora transita por esta nueva fase que coloca la “escuela al centro” como su atomización en núcleos separados de unidades autofinanciables, con la intervención cada vez más activa de la sociedad en el sostenimiento económico de las escuelas.

La pulverización de los sistemas educativos públicos no es la intención ocurrente de los políticos mexicanos, sino parte de las reconfiguraciones que se dan en la nueva organización de los consorcios económicos exitosos que se han acoplado a los cambios del capitalismo y sus revoluciones tecnológicas.

Betsy DeVos, la recién nombrada secretaria de educación en Estados Unidos, y además esposa del director ejecutivo de Amway, encarna el ideal de nueva empresa cuya base es el trabajo piramidal, en redes personales de vendedores y vendedoras, que sin ningún sistema de interrelaciones físicas o laborables que los vincule, generan nuevos patrones de autogestión individual de la economía empresarial y de consumo personal en línea. De hecho, para la señora DeVos, el sistema educativo conocido hasta hoy es obsoleto y debería funcionar en la misma lógica de su emporio familiar, para tal efecto la inversión estatal tendría que hacerse de forma directa a los centros escolares, tanto públicos como privados para la autogestión de escuelas, currículos y modelos de aprendizaje que sean ofertas diversas en el mercado educativo. De hecho su propuesta más fina es la financiación personal a través de un sistema de vouchers para el ejercicio real de la libertad de consumo, así que no sería difícil imaginar escenarios similares para el contexto mexicano como parte del proceso descentralizador que forma parte de este modelo educativo.

Cuando el modelo para la educación obligatoria mexicano plantea que el desafío del siglo XX fue la cobertura y que el del siglo XXI debe ser la calidad, nos está anunciando el abandono de cuatro millones de menores en edad de estudiar que no están en la escuela, de miles de planteles rurales o urbano marginales en los que aún prevalecen carencias estructurales, pero que no serán parte de esa concreción de la política educativa que se presume llegará a cada centro escolar, porque no los incluye a todos por igual, sino que dependerá del número de alumnos y sus resultados.

Asimismo, la reconcentración escolar es una medida de la escuela al centro, en la que Aurelio Nuño propuso eliminar 100 mil planteles de organización incompleta, los cuales atienden una población dispersa que representa un 15 por ciento en el universo total de alumnos, absolutamente prescindibles, porque no son sujetos de consumo, porque su capital cognitivo no servirá para acrecentar la economía del empresario, según demuestran los bajos niveles de aprendizaje medidos en las evaluaciones externas que justifican su exclusión.

El derecho universal a educarse en el lugar de residencia, por el sólo hecho de ser mexicano, ya no será una prioridad, mucho menos es una propuesta inclusiva según sus propios preceptos, porque la calidad educativa sólo llegará a las ciudades, a las zonas de crecimiento poblacional y desarrollo económico del campo; será accesible únicamente para los que cumplan con las mediciones estandarizadas de los aprendizajes, con lo cual se violenta el principio pedagógico de la educación integral y humanista que se pregona en el modelo educativo.

Este proceso de pulverización va en avanzada en el sector de la formación docente, donde Ana María Luz Aceves Estrada, quien fuera premiada como “vendedora diamante” por la empresa Amway –propiedad de la familia de Betsy DeVos– es la actual titular de la Coordinación Nacional del Servicio Profesional Docente. Hasta hoy, la exvendedora estelar de Amway no ha aplicado ninguno de los trece principios pedagógicos de la labor docente que se describen en el modelo educativo, pero sí ha llevado a cabo los de su matriz ideológica economicista: la entrega de recursos públicos a través de contratos exclusivos con instituciones privadas como el Tecnológico de Monterrey, la capacitación docente precarizada desde espacios virtuales y la eliminación de instituciones públicas para la formación continua, como es el caso de los Centros de Maestros.

Finalmente, es necesario decir que sí hay una revolución educativa, pero no por decreto presidencial, sino que se gesta desde seno del magisterio democrático, se cultiva en las comunidades autónomas y experiencias colectivas de educación popular; se discute, construye y valora de forma permanente en encuentros de redes y congresos pedagógicos alternativos. Sin embargo, ninguna de sus aportaciones que han hecho crisis en el paradigma impuesto por la globalización económica, están presentes en el nuevo modelo educativo para la educación obligatoria.

Autor: Sección: Tema: Etiquetas:
Categorías: Portada

El 13 congreso de la CNTE

MarcaTexto - 2017, Marzo 28 - 08:06

El 13 congreso de la CNTE

*Imagen cortesía de El Fisgón y La Jornada-160416.

Luis Hernández Navarro

La Jornada/280317.

A contracorriente, escasos meses después de librar con éxito la madre de todas las batallas contra la reforma educativa, el magisterio democrático nacional se reunió para hacer el balance de la jornada de lucha y prepararse para luchar por la democratización de su sindicato, de la educación y del país.

El 13 congreso nacional ordinario de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) se efectuó en Ciudad de México entre el 24 y 26 de marzo pasados, precedido por fuertes protestas contra el gasolinazo, producto –según la coordinadora– de las reformas estructurales, en lo general, y de la reforma energética, en particular.

Estas protestas, de acuerdo con el diagnóstico del magisterio democrático, tienen como antecedente inmediato, los 124 días de huelga de los trabajadores de la educación por la abrogación de la reforma educativa, el incansable batallar de los padres de los 43 jóvenes de Ayotzinapa desaparecidos por la presentación con vida de sus hijos y centenares de luchas contra las reformas estructurales y sus efectos.

El congreso anterior de la coordinadora, el número 12, tuvo lugar en Chilpancingo, Guerrero, durante los días 19, 20 y 21 de diciembre de 2014. Allí se acordó estallar la huelga magisterial-popular contra la reforma educativa que puso de cabeza al país entre mayo y septiembre del año pasado.

Los congresos nacionales son el máximo órgano de gobierno de la CNTE. A lo largo de su historia ha efectuado 13 encuentros ordinarios de este tipo, dos extraordinarios, y múltiples asambleas nacionales representativas, foros y actos político sindicales.

Esta intensa vida asociativa se ha efectuado sin apoyo oficial alguno, y al margen de los estatutos del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), al que pertenecen todos los integrantes de la coordinadora. Sus reuniones son resultado de la voluntad de los maestros de base y de su vocación autónoma y autogestiva. Sus acuerdos no tienen consecuencias legales de ningún tipo, pero sí un indudable impacto en el terreno educativo, sindical y político; se cumplen por la libre decisión de quienes los toman. 

La existencia misma de la CNTE, sus congresos y reuniones, así como sus movilizaciones son expresión del ejercicio de una forma particular de democracia radical. La celebración de los congresos nacionales está antecedida por la realización de congresos y asambleas estatales donde se nombran delegados y deliberan propuestas. Esta práctica de consulta a las bases explica el porqué de su sobrevivencia a casi 38 años de su formación, a pesar de todos los intentos hechos por el liderazgo del SNTE y por innumerables funcionarios públicos por desaparecerla y/o cooptarla.

La coordinadora efectuó su primer congreso ordinario entre el 27 y el 30 de septiembre de 1990, casi 11 años después de su fundación. Habían pasado 15 meses desde la movilización nacional más importante en su historia, que precipitó la salida del cacique Carlos Jonguitud Barrios, la disolución del grupo Vanguardia Revolucionaria y el arribo a la dirección nacional del sindicato de Elba Esther Gordillo.

En ese momento, las diferencias entre los dirigentes de la CNTE eran muy grandes. Elba Esther había logrado cooptar a algunos líderes regionales y, con la ayuda de un equipo de asesores que le acercó Manuel Camacho, había entablado buenas relaciones con sectores importantes de la intelectualidad y la academia. Complicando más las cosas, algunas corrientes opositoras se incorporaron al comité nacional del SNTE con la ilusión (que se mostraría a todas luces fallida) de que, desde allí, era factible democratizar el sindicato.

Ese primer congreso dotó a la coordinadora de documentos básicos, pliego petitorio y un plan de acción nacional, para tratar de unificar y coordinar sus acciones. Allí se definió a la CNTE como una organización de masas conformada por los trabajadores de la educación democráticos del país, independiente de la burguesía y su Estado, del charrismo sindical y de cualquier organismo político.

En aquel entonces, la coordinadora se describió a sí misma como frente de clase, en el que participan trabajadores de la educación que aceptan el principio universal de la lucha de clases, independientemente de su color, sexo, credo religioso e ideología política.

En ese primer congreso, los dirigentes estaban preocupados por el reflujo vivido después de la primavera magisterial de abril y mayo de 1989. Según su diagnóstico, ello era producto no de la dinámica natural de los movimientos de este tipo, sino de la falta de un proyecto sindical clasista, de la ausencia de un plan de acción consensuado nacionalmente y de la polarización de las diferencias internas.

Casi 28 años después de ese primer congreso, las conclusiones a las que llegó el 13 son, a un tiempo, muestra de fidelidad a este proyecto original de independencia y autonomía de clase, y expresión de una propuesta político-sindical mucho más compleja, sofisticada y elaborada. Una propuesta que, más allá de las demandas estrictamente gremiales, propone luchar explícitamente contra el imperialismo y el colonialismo interno, y unir en un referente nacional, al pueblo y al magisterio en la abrogación de las reformas estructurales. 

Investigadores, analistas y comunicadores enemigos del movimiento, han elaborado, para consumo de la opinión pública, una versión caricaturizada del magisterio nacional, que sirve para denostarlos pero que nada tiene que ver con la realidad.

Las conclusiones a las que llegó el 13 congreso de la coordinadora son un recordatorio de qué tan equivocados están en sus juicios. Si no quieren seguir errando no les vendría mal ponerse a estudiar a la CNTE.

 * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Nota mía: Respetuosamente me permití modificar levemente la estructura del artículo de Luis Hernández Navarro, con la exclusiva finalidad de facilitar su lectura en el formato de Odiseo. Alfredo Macías Narro.

Sección: Tema: Etiquetas:
Categorías: Portada

México… Al filo de la navaja

Bitácora Educativa - 2017, Marzo 27 - 11:50

México… Al filo de la navaja

*Imagen cortesía del compañero caricaturista Bertelli.

Alfredo Macías Narro

Febrero del 2017.

A manera de introducción

Las relaciones entre México y los Estados Unidos de América históricamente han sido de toda índole, menos tersas o amistosas.

En el siglo XIX, desde sus inicios, los Estados Unidos habían construido su visión de política de seguridad nacional, mediante la implantación forzada en toda América de su hegemonía militar, política y comercial, a través de la expansión territorial, económica e ideológica:

“Ya desde 1823 el Presidente de los Estados Unidos, James Monroe había enunciado la ahora famosa doctrina que lleva su nombre y que se resume en la frase “América para los americanos” que entrañaba una clara advertencia a las potencias europeas para que no se entrometieran en los asuntos internos de América Latina.  Más tarde, con la teoría del 'Destino Manifiesto' (1845) de John L. O’ Sullivan, los Estados Unidos enfatizarían su “destino revelador” de paladines y defensores de los derechos de los países latinoamericanos ante los gobiernos tiranos de Europa. Estados Unidos, había establecido como estrategia la compra y conquista de nuevas tierras. Pasando por tres etapas claramente diferenciadas en el siglo XIX: 

1. Primera etapa:(1800 a 1819).- Busca la anexión ya sea por compra o por cesión de territorios que aún controlan Francia y España en Norteamérica. De esta forma, se anexan la Louisiana, Indiana, Illinois, Mississippi, Alabama y Florida, tierras de gran importancia desde el punto de vista agrícola y comercial. En el caso de la Louisiana fue comprada a Francia por once millones de dólares obteniendo con ella una salida al Golfo de México a través del puerto privilegiado de Nueva Orleáns que les serviría para sus avances comerciales  y territoriales.  

2. Segunda etapa:(1835 a 1848).- Pretenden extender su frontera hasta el Océano Pacífico. El hecho más importante de este período es la separación (1836) y la anexión de Texas (1845) y la guerra con México (1846-1848) a través de la cual adquirían los estados de Nuevo México, California y Arizona. En California se podía contar con el Puerto de San Francisco para comerciar con Asia. 

3. Tercera etapa:(1860 a 1890).-Se define como un desplazamiento hacia el oeste y exterminio de tribus indias, impulsada por la búsqueda de oro y tierras”. [1]

El expansionismo estadounidense tuvo dos marcados rumbos; la expansión al oeste, en busca de unir el atlántico con el pacífico y adueñarse de las extensas praderas del medio y bajo oeste y el extensionismo territorial hacia el sur.

No nos vamos s detener en el análisis de las causas de la guerra contra México, excepción hecha quizá del paralelismo causal de la política en nuestro país, entonces y ahora, así como las personalidades presidenciales gringas, concomitantemente dignas de consultorio psiquiátrico, del James K. Polk de entonces y el Donald Trump de ahora.

Los antecedentes inmediatos a la intervención norteamericana

“En 1845, Polk envió a John Slidell

[2]

a la Ciudad de México con la encomienda de imponer cuatro puntos de importancia estratégica para los EUA, a saber:

1. Negociar la frontera del Río Grande (conocido como Río Bravo del Norte en México).

2. Llegar a algún acuerdo respecto de las demandas del dinero que México debía a los ciudadanos estadounidenses.

3. Polk pensó que podría vincular ambas cosas y perdonar esa deuda a cambio de que México reconociera la frontera del Río Grande.

4. Sondear el posible interés del gobierno mexicano en vender la alta California y Nuevo México.

Luego, casi como idea tardía, Polk le pidió a Slidell que tanteara el interés del gobierno mexicano en vender California y Nuevo México. Entonces esos eran los cuatro objetivos de Slidell: establecer la frontera del Río Grande, resolver la cuestión de las demandas, y la posible compra de California y Nuevo México”.

[3]

De acuerdo con Sam W. Haynes, historiador de la Universidad de Texas en Arlington:

“James Knox Polk era un abogado de pueblo, un hombre provinciano tanto en su perspectiva como en sus gustos (…) Dentro de lo que sabemos, sus únicos materiales de lectura eran documentos gubernamentales y las Escrituras. Era un hombre cuya mente estaba cerrada a las abstracciones y a las nuevas ideas (…) A Polk no le gustaba delegar autoridad, y por lo tanto se involucró en los asuntos cotidianos de los miembros de su gabinete (…) Las sutilezas de las negociaciones diplomáticas entre las naciones eran algo incomprensible para una persona como James K. Polk. Él practicaba una política en la cuerda floja. En realidad, no importaba que el país fuera México o La Gran Bretaña: Su posición para negociar era la misma. Polk realmente creía que podía presionar a ambas naciones y lograr que se rindieran a las exigencias estadounidenses”.

[4]

“A Polk no le importaba la reacción mexicana. Cuando envió a Slidell a la Ciudad de México, aparentemente nunca consideró que esto tendría un impacto desastroso en las relaciones entre Estados Unidos y México. Algunas personas son de la opinión que esto sugiere cierto desdén de Polk hacia el pueblo mexicano, y creo que es un argumento válido. Polk estaba completamente inconsciente de la posición y el temperamento mexicanos. Simplemente no le importaba”.

[5]

“Así, el gobierno de Valentín Gómez Farías, hacía uso de sus facultades cuando el 11 de enero de 1847 decreta la ocupación de los bienes de manos muertas, para destinarlas al auxilio de las tropas que defendían el territorio nacional. Las corporaciones eclesiásticas se resisten a entregar al gobierno los títulos de las fincas; el gobierno encarga al gobernador del Distrito que adquiera los títulos, Juan José Baz procedió incontinenti a ejecutar lo mandado; en respuesta, el clero se propuso quitar a Gómez Farías del poder”.

[6]

 La traición de los ‘polkos’; la Iglesia y la derecha reaccionaria

“Los “Polkos” se pronuncian en contra del gobierno de Valentín Gómez Farías, presidente sustituto de Antonio López de Santa Anna. El hecho ocurre mientras el país está siendo invadido por los Estados Unidos. Matías de la Peña Barragán, se subleva en protesta por el decreto de ocupación de los bienes de la iglesia para obtener recursos para sostener la guerra contra los invasores norteamericanos. La Iglesia había colaborado antes con el gobierno porque temía que los norteamericanos impusieran la libertad de cultos.”

[7]

“El ‘Plan para la Restauración de los Verdaderos Principios Federativos’, exige la derogación de dicha ley y el regreso de Santa Anna a la presidencia. Los batallones de “polkos” son comandados por oficiales surgidos de las clases acomodadas y se les llama así, porque sus jefes son aficionados a bailar polkas, baile de moda; pero también, por su actitud ante la invasión, ya que son partidarios del presidente Polk de los Estados Unidos, de quien se dice recibieron no menos de cincuenta mil dólares para estallar su movimiento. Tiene éxito la recomendación del presidente Polk a sus jefes militares en campaña contra México, de alentar sublevaciones militares e indígenas (como sucedió en Xichú y otros pueblos), de promover el alejamiento de la población de su gobierno y de incitar a la gente a adoptar una actitud neutral ante la invasión norteamericana.”

[8]

“Mientras tanto, en el Congreso dividido, de inmediato los diputados se entramparán en violentas discusiones: se apodarán con epítetos de traidores, perversos, corrompidos y otros… El clero financia la guerra civil de modo que los pronunciados están bien pertrechados mientras que los han ido a Veracruz a combatir a los ejércitos invasores de Estados Unidos, padecen por falta de provisiones….”

[9]

 El cónsul norteamericano Black John escribe acerca del suceso:

“¿Qué pueden pensar las naciones extranjeras de esta gente, que bajo ninguna circunstancia deja de entregarse a luchas civiles para aniquilarse recíprocamente, no obstante que más de la mitad de su país se encuentra ocupado por fuerzas extranjeras, y la otra en peligro de correr la misma suerte? Su conducta los exhibe como incapaces, tanto para gobernarse por sí mismos, como para ser gobernados por los demás, aunque su proceder los arrastra a este último destino, hasta el grado de que, si persisten un poco más, no dejaran otra alternativa a nuestro país que someterlos a su protección paternal.”

Pese a la oposición formal de muchos congresistas y algunos gobernadores, en general los estadounidenses aceptan como un mal necesario la invasión a México y concretar sus ambiciones territoriales, en pos de la materialización de su ‘Destino Manifiesto’

[10]

Esto es cierto, sin embargo la centenaria relación entre los territorios de América del Norte y sus pueblos, antes de la impostura hegemónica de los nuevos amos blancos, inmigrantes en su inmensa mayoría por cierto, generaron una añeja y sólida tradición cultural que pervive hasta nuestros días. La cultura chicana es una clara muestra de ello.

Ante la denodada, pero débil y dispersa resistencia mexicana, Polk no lograba comprender por qué México seguía luchando. A medida que la guerra se prolongaba, el movimiento antibélico en Estados Unidos seguía creciendo; y tal como sucedió contra la guerra contra Vietnam en los años 60 y 70 del S. XX o la resistencia contra Trump en este 2017, Estados Unidos comenzó a encontrarse en un callejón del que no parece haber una salida diplomática a la vista.

De qué son capaces los gringos

En los turbulentos días de psicosis bélica que corren, sería un craso y tendencioso error, falto de visión histórica, el pretender que la historia moderna del terrorismo comenzó el 11 de septiembre, con el autoataque contra las torres gemelas del Centro Mundial de Comercio (WTC, por sus siglas en inglés) de la ciudad de Nueva York y contra el Centro Estratégico del Comando Militar estadounidense, mejor conocido como "El Pentágono". Es menester detenerse a reflexionar profundamente en las causas, añejas y complicadas que han desembocado en esta situación.

No, la historia moderna del terrorismo, en que se ha involucrado el gobierno norteamericano, comenzó la noche del 15 de febrero de 1898, en que el buque de guerra norteamericano "Maine" voló en pedazos en el puerto de La Habana y sirvió como pretexto para que los Estados Unidos declarase la guerra en contra de España, a quién le atribuyeron dicho acto de "sabotaje terrorista" y que tuvo como desenlace, que los norteamericanos se apoderaran de Cuba y de Filipinas.

La verdad se supo no mucho después de eso. Fueron los propios norteamericanos quiénes realizaron el atentado, sin importar que asesinasen con ello a sus propios marinos. El objetivo era construir un "casus belli" contra España, que tuviese la legitimidad suficiente ante los ojos del pueblo de los E.U.A. y que enfocara hacia un enemigo visible y bien identificable, sus entendib1es sentimientos de revancha.

Las razones económicas por las que los gringos desplazaron a España del dominio político, administrativo de Cuba y Filipinas fue, en el primer caso, de establecer una ‘puerta de entrada’ a tierras mexicanas mediante el dominio de la isla caribeña, a la sazón la mayor y más importante y, desde luego, apoderarse de la producción y comercio del azúcar, por entonces uno de los más grandes del mundo.

En el caso de las Filipinas, era estratégico para los EUA apoderarse de la Alta California para, por un lado, consolidar una etapa vital de su ‘Destino Manifiesto’ o sea su movimiento expansionista hacia el sur y el suroeste.

Recordemos que la antigua Nueva España mantenía la principal ruta comercial marítima con el lejano oriente (China y Japón, principalmente) de todo el continente americano (la añeja y legendaria ‘Nao de China’) y, con el despojo a México de Sn. Francisco, podían ahora desplazar la ruta comercial de Acapulco hacia el norte. El voluminoso tráfico humano de personas desde china, para la construcción de la red ferroviaria norteamericana fue uno de los ‘logros’ que obtuvieron.

La historia se vuelve a repetir la noche del 6 al 7 de diciembre de 1941, cuando, a pesar de que el código secreto japonés, el famoso "Código Púrpura" ya había sido descifrado por la inteligencia militar norteamericana y se sabía con suficiente anticipación del ataque nipón a las islas Hawaii.

Resulta curioso, por decir lo menos, que presentaran a su Flota del Pacífico inerme, como un apetitoso cebo, para la armada japonesa (trampa en la que ingenuamente cayeron éstos) y, sin embargo, la flotilla de sus valiosos portaaviones había salido, con sospechosa oportunidad, de maniobras en la víspera del ataque aéreo. El gobierno de los E.U.A. guardó silencio, a fin de que ocurriese el ataque y se pudiese empujar al pueblo norteamericano a una guerra que no quería.

En Europa, los norteamericanos (de día) y los ingleses (de noche), comenzaron los eufemísticamente llamados "ataques estratégicos", que no eran otra cosa que el bombardeo indiscriminado contra la población civil alemana; ¿El saldo? Más de medio millón de civiles alemanes muertos y poco menos de setecientos mil gravemente heridos (tan sólo en la ciudad alemana de Dresden, hubo más de cien mil civiles muertos, la mayor parte abrasados por las llamas o asfixiados por la falta de oxígeno y los gases venenosos en los bombardeos incendiarios nocturnos de los días 13 y 14 de febrero de 1944).

El único (hasta ahora) bombardeo nuclear genocida fue cometido por los gringos

Al otro lado del mundo, las cosas fueron igualmente dramáticas. Antes del ataque nuclear contra las ciudades japonesas de Hiroshima (el 6 de agosto) y Nagasaki (el 9 de agosto) de 1945, los norteamericanos repitieron la trágicamente probada fórmula de bombardeos masivos de terror en contra de la población civil en varias ciudades japonesas, como Kobe, Kyoto, Nagoya, Osaka y, principalmente, contra Tokio, con bombas incendiarias y latas de fósforo líquido (para avivar los incendios en las construcciones civiles, mayoritariamente hechas de madera). Destaca el ataque contra la capital japonesa, efectuado la noche del 24 de noviembre de 1944, que causó un incendio de enormes proporciones y causó más de diez mil muertos. El resultado del empleo de bombas nucleares, causó en ambas ciudades japonesas, cerca de ciento treinta mil muertes (tan sólo en el primer contacto); las muertes posteriores por exposición a la radiación y por quemaduras, se estima en al menos cerca de cien mil personas más.

Y, a propósito de México, casi nadie recuerda el controvertido motivo de la entrada de nuestro país en la segunda guerra mundial: El hundimiento de los buques mexicanos "Potrero del Llano" y "Faja de Oro", acaecido los días 13 y 20 de mayo de 1942 en aguas del Golfo de México, presuntamente a manos de submarinos alemanes. Sin embargo, en diversos círculos nacionales, incluyendo a militares de alto rango,

[11]

se ha sospechado siempre que tales acciones corrieron a cargo de sumergibles y/o barcos de superficie norteamericanos.

El ‘Casus Belli’ ¿mexicano?

Para ser más precisos, es menester recordar los poco claros acontecimientos relacionados que precipitaron la entrada de México en la Segunda Guerra Mundial.

El ataque al “Potrero del Llano”. En torno a las causas propiciatorias de la entrada de México a la contienda, probablemente la más conocida (y tal vez insuficientemente discutida y estudiada) es el ataque al buque tanque “Potrero del Llano”, ocurrido hacia la media noche del día  13 de mayo de 1942, a corta distancia de la ciudad de Miami. No hay rastro de tal sumergible; solamente el guardacostas

[12]

norteamericano “Némesis” aparece de la nada para rescatar a los sobrevivientes.

El ataque al “Faja de Oro”. El día 20 de mayo de 1942, un segundo buque tanque de Pemex es atacado y hundido, cerca de las costas de "Key West" ("Cayo Hueso"), Fla. USA, y al igual que en el caso del hundimiento del "Potrero del Llano", acaecido el día 13 de ese mismo mes y año, hay múltiples contradicciones e inconsistencias en las condiciones en que ocurrió.

De acuerdo con los datos históricos conocidos, el "Faja de Oro" viajaba en lastre, es decir vacío; provenía del pequeño puerto industrial de Marcus Hook, Del. USA, tras haber descargado 56 mil barriles de crudo, con rumbo a su fondeadero habitual en el puerto de Tampico, Tamps. Méx. Las versiones de los sobrevivientes son, al igual que en el caso del hundimiento del “Potrero del llano”, muy contradictorias; las versiones van desde la afirmación que el buque había embestido y echado a pique al submarino, hasta la discrepancia en el método de ataque sufrido pues, en tanto unos afirman que fue por fuego de cañón, otros afirman que fueron torpedeados. La discrepancia en la hora del ataque es notable; hay quien asegura que fue a las 20:15 hrs. Del 20 de mayo, en tanto que otros consignan que acaeció a las 4:21 hrs. del día 21

[13]

.

Finalmente, los sobrevivientes fueron rescatados por el omnipresente guardacostas norteamericano "Némesis", mismo que participó en el rescate de los náufragos del "Potrero del Llano" apenas un par de semanas antes.

[14]

Los países occidentales en  general y los Estados Unidos en particular, se suelen presentar a sí mismos como una especie de paladines de la libertad y la democracia. La mezcolanza de artimañas, engaños y cinismo con que aquéllos han sojuzgado por la fuerza a muchas naciones y sociedades enteras, aún a costa de sacrificar, en muchas ocasiones, a sus propios conciudadanos.

Es aterrador y aberrante conocer como los gobiernos inescrupulosos y sanguinarios de los Estados Unidos de América, han empujado a la guerra a naciones enteras bajo el influjo de la propaganda tendenciosa, la mentira abierta y la fuerza bruta.

Con base en estos hechos, el día 28 de mayo de 1942, México declara la guerra a los países del Eje.

[15]

El ulterior desarrollo de la escalada de violencia, desatada por los Estados Unidos, la Gran Bretaña y sus "aliados", (eufemísticamente llamada en los medios, desde "guerra contra el terrorismo", hasta "acciones de respuesta"), ha alentado que algunas voces, incluso dentro de los propios Estados Unidos, se hayan empezado a dejar oír, no sólo para llamar urgentemente a la paz mundial o hacer una moción de cordura a los dirigentes del mal llamado "mundo libre", sino para hurgar en la casi perdida memoria histórica y encontrar los, ahora censurados, casos de injerencia terrorista de los norteamericanos en otros lados del mundo.

Entre tantos, encontramos una nota periodística

[16]

relativa a la entrevista concedida al diario “Jornal do Brasil" por el ingeniero químico estadounidense Robert Muller Hayes, de la que cito textualmente:

"Hayes trabajó para la Agencia Central de Inteligencia (CIA) entre 1972 - 1976, cuando el país era gobernado por una dictadura militar apoyada por Washington. En ese periodo se dedicó a cosechar informaciones comprometedoras sobre políticos, sindicalistas y militares brasileños, y también fue encargado de asesinar a militantes de izquierda latinoamericanos que estaban en Brasil. Hayes afirma que organizó el asesinato de un grupo de chilenos y cubanos que estaban refugiados en la casa de un sacerdote en Sao Paulo, pero no reveló sus nombres. Su colaboración habría cesado en 1976, cuando se negó a aceptar una <propuesta indecorosa> que recibió de la CIA: preparar un atentado terrorista en Sao Paulo, contra el propio consulado estadounidense, un teatro vecino a la representación diplomática o la Catedral Metropolitana. Según el ex agente, los actos serían atribuidos a organizaciones de lucha armada de izquierda, que en ese entonces combatían la dictadura militar que gobernó Brasil entre 1964 y 1985".

En ese punto, refiere Hayes: "...ellos superaron el límite. Yo seguía una regla sencilla: sólo mataba a personas malas,(sic) nada de inocentes, mujeres y niños. Es necesario mantener ciertos principios y cuando me negué a participar en ese plan, pasé a ser perseguido y amenazado de muerte". 

Como puede desprenderse de las declaraciones de Hayes, el gobierno de los Estados Unidos ha estado más que dispuesto a reeditar el episodio del hundimiento del "Maine" cuantas veces lo considere conveniente y en los lugares que, a sus intereses económicos, políticos y militares, les resulta redituable.

¡Cuidado, mucho cuidado! con cualquier provocación contra la embajada y/o algunos consulados gringos… Mucho cuidado con que incendien el WTC de la Cd. de México o que secuestren y linchen a algunos turistas estadounidenses los auténticos terroristas de la CIA.

Impidamos a toda costa que Trump y sus halcones puedan edificar un Casus Belli contra México. El siguiente paso sería una intervención armada directa. Igual de Polk en 1845, ya lo dijo Trump en 2017: “Si no saben gobernarse solos, hay que darles una ayudadita”.

El nacionalismo patriótico; allá y aquí

La encarnación de la resistencia a la transculturación de los chicanos en territorio estadounidense, lo representan los ‘Boinas cafés’ (‘Brown berrets’), cuyo movimiento, aunque disminuido y soterrado, todo apunta a su resurgimiento. Su objetivo principal en sus inicios, fue concretar la ideología chicana, establecida en ‘El Plan Espiritual de Aztlán’

[17]

, que implicaba intervenir en las políticas de las instituciones que involucraban a chicanos: Educación, policía, seguridad social, e inmigración. Como organización, los ‘Boinas cafés’ han realizado nutridas manifestaciones, así como otras acciones locales en el sur de California, convocadas para mostrarle al público en general la opresión y el racismo que prevalecían sobre los chicanos.

La resistencia antitrumpista hará resurgir con una gran fuerza y vitalidad a esos dignos descendientes de mexicanos, en los antiguos terruños, otrora nuestros por ley, pero que siguen siendo fieles a la ancestral raigambre, basada en los usos, costumbres, lenguaje y orgullo por su raza; La Raza, así con mayúsculas, como le denominan desde California hasta Texas y de Chicago a Nueva York.

La ascensión imparable de la derecha más primitiva y estólida en los EUA, se configura como un extraordinario peligro para el mundo entero. Numerosos analistas, periodistas, economistas e investigadores sociales dan cuenta de ello en diferentes foros y en diversos tonos. Por ejemplo, Adolfo Gilly dice:

“En una carta de septiembre pasado (2016) Marshall Sahlins, admirable antropólogo nacido en Chicago en 1930, escribió:

‘Los mexicanos son para Trump lo que los judíos eran para Hitler: violadores, traficantes de drogas, asesinos, una degenerada raza criminal que debe ser arrestada y deportada para preservar la pureza de los estadunidenses y la mera existencia de la patria’.

[18] 

En el sentido de resistencia ante las autoritarias iniciativas trumpistas, son notables los comunicados de los alcaldes de N. York, Bill de Blasio y de Los Angeles Eric Garcetti:

“Nueva York y Los Angeles, las dos mayores "ciudades santuario" de Estados Unidos, prometieron resistir al castigo de Donald Trump y seguir protegiendo a sus inmigrantes sin papeles”.

"Protegeremos a toda nuestra gente sin importar de dónde vienen y sin importar su estatus migratorio", dijo el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, en una conferencia de prensa convocada a las prisas luego de que el flamante presidente Trump firmara decretos contra los inmigrantes”.

“La decisión de Trump de cortar fondos federales a la policía de las cerca de 300 "ciudades santuario" del país será "contraproducente" y las tornará menos seguras, añadió”.

"Separar a las familias y cortar financiación a cualquier ciudad -especialmente a Los Angeles, por donde entra el 40% de las mercaderías estadunidenses, y por cuyo aeropuerto viajaron más de 80 millones de pasajeros el año pasado- pone la seguridad personal y la salud económica de toda nuestra nación en riesgo", advirtió asimismo el alcalde Eric Garcetti en un comunicado”.

“El alcalde de Los Angeles aseguró que su ciudad seguirá siendo tolerante y dará la bienvenida a todas las personas "sin importar lo que suceda en Washington DC".

“Los alcaldes de otras cuatro ciudades californianas, San Francisco, Oakland, San José y Berkeley, también denunciaron el decreto de Trump en un comunicado conjunto”.

Justamente a contrapelo de estas medidas de protección, el gobierno del estado de Texas (pero como no) está a punto de declarar ilegales las ciudades santuario en su territorio. De prosperar esta propuesta, tal vez Arizona y Nuevo México le sigan a continuación.

A diferencia de lo que está ocurriendo en la Unión Americana, en México el endeble e ilegítimo gobierno de Peña Nieto trata formar, al lado de la Iglesia y de la derecha más recalcitrante una especie de ‘Unidad Nacional’ que, al menos en la parte formal es una cosa de risa.

Es una postura rayana en la esquizofrenia que los convocantes a marchas y manifestaciones callejeras de la ‘Unidad Nacional’ de marras sean, justamente, los procuradores de la represión y la mano dura; figuras deleznables como la de la Sra. Isabel Miranda de Wallace (eterna vividora de la manipulación de la figura del hijo secuestrado/asesinado) o la ominosa cuan caricaturesca facha de Claudio ‘X’ González (presidente de la fascista organización ‘Mexicanos Primero’), entre otros igualmente nefastos.

Estos nuevos ‘Polkos’, buscan simple y llanamente defender sus intereses particulares, como permanecer en el TLCAN o seguir medrando en el último lugar de la OCDE, a cambio de jugosos cuan turbios negocios.

El gobierno peñista, tal como ocurrió con el gabinete mexicano de 1845, se apresta a declarar más titubeantes mentiras, en busca de una fortaleza que nunca ha tenido y de la legitimidad que jamás ha gozado.

A manera de conclusiones

Han comenzado a dividirse las voces en torno a estos falaces llamados a una ‘Unidad Nacional’ que simple y llanamente no existe, porque no puede existir.

Algunas opiniones de respetables compañeros analistas dicen, a la manera de la famosa tesis de Mao-Tse-Tung: ‘Primero el enemigo de afuera… Después el enemigo de adentro’, en referencia a enfrentar en alianza temporal a los japoneses con los nacionalistas encabezados por Chiang-Kay-Chek, durante la invasión a China de 1939.

Otras visiones, nos hablan de dar la espalda al oportunismo de la derecha y el gobierno y comenzar a erigir un Frente Amplio Democrático y Popular.

¿Quiénes deberán encabezar este movimiento de abajo? La respuesta no es sencilla, pero es de suma urgencia formularla. La primera respuesta, a botepronto, es obvia; Andrés Manuel López Obrador… Quizá. Si se quita de la cabeza esas tonterías de la república amorosa y demás, al tratar por tercera vez acceder al poder a través de las urnas. No. Sabemos que nuevamente le cerrarán el paso, mediante un nuevo fraude o por medidas más extremas y, en todo caso ¿realmente intentaría un cambio de fondo, pacífico y no claudicante? Lo dudo mucho.

Creo que estamos ante el descarnado fin de una democracia que sólo existió por breves instantes en 1999-2000. Es tiempo de una dirigencia fuerte, independiente y No partidista, que conduzca con honestidad y claridad los designios del pueblo ¿Marcos o como sea que se haga llamar ahora? No, no ha abierto la boca. ¿Mireles? No, tampoco; está encarcelado y muy enfermo.

Creo que este nuevo liderazgo, individual quizá, deberá surgir y abrirse paso a golpes de popularidad y honestidad política directamente desde abajo y rindiendo cuentas a las masas, en una marea que, o es ascendente y en crecimiento o no será.

Finalmente, manifiesto que al igual que muchos compatriotas hombres y mujeres con vergüenza y dignidad, estoy dispuesto a defender a mi país contra ese invasor yanqui del nuevo siglo, que asoma su colmillo inmundo tras la sombra ignominiosa de un muro; sólo lamento no tener esa misma certeza acerca de las ‘armas nacionales’, pues no sé a quién le dispararán, llegado el caso.  

[1]

“México y la primera intervención norteamericana”. Tte. Navío SDN. Prof. Leticia Rivera Cabrieles Mtra. en Historia. Documento en PDF.

[2]

Ex senador,  fue delegado en México en los meses que precedieron al estallido de la guerra entre ese país y Estados Unidos.

[3]

http://www.pbs.org/kera/usmexicanwar/prelude/jp_bluffs_and_boundaries_esp.html

[4]

Íbid.

[5]

Íbid.

[6]

Doralicia Carmona Dávila. http://www.memoriapoliticademexico.org/Efemerides/2/26021847.html

[7]

Íbid.

[8]

Íbid.

[9]

Íbid.

 

[10]

La doctrina del ‘Destino Manifiesto’ (en inglés, ‘Manifest Destiny’) es una frase e idea que expresa la creencia en que Estados Unidos de América es una nación destinada a expandirse desde las costas del Atlántico hasta el Pacífico. Esta idea es también usada por los partidarios para justificar otras adquisiciones territoriales. Los partidarios de esta ideología creen que la expansión no solo es buena, sino también obvia (manifiesta) y certera (destino). Esta ideología podría resumirse en la frase: «Por la Autoridad Divina o de Dios». https://es.wikipedia.org/wiki/Doctrina_del_destino_manifiesto La frase pasó a convertirse con el tiempo en una doctrina.

[11]

Omito dar sus nombres, excepto el de mi propio padre; el Teniente Coronel Piloto Aviador, Alfredo Macías Jaime, veterano del Escuadrón Aéreo de Pelea 201, de la Fuerza Aérea Expedicionaria Mexicana, (unidad de caza-bombardeo, que entró en acción del lado de los aliados contra los japoneses en el teatro del pacífico) y con una distinguida carrera militar de treinta años en la Fuerza Aérea Mexicana. Estoy cierto de que esto no obra en contra de su honor y su memoria, sino por el contrario, lo enaltece y lo ennoblece aún más.

[12]

Cabe la aclaración que estos pequeños y veloces buques van armados con cañones y tubos lanzatorpedos.

[13]

N del A. Cabe hacer mención que en los pocos datos oficiales que encontramos del "Némesis", no se hace menión de ninguno de estos hechos.

[14]

Testimonio de Ricardo Gallardo Figueroa, conocido popularmente como "El Negro Gallardo", fue un tripulante sobreviviente del buque petrolero "Potrero del Llano". http://www.noroeste.com.mx/pub/139294

[15]

Ver del autor la obra  “Fuerza Aérea Mexicana; una travesía histórica”, Pp. 19-22.               http://odiseo.com.mx/category/autor/alfredo-macias-narro  

[16]

En páginas interiores del diario mexicano La Jornada. Octubre del 2001.

16 El Grito del Norte (Alburquerque, New Mexico). -- Vol. 2,  no. 9 (Jul. 6, 1969). Autoría de Alurista. Registro ICAA 803398. Investigación de Tere Romero.

[18]

Adolfo Gilly. ‘El presidente Trump y la República Mexicana’. La Jornada. 151116.

Autor: Sección: Tema: Etiquetas:
Categorías: Portada

Hasta que la dignidad se haga costumbre

MarcaTexto - 2017, Febrero 23 - 10:59

Hasta que la dignidad se haga costumbre

Francisco López Bárcenas

La Jornada/230217.

Todo marchaba conforme a lo programado hasta que Estela Hernández, hija de Jacinta Francisco Marcial, tomó el micrófono y dijo su palabra. Desde el principio fue al grano, dijo;

“Es lamentable y vergonzoso que hubieran pasado 11 años para que la Procuraduría General de la República reconociera, obligada por un juez, que el proceso contra mi madre, igual que contra Alberta Alcántara y Teresa Hernández, las tres mujeres hñahñus acusadas de secuestrar a seis policías federales en agosto de 2006, fue un error”. 

El murmullo del auditorio ‘Jaime Torres Bodet’, en el Museo Nacional de Antropología, cedió su lugar a un silencio más solemne que el acto mismo. El acto preparado para que el Estado mexicano reconociera la inocencia de las tres mujeres procesadas injustamente y les ofreciera una disculpa pública se transformó en un espacio para la denuncia de la represión estatal, la falta de justicia, la inseguridad, la discriminación y el racismo.

Es probable que Teresa no mirara el efecto que sus palabras causaba entre los presentes, sobre todo la incomodidad en que colocó al procurador de la República, ubicado en el centro del escenario. Narró cómo su madre fue detenida, sentenciada y liberada gracias al apoyo del ‘Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez’.

Es un simple ejemplo de las muchas arbitrariedades ilegales que cometen las autoridades que tienen título, nombramiento, reconocimiento oficial en este nuestro país que es México, dijo, y agregó:

“Hoy se sabe que en la cárcel no necesariamente están los delincuentes, están los pobres que no tienen dinero, los indefensos de conocimiento, los que los poderosos someten a su voluntad”. 

Enseguida se preguntó; 

“¿Cuántos inocentes están hoy en la cárcel por un delito no cometido o que no existe?, ¿cuántos secuestradores, delincuentes autorizados con título y nombrados por la ley andan sueltos, cobrando de nuestros impuestos, encarcelando, persiguiendo o acosando con un delito fabricado?” 

Después se refirió al motivo del acto. Dijo;

“La disculpa pública y el reconocimiento de inocencia que este día ofrece la PGR a mi madre y las otros dos mujeres hñahñus no es suficiente para reparar el daño que la falsa acusación y el proceso simulado les han causado”.

 Aclaró asimismo;

“No buscan el dinero de la reparación del daño, porque su riqueza no se basa en él; nuestra existencia hoy tiene que ver nuestra solidaridad con los 43 estudiantes normalistas que nos faltan, con los miles de muertos, desaparecidos y perseguidos, con nuestros presos políticos, con mis compañeros maestros caídos, con mis compañeros cazados por defender lo que por derecho nos corresponde. Pido por ellos, porque por buscar mejores condiciones de vida y trabajo es el trato que recibimos”.

Y se siguió por ese rumbo;

“A las víctimas actuales, a mis hermanos luchadores sociales, a los maestros que estamos en pie de lucha, a los caídos, los desaparecidos, encarcelados, exiliados, perseguidos, aterrorizados que defienden, luchan a favor de los derechos humanos, quiero decirles que después de vivir este terrorismo de Estado, asumimos el dolor y vencimos el miedo para que la victoria fuera nuestra”. 

Mientras la escuchaba, pensaba que el acto se parecía en mucho a los juicios públicos que las comunidades indígenas realizan a los que violan sus normas de convivencia, que cuando ya tienen las pruebas los exhiben ante los afectados. Estela Hernández, convertida en la voz de los agraviados de México, señaló a las instituciones responsables;

“A la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, que estuvieron calladas a pesar de saber del caso y de decirnos que no se podía hacer nada porque era un delito muy grave, les exigió que se pongan a trabajar de verdad, que no sólo den recomendaciones cuando ya otras instituciones no gubernamentales las han realizado (...) Al procurador general de la República le dijo que no estaban contentas ni felices por el acto de disculpa, pidió que cese a la represión contra los pueblos indígenas, la persecución de luchadores sociales y exigió la liberación de los presos políticos, quienes su único delito es aspirar a mejores condiciones de trabajo, vida, patria digna y justa”.

 Y cerró con una frase contundente; 

“Este caso nos cambió la forma de ver la vida. Hoy sabemos que no es necesario cometer un delito para ser desaparecido, perseguido o estar en la cárcel. Por los que seguimos en pie de lucha por la justicia, la libertad, la democracia y la soberanía de México, para nuestra patria, por la vida, para la humanidad, quedamos de ustedes, por siempre y para siempre, […] HASTA QUE LA DIGNIDAD SE HAGA COSTUMBRE”. 

Sus palabras fueron rubricadas por el aplauso de los presentes, quienes de pie suscribieron el mensaje.

Al final del acto, todos abandonamos el recinto pensando que la disculpa y el reconocimiento gubernamental de que se habían violado los derechos de tres mujeres indígenas eran importantes, pero su mayor relevancia estaría en que se trabajara por que no vuelva a suceder, por que no exista más razón para que vuelva a repetirse.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Nota mía: Respetuosamente me permití modificar levemente la estructura de la nota de Francisco López Bárcenas, con la exclusiva finalidad de facilitar su lectura en el formato de Odiseo. Alfredo Macías Narro.

Sección: Tema: Etiquetas:
Categorías: Portada

La UNAM gana el ‘Petrobowl’ a universidades de EU y Canadá

MarcaTexto - 2017, Febrero 17 - 10:22

La UNAM gana el ‘Petrobowl’ a universidades de EU y Canadá

  •     “Trump tendrá que hacer un muro más fuerte. Los mexicanos vienen con todo”.
  •         Jóvenes de la Facultad de Ingeniería se imponen en la competencia regional realizada      en Denver.
  •    Tras la victoria en la copa norteamericana, disputarán la del mundo el 4 de octubre en      Texas.

  • Foto. Carlos Ramos Mamahua y La Jornada.
  • Constanza García Sesin, Julio César Villanueva Alonso, César García Marmolejo, Enrique Ávila Torres, César Alberto Flores Ramírez y Emiliano López Jiménez (de pie), integrantes del equipo campeón del ‘Petrobowl’ de Norteamérica, quienes disputarán la copa mundial de ingeniería petrolera en octubre. En el uso de la palabra, el doctor Fernando Samaniego, asesor del representativo mexicano, junto al entrenador Ernesto Magaña.

Emir Olivares Alonso

La Jornada/170217.

El triunfo se había concretado. Los jóvenes universitarios acababan de ser declarados ganadores del ‘Petrobowl’ 2017. Superaron a 24 representativos de universidades de Estados Unidos y Canadá y, con emoción, escucharon a lo lejos una frase que los marcó. El entrenador de uno de los equipos rivales soltó:

“Donald Trump tendrá que hacer un muro más alto y más fuerte. Los mexicanos vienen con todo”.

El equipo de la Facultad de Ingeniería (FI) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ganó esta competencia regional (de América del Norte) de ingeniería petrolera, que se celebró hace unos días en Denver, Colorado, lo que les dio el pase para medirse en el certamen global con representantes de todo el mundo, donde confían en obtener el primer lugar. Esta competencia se realizará el próximo 4 de octubre en San Antonio, Texas.

El equipo lo conforman seis jóvenes de entre 21 y 25 años: Constanza García Sesin, Julio César Villanueva Alonso, César García Marmolejo, Enrique Ávila Torres, César Alberto Flores Ramírez y Marcos Emiliano López Jiménez, de sexto y octavo semestres de la carrera de ingeniería petrolera. Su entrenador es Ernesto magaña.

En conferencia de prensa informaron que la copa norteamericana se llevó a cabo el 2 de febrero pasado. Eran 24 escuadras que se dividieron en cuatro grupos. Los universitarios ganaron sus cinco rounds. Luego, avanzaron los dos mejores de cada grupo a la fase de eliminatoria directa, y en ésta dieron cuenta de las universidades de Oklahoma, de Tulsa y Texas A&M. Así, los jóvenes pumas obtuvieron el primer lugar.

Enrique Ávila, capitán del equipo, apuntó;

“A diferencia de otras universidades no estadunidenses, la UNAM cuenta con una gran fortaleza mental. Sabemos que nuestros contrincantes no son mejores, que tienen los mismos conocimientos que nosotros, e incluso sabemos más que ellos; eso nos ha dado una gran ventaja. Estamos en una preparación continua”.

 Constanza García, la única mujer del equipo, comentó:

“No siento que haya diferencia con los hombres, porque todos nos enfrentamos a los mismos contrincantes. Esto nos ha permitido obtener crecimiento personal y profesional, así como establecer lo que significan la facultad (de Ingeniería) y la Universidad (UNAM)”.

César García comentó;

“Para tener éxito se debe estudiar mucho. Aunque las probabilidades estén en nuestra contra, la meta es obtener el primer lugar; no es imposible, las universidades de otros países no son de otro mundo, estamos muy motivados y vamos a luchar por conseguir el triunfo”.

Con esa mentalidad los jóvenes se prepararán para la contienda de octubre contra estudiantes europeos, africanos, asiáticos, de América Latina y del Caribe. Recordaron que el representativo de la UNAM ha sido el único en obtener dos ocasiones distintas el título de MVP (most valuable player, el jugador más valioso), que se entrega no necesariamente al equipo ganador, sino al que compitió con más fuerza.

Sostuvo Constanza;

“México debe ir con todo, no solamente en el ‘Petrobowl’, sino en general. Es lo que me gustaría ver: un país más independiente, que vea por sus propios intereses, tenemos todo para salir adelante”.

En la conferencia se informó que de las 15 ediciones del ‘Petrobowl’ de Norteamérica, 12 han sido ganadas por equipos de Estados Unidos y tres por México.

Ernesto Magaña Arellano, entrenador de la escuadra puma, mencionó;

“En las peores actuaciones que ha tenido el equipo en la competencia mundial, le han otorgado el noveno lugar, lo cual es algo importante. En 2012 se obtuvo el segundo peldaño y en 2015 el primero; nuestras posibilidades de triunfar son muy altas (…) Hoy día, a la UNAM se le respeta, y ese respeto se ve desde que las demás universidades llegan a la competencia. El equipo está bien, tenemos más de siete meses para lograr una óptima preparación y llegar así a la competencia de Texas”.

 * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Nota mía: Respetuosamente me permití modificar levemente la estructura de la nota de Emir Olivares, con la exclusiva finalidad de facilitar su lectura en el formato de Odiseo. Alfredo Macías Narro.

Sección: Tema: Etiquetas:
Categorías: Portada

México… Al filo de la navaja

Bitácora Educativa - 2017, Febrero 9 - 16:29

México… Al filo de la navaja

*Imagen cortesía del compañero caricaturista Bertelli.

Alfredo Macías Narro

Febrero del 2017.

A manera de introducción

Las relaciones entre México y los Estados Unidos de América históricamente han sido de toda índole, menos tersas o amistosas.

En el siglo XIX, desde sus inicios, los Estados Unidos habían construido su visión de política de seguridad nacional, mediante la implantación forzada en toda América de su hegemonía militar, política y comercial, a través de la expansión territorial, económica e ideológica:

“Ya desde 1823 el Presidente de los Estados Unidos, James Monroe había enunciado la ahora famosa doctrina que lleva su nombre y que se resume en la frase “América para los americanos” que entrañaba una clara advertencia a las potencias europeas para que no se entrometieran en los asuntos internos de América Latina.  Más tarde, con la teoría del 'Destino Manifiesto' (1845) de John L. O’ Sullivan, los Estados Unidos enfatizarían su “destino revelador” de paladines y defensores de los derechos de los países latinoamericanos ante los gobiernos tiranos de Europa. Estados Unidos, había establecido como estrategia la compra y conquista de nuevas tierras. Pasando por tres etapas claramente diferenciadas en el siglo XIX: 

1. Primera etapa:(1800 a 1819).- Busca la anexión ya sea por compra o por cesión de territorios que aún controlan Francia y España en Norteamérica. De esta forma, se anexan la Louisiana, Indiana, Illinois, Mississippi, Alabama y Florida, tierras de gran importancia desde el punto de vista agrícola y comercial. En el caso de la Louisiana fue comprada a Francia por once millones de dólares obteniendo con ella una salida al Golfo de México a través del puerto privilegiado de Nueva Orleáns que les serviría para sus avances comerciales  y territoriales.  

2. Segunda etapa:(1835 a 1848).- Pretenden extender su frontera hasta el Océano Pacífico. El hecho más importante de este período es la separación (1836) y la anexión de Texas (1845) y la guerra con México (1846-1848) a través de la cual adquirían los estados de Nuevo México, California y Arizona. En California se podía contar con el Puerto de San Francisco para comerciar con Asia. 

3. Tercera etapa:(1860 a 1890).-Se define como un desplazamiento hacia el oeste y exterminio de tribus indias, impulsada por la búsqueda de oro y tierras”. [1]

El expansionismo estadounidense tuvo dos marcados rumbos; la expansión al oeste, en busca de unir el atlántico con el pacífico y adueñarse de las extensas praderas del medio y bajo oeste y el extensionismo territorial hacia el sur.

No nos vamos s detener en el análisis de las causas de la guerra contra México, excepción hecha quizá del paralelismo causal de la política en nuestro país, entonces y ahora, así como las personalidades presidenciales gringas, concomitantemente dignas de consultorio psiquiátrico, del James K. Polk de entonces y el Donald Trump de ahora.

Los antecedentes inmediatos a la intervención norteamericana

“En 1845, Polk envió a John Slidell

[2]

a la Ciudad de México con la encomienda de imponer cuatro puntos de importancia estratégica para los EUA, a saber:

1. Negociar la frontera del Río Grande (conocido como Río Bravo del Norte en México).

2. Llegar a algún acuerdo respecto de las demandas del dinero que México debía a los ciudadanos estadounidenses.

3. Polk pensó que podría vincular ambas cosas y perdonar esa deuda a cambio de que México reconociera la frontera del Río Grande.

4. Sondear el posible interés del gobierno mexicano en vender la alta California y Nuevo México.

Luego, casi como idea tardía, Polk le pidió a Slidell que tanteara el interés del gobierno mexicano en vender California y Nuevo México. Entonces esos eran los cuatro objetivos de Slidell: establecer la frontera del Río Grande, resolver la cuestión de las demandas, y la posible compra de California y Nuevo México”.

[3]

De acuerdo con Sam W. Haynes, historiador de la Universidad de Texas en Arlington:

“James Knox Polk era un abogado de pueblo, un hombre provinciano tanto en su perspectiva como en sus gustos (…) Dentro de lo que sabemos, sus únicos materiales de lectura eran documentos gubernamentales y las Escrituras. Era un hombre cuya mente estaba cerrada a las abstracciones y a las nuevas ideas (…) A Polk no le gustaba delegar autoridad, y por lo tanto se involucró en los asuntos cotidianos de los miembros de su gabinete (…) Las sutilezas de las negociaciones diplomáticas entre las naciones eran algo incomprensible para una persona como James K. Polk. Él practicaba una política en la cuerda floja. En realidad, no importaba que el país fuera México o La Gran Bretaña: Su posición para negociar era la misma. Polk realmente creía que podía presionar a ambas naciones y lograr que se rindieran a las exigencias estadounidenses”.

[4]

“A Polk no le importaba la reacción mexicana. Cuando envió a Slidell a la Ciudad de México, aparentemente nunca consideró que esto tendría un impacto desastroso en las relaciones entre Estados Unidos y México. Algunas personas son de la opinión que esto sugiere cierto desdén de Polk hacia el pueblo mexicano, y creo que es un argumento válido. Polk estaba completamente inconsciente de la posición y el temperamento mexicanos. Simplemente no le importaba”.

[5]

“Así, el gobierno de Valentín Gómez Farías, hacía uso de sus facultades cuando el 11 de enero de 1847 decreta la ocupación de los bienes de manos muertas, para destinarlas al auxilio de las tropas que defendían el territorio nacional. Las corporaciones eclesiásticas se resisten a entregar al gobierno los títulos de las fincas; el gobierno encarga al gobernador del Distrito que adquiera los títulos, Juan José Baz procedió incontinenti a ejecutar lo mandado; en respuesta, el clero se propuso quitar a Gómez Farías del poder”.

[6]

 La traición de los ‘polkos’; la Iglesia y la derecha reaccionaria

“Los “Polkos” se pronuncian en contra del gobierno de Valentín Gómez Farías, presidente sustituto de Antonio López de Santa Anna. El hecho ocurre mientras el país está siendo invadido por los Estados Unidos. Matías de la Peña Barragán, se subleva en protesta por el decreto de ocupación de los bienes de la iglesia para obtener recursos para sostener la guerra contra los invasores norteamericanos. La Iglesia había colaborado antes con el gobierno porque temía que los norteamericanos impusieran la libertad de cultos.”

[7]

“El ‘Plan para la Restauración de los Verdaderos Principios Federativos’, exige la derogación de dicha ley y el regreso de Santa Anna a la presidencia. Los batallones de “polkos” son comandados por oficiales surgidos de las clases acomodadas y se les llama así, porque sus jefes son aficionados a bailar polkas, baile de moda; pero también, por su actitud ante la invasión, ya que son partidarios del presidente Polk de los Estados Unidos, de quien se dice recibieron no menos de cincuenta mil dólares para estallar su movimiento. Tiene éxito la recomendación del presidente Polk a sus jefes militares en campaña contra México, de alentar sublevaciones militares e indígenas (como sucedió en Xichú y otros pueblos), de promover el alejamiento de la población de su gobierno y de incitar a la gente a adoptar una actitud neutral ante la invasión norteamericana.”

[8]

“Mientras tanto, en el Congreso dividido, de inmediato los diputados se entramparán en violentas discusiones: se apodarán con epítetos de traidores, perversos, corrompidos y otros… El clero financia la guerra civil de modo que los pronunciados están bien pertrechados mientras que los han ido a Veracruz a combatir a los ejércitos invasores de Estados Unidos, padecen por falta de provisiones….”

[9]

 El cónsul norteamericano Black John escribe acerca del suceso:

“¿Qué pueden pensar las naciones extranjeras de esta gente, que bajo ninguna circunstancia deja de entregarse a luchas civiles para aniquilarse recíprocamente, no obstante que más de la mitad de su país se encuentra ocupado por fuerzas extranjeras, y la otra en peligro de correr la misma suerte? Su conducta los exhibe como incapaces, tanto para gobernarse por sí mismos, como para ser gobernados por los demás, aunque su proceder los arrastra a este último destino, hasta el grado de que, si persisten un poco más, no dejaran otra alternativa a nuestro país que someterlos a su protección paternal.”

Pese a la oposición formal de muchos congresistas y algunos gobernadores, en general los estadounidenses aceptan como un mal necesario la invasión a México y concretar sus ambiciones territoriales, en pos de la materialización de su ‘Destino Manifiesto’

[10]

Esto es cierto, sin embargo la centenaria relación entre los territorios de América del Norte y sus pueblos, antes de la impostura hegemónica de los nuevos amos blancos, inmigrantes en su inmensa mayoría por cierto, generaron una añeja y sólida tradición cultural que pervive hasta nuestros días. La cultura chicana es una clara muestra de ello.

Ante la denodada, pero débil y dispersa resistencia mexicana, Polk no lograba comprender por qué México seguía luchando. A medida que la guerra se prolongaba, el movimiento antibélico en Estados Unidos seguía creciendo; y tal como sucedió contra la guerra contra Vietnam en los años 60 y 70 del S. XX o la resistencia contra Trump en este 2017, Estados Unidos comenzó a encontrarse en un callejón del que no parece haber una salida diplomática a la vista.

De qué son capaces los gringos

En los turbulentos días de psicosis bélica que corren, sería un craso y tendencioso error, falto de visión histórica, el pretender que la historia moderna del terrorismo comenzó el 11 de septiembre, con el autoataque contra las torres gemelas del Centro Mundial de Comercio (WTC, por sus siglas en inglés) de la ciudad de Nueva York y contra el Centro Estratégico del Comando Militar estadounidense, mejor conocido como "El Pentágono". Es menester detenerse a reflexionar profundamente en las causas, añejas y complicadas que han desembocado en esta situación.

No, la historia moderna del terrorismo, en que se ha involucrado el gobierno norteamericano, comenzó la noche del 15 de febrero de 1898, en que el buque de guerra norteamericano "Maine" voló en pedazos en el puerto de La Habana y sirvió como pretexto para que los Estados Unidos declarase la guerra en contra de España, a quién le atribuyeron dicho acto de "sabotaje terrorista" y que tuvo como desenlace, que los norteamericanos se apoderaran de Cuba y de Filipinas.

La verdad se supo no mucho después de eso. Fueron los propios norteamericanos quiénes realizaron el atentado, sin importar que asesinasen con ello a sus propios marinos. El objetivo era construir un "casus belli" contra España, que tuviese la legitimidad suficiente ante los ojos del pueblo de los E.U.A. y que enfocara hacia un enemigo visible y bien identificable, sus entendib1es sentimientos de revancha.

Las razones económicas por las que los gringos desplazaron a España del dominio político, administrativo de Cuba y Filipinas fue, en el primer caso, de establecer una ‘puerta de entrada’ a tierras mexicanas mediante el dominio de la isla caribeña, a la sazón la mayor y más importante y, desde luego, apoderarse de la producción y comercio del azúcar, por entonces uno de los más grandes del mundo.

En el caso de las Filipinas, era estratégico para los EUA apoderarse de la Alta California para, por un lado, consolidar una etapa vital de su ‘Destino Manifiesto’ o sea su movimiento expansionista hacia el sur y el suroeste.

Recordemos que la antigua Nueva España mantenía la principal ruta comercial marítima con el lejano oriente (China y Japón, principalmente) de todo el continente americano (la añeja y legendaria ‘Nao de China’) y, con el despojo a México de Sn. Francisco, podían ahora desplazar la ruta comercial de Acapulco hacia el norte. El voluminoso tráfico humano de personas desde china, para la construcción de la red ferroviaria norteamericana fue uno de los ‘logros’ que obtuvieron.

La historia se vuelve a repetir la noche del 6 al 7 de diciembre de 1941, cuando, a pesar de que el código secreto japonés, el famoso "Código Púrpura" ya había sido descifrado por la inteligencia militar norteamericana y se sabía con suficiente anticipación del ataque nipón a las islas Hawaii.

Resulta curioso, por decir lo menos, que presentaran a su Flota del Pacífico inerme, como un apetitoso cebo, para la armada japonesa (trampa en la que ingenuamente cayeron éstos) y, sin embargo, la flotilla de sus valiosos portaaviones había salido, con sospechosa oportunidad, de maniobras en la víspera del ataque aéreo. El gobierno de los E.U.A. guardó silencio, a fin de que ocurriese el ataque y se pudiese empujar al pueblo norteamericano a una guerra que no quería.

En Europa, los norteamericanos (de día) y los ingleses (de noche), comenzaron los eufemísticamente llamados "ataques estratégicos", que no eran otra cosa que el bombardeo indiscriminado contra la población civil alemana; ¿El saldo? Más de medio millón de civiles alemanes muertos y poco menos de setecientos mil gravemente heridos (tan sólo en la ciudad alemana de Dresden, hubo más de cien mil civiles muertos, la mayor parte abrasados por las llamas o asfixiados por la falta de oxígeno y los gases venenosos en los bombardeos incendiarios nocturnos de los días 13 y 14 de febrero de 1944).

El único (hasta ahora) bombardeo nuclear genocida fue cometido por los gringos

Al otro lado del mundo, las cosas fueron igualmente dramáticas. Antes del ataque nuclear contra las ciudades japonesas de Hiroshima (el 6 de agosto) y Nagasaki (el 9 de agosto) de 1945, los norteamericanos repitieron la trágicamente probada fórmula de bombardeos masivos de terror en contra de la población civil en varias ciudades japonesas, como Kobe, Kyoto, Nagoya, Osaka y, principalmente, contra Tokio, con bombas incendiarias y latas de fósforo líquido (para avivar los incendios en las construcciones civiles, mayoritariamente hechas de madera). Destaca el ataque contra la capital japonesa, efectuado la noche del 24 de noviembre de 1944, que causó un incendio de enormes proporciones y causó más de diez mil muertos. El resultado del empleo de bombas nucleares, causó en ambas ciudades japonesas, cerca de ciento treinta mil muertes (tan sólo en el primer contacto); las muertes posteriores por exposición a la radiación y por quemaduras, se estima en al menos cerca de cien mil personas más.

Y, a propósito de México, casi nadie recuerda el controvertido motivo de la entrada de nuestro país en la segunda guerra mundial: El hundimiento de los buques mexicanos "Potrero del Llano" y "Faja de Oro", acaecido los días 13 y 20 de mayo de 1942 en aguas del Golfo de México, presuntamente a manos de submarinos alemanes. Sin embargo, en diversos círculos nacionales, incluyendo a militares de alto rango,

[11]

se ha sospechado siempre que tales acciones corrieron a cargo de sumergibles y/o barcos de superficie norteamericanos.

El ‘Casus Belli’ ¿mexicano?

Para ser más precisos, es menester recordar los poco claros acontecimientos relacionados que precipitaron la entrada de México en la Segunda Guerra Mundial.

El ataque al “Potrero del Llano”. En torno a las causas propiciatorias de la entrada de México a la contienda, probablemente la más conocida (y tal vez insuficientemente discutida y estudiada) es el ataque al buque tanque “Potrero del Llano”, ocurrido hacia la media noche del día  13 de mayo de 1942, a corta distancia de la ciudad de Miami. No hay rastro de tal sumergible; solamente el guardacostas

[12]

norteamericano “Némesis” aparece de la nada para rescatar a los sobrevivientes.

El ataque al “Faja de Oro”. El día 20 de mayo de 1942, un segundo buque tanque de Pemex es atacado y hundido, cerca de las costas de "Key West" ("Cayo Hueso"), Fla. USA, y al igual que en el caso del hundimiento del "Potrero del Llano", acaecido el día 13 de ese mismo mes y año, hay múltiples contradicciones e inconsistencias en las condiciones en que ocurrió.

De acuerdo con los datos históricos conocidos, el "Faja de Oro" viajaba en lastre, es decir vacío; provenía del pequeño puerto industrial de Marcus Hook, Del. USA, tras haber descargado 56 mil barriles de crudo, con rumbo a su fondeadero habitual en el puerto de Tampico, Tamps. Méx. Las versiones de los sobrevivientes son, al igual que en el caso del hundimiento del “Potrero del llano”, muy contradictorias; las versiones van desde la afirmación que el buque había embestido y echado a pique al submarino, hasta la discrepancia en el método de ataque sufrido pues, en tanto unos afirman que fue por fuego de cañón, otros afirman que fueron torpedeados. La discrepancia en la hora del ataque es notable; hay quien asegura que fue a las 20:15 hrs. Del 20 de mayo, en tanto que otros consignan que acaeció a las 4:21 hrs. del día 21

[13]

.

Finalmente, los sobrevivientes fueron rescatados por el omnipresente guardacostas norteamericano "Némesis", mismo que participó en el rescate de los náufragos del "Potrero del Llano" apenas un par de semanas antes.

[14]

Los países occidentales en  general y los Estados Unidos en particular, se suelen presentar a sí mismos como una especie de paladines de la libertad y la democracia. La mezcolanza de artimañas, engaños y cinismo con que aquéllos han sojuzgado por la fuerza a muchas naciones y sociedades enteras, aún a costa de sacrificar, en muchas ocasiones, a sus propios conciudadanos.

Es aterrador y aberrante conocer como los gobiernos inescrupulosos y sanguinarios de los Estados Unidos de América, han empujado a la guerra a naciones enteras bajo el influjo de la propaganda tendenciosa, la mentira abierta y la fuerza bruta.

Con base en estos hechos, el día 28 de mayo de 1942, México declara la guerra a los países del Eje.

[15]

El ulterior desarrollo de la escalada de violencia, desatada por los Estados Unidos, la Gran Bretaña y sus "aliados", (eufemísticamente llamada en los medios, desde "guerra contra el terrorismo", hasta "acciones de respuesta"), ha alentado que algunas voces, incluso dentro de los propios Estados Unidos, se hayan empezado a dejar oír, no sólo para llamar urgentemente a la paz mundial o hacer una moción de cordura a los dirigentes del mal llamado "mundo libre", sino para hurgar en la casi perdida memoria histórica y encontrar los, ahora censurados, casos de injerencia terrorista de los norteamericanos en otros lados del mundo.

Entre tantos, encontramos una nota periodística

[16]

relativa a la entrevista concedida al diario “Jornal do Brasil" por el ingeniero químico estadounidense Robert Muller Hayes, de la que cito textualmente:

"Hayes trabajó para la Agencia Central de Inteligencia (CIA) entre 1972 - 1976, cuando el país era gobernado por una dictadura militar apoyada por Washington. En ese periodo se dedicó a cosechar informaciones comprometedoras sobre políticos, sindicalistas y militares brasileños, y también fue encargado de asesinar a militantes de izquierda latinoamericanos que estaban en Brasil. Hayes afirma que organizó el asesinato de un grupo de chilenos y cubanos que estaban refugiados en la casa de un sacerdote en Sao Paulo, pero no reveló sus nombres. Su colaboración habría cesado en 1976, cuando se negó a aceptar una <propuesta indecorosa> que recibió de la CIA: preparar un atentado terrorista en Sao Paulo, contra el propio consulado estadounidense, un teatro vecino a la representación diplomática o la Catedral Metropolitana. Según el ex agente, los actos serían atribuidos a organizaciones de lucha armada de izquierda, que en ese entonces combatían la dictadura militar que gobernó Brasil entre 1964 y 1985".

En ese punto, refiere Hayes: "...ellos superaron el límite. Yo seguía una regla sencilla: sólo mataba a personas malas,(sic) nada de inocentes, mujeres y niños. Es necesario mantener ciertos principios y cuando me negué a participar en ese plan, pasé a ser perseguido y amenazado de muerte". 

Como puede desprenderse de las declaraciones de Hayes, el gobierno de los Estados Unidos ha estado más que dispuesto a reeditar el episodio del hundimiento del "Maine" cuantas veces lo considere conveniente y en los lugares que, a sus intereses económicos, políticos y militares, les resulta redituable.

¡Cuidado, mucho cuidado! con cualquier provocación contra la embajada y/o algunos consulados gringos… Mucho cuidado con que incendien el WTC de la Cd. de México o que secuestren y linchen a algunos turistas estadounidenses los auténticos terroristas de la CIA.

Impidamos a toda costa que Trump y sus halcones puedan edificar un Casus Belli contra México. El siguiente paso sería una intervención armada directa. Igual de Polk en 1845, ya lo dijo Trump en 2017: “Si no saben gobernarse solos, hay que darles una ayudadita”.

El nacionalismo patriótico; allá y aquí

La encarnación de la resistencia a la transculturación de los chicanos en territorio estadounidense, lo representan los ‘Boinas cafés’ (‘Brown berrets’), cuyo movimiento, aunque disminuido y soterrado, todo apunta a su resurgimiento. Su objetivo principal en sus inicios, fue concretar la ideología chicana, establecida en ‘El Plan Espiritual de Aztlán’

[17]

, que implicaba intervenir en las políticas de las instituciones que involucraban a chicanos: Educación, policía, seguridad social, e inmigración. Como organización, los ‘Boinas cafés’ han realizado nutridas manifestaciones, así como otras acciones locales en el sur de California, convocadas para mostrarle al público en general la opresión y el racismo que prevalecían sobre los chicanos.

La resistencia antitrumpista hará resurgir con una gran fuerza y vitalidad a esos dignos descendientes de mexicanos, en los antiguos terruños, otrora nuestros por ley, pero que siguen siendo fieles a la ancestral raigambre, basada en los usos, costumbres, lenguaje y orgullo por su raza; La Raza, así con mayúsculas, como le denominan desde California hasta Texas y de Chicago a Nueva York.

La ascensión imparable de la derecha más primitiva y estólida en los EUA, se configura como un extraordinario peligro para el mundo entero. Numerosos analistas, periodistas, economistas e investigadores sociales dan cuenta de ello en diferentes foros y en diversos tonos. Por ejemplo, Adolfo Gilly dice:

“En una carta de septiembre pasado (2016) Marshall Sahlins, admirable antropólogo nacido en Chicago en 1930, escribió:

‘Los mexicanos son para Trump lo que los judíos eran para Hitler: violadores, traficantes de drogas, asesinos, una degenerada raza criminal que debe ser arrestada y deportada para preservar la pureza de los estadunidenses y la mera existencia de la patria’.

[18] 

En el sentido de resistencia ante las autoritarias iniciativas trumpistas, son notables los comunicados de los alcaldes de N. York, Bill de Blasio y de Los Angeles Eric Garcetti:

“Nueva York y Los Angeles, las dos mayores "ciudades santuario" de Estados Unidos, prometieron resistir al castigo de Donald Trump y seguir protegiendo a sus inmigrantes sin papeles”.

"Protegeremos a toda nuestra gente sin importar de dónde vienen y sin importar su estatus migratorio", dijo el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, en una conferencia de prensa convocada a las prisas luego de que el flamante presidente Trump firmara decretos contra los inmigrantes”.

“La decisión de Trump de cortar fondos federales a la policía de las cerca de 300 "ciudades santuario" del país será "contraproducente" y las tornará menos seguras, añadió”.

"Separar a las familias y cortar financiación a cualquier ciudad -especialmente a Los Angeles, por donde entra el 40% de las mercaderías estadunidenses, y por cuyo aeropuerto viajaron más de 80 millones de pasajeros el año pasado- pone la seguridad personal y la salud económica de toda nuestra nación en riesgo", advirtió asimismo el alcalde Eric Garcetti en un comunicado”.

“El alcalde de Los Angeles aseguró que su ciudad seguirá siendo tolerante y dará la bienvenida a todas las personas "sin importar lo que suceda en Washington DC".

“Los alcaldes de otras cuatro ciudades californianas, San Francisco, Oakland, San José y Berkeley, también denunciaron el decreto de Trump en un comunicado conjunto”.

Justamente a contrapelo de estas medidas de protección, el gobierno del estado de Texas (pero como no) está a punto de declarar ilegales las ciudades santuario en su territorio. De prosperar esta propuesta, tal vez Arizona y Nuevo México le sigan a continuación.

A diferencia de lo que está ocurriendo en la Unión Americana, en México el endeble e ilegítimo gobierno de Peña Nieto trata formar, al lado de la Iglesia y de la derecha más recalcitrante una especie de ‘Unidad Nacional’ que, al menos en la parte formal es una cosa de risa.

Es una postura rayana en la esquizofrenia que los convocantes a marchas y manifestaciones callejeras de la ‘Unidad Nacional’ de marras sean, justamente, los procuradores de la represión y la mano dura; figuras deleznables como la de la Sra. Isabel Miranda de Wallace (eterna vividora de la manipulación de la figura del hijo secuestrado/asesinado) o la ominosa cuan caricaturesca facha de Claudio ‘X’ González (presidente de la fascista organización ‘Mexicanos Primero’), entre otros igualmente nefastos.

Estos nuevos ‘Polkos’, buscan simple y llanamente defender sus intereses particulares, como permanecer en el TLCAN o seguir medrando en el último lugar de la OCDE, a cambio de jugosos cuan turbios negocios.

El gobierno peñista, tal como ocurrió con el gabinete mexicano de 1845, se apresta a declarar más titubeantes mentiras, en busca de una fortaleza que nunca ha tenido y de la legitimidad que jamás ha gozado.

A manera de conclusiones

Han comenzado a dividirse las voces en torno a estos falaces llamados a una ‘Unidad Nacional’ que simple y llanamente no existe, porque no puede existir.

Algunas opiniones de respetables compañeros analistas dicen, a la manera de la famosa tesis de Mao-Tse-Tung: ‘Primero el enemigo de afuera… Después el enemigo de adentro’, en referencia a enfrentar en alianza temporal a los japoneses con los nacionalistas encabezados por Chiang-Kay-Chek, durante la invasión a China de 1939.

Otras visiones, nos hablan de dar la espalda al oportunismo de la derecha y el gobierno y comenzar a erigir un Frente Amplio Democrático y Popular.

¿Quiénes deberán encabezar este movimiento de abajo? La respuesta no es sencilla, pero es de suma urgencia formularla. La primera respuesta, a botepronto, es obvia; Andrés Manuel López Obrador… Quizá. Si se quita de la cabeza esas tonterías de la república amorosa y demás, al tratar por tercera vez acceder al poder a través de las urnas. No. Sabemos que nuevamente le cerrarán el paso, mediante un nuevo fraude o por medidas más extremas y, en todo caso ¿realmente intentaría un cambio de fondo, pacífico y no claudicante? Lo dudo mucho.

Creo que estamos ante el descarnado fin de una democracia que sólo existió por breves instantes en 1999-2000. Es tiempo de una dirigencia fuerte, independiente y No partidista, que conduzca con honestidad y claridad los designios del pueblo ¿Marcos o como sea que se haga llamar ahora? No, no ha abierto la boca. ¿Mireles? No, tampoco; está encarcelado y muy enfermo.

Creo que este nuevo liderazgo, individual quizá, deberá surgir y abrirse paso a golpes de popularidad y honestidad política directamente desde abajo y rindiendo cuentas a las masas, en una marea que, o es ascendente y en crecimiento o no será.

Finalmente, manifiesto que al igual que muchos compatriotas hombres y mujeres con vergüenza y dignidad, estoy dispuesto a defender a mi país contra ese invasor yanqui del nuevo siglo, que asoma su colmillo inmundo tras la sombra ignominiosa de un muro; sólo lamento no tener esa misma certeza acerca de las ‘armas nacionales’, pues no sé a quién le dispararán, llegado el caso.  

[1]

“México y la primera intervención norteamericana”. Tte. Navío SDN. Prof. Leticia Rivera Cabrieles Mtra. en Historia. Documento en PDF.

[2]

Ex senador,  fue delegado en México en los meses que precedieron al estallido de la guerra entre ese país y Estados Unidos.

[3]

http://www.pbs.org/kera/usmexicanwar/prelude/jp_bluffs_and_boundaries_esp.html

[4]

Íbid.

[5]

Íbid.

[6]

Doralicia Carmona Dávila. http://www.memoriapoliticademexico.org/Efemerides/2/26021847.html

[7]

Íbid.

[8]

Íbid.

[9]

Íbid.

 

[10]

La doctrina del ‘Destino Manifiesto’ (en inglés, ‘Manifest Destiny’) es una frase e idea que expresa la creencia en que Estados Unidos de América es una nación destinada a expandirse desde las costas del Atlántico hasta el Pacífico. Esta idea es también usada por los partidarios para justificar otras adquisiciones territoriales. Los partidarios de esta ideología creen que la expansión no solo es buena, sino también obvia (manifiesta) y certera (destino). Esta ideología podría resumirse en la frase: «Por la Autoridad Divina o de Dios». https://es.wikipedia.org/wiki/Doctrina_del_destino_manifiesto La frase pasó a convertirse con el tiempo en una doctrina.

[11]

Omito dar sus nombres, excepto el de mi propio padre; el Teniente Coronel Piloto Aviador, Alfredo Macías Jaime, veterano del Escuadrón Aéreo de Pelea 201, de la Fuerza Aérea Expedicionaria Mexicana, (unidad de caza-bombardeo, que entró en acción del lado de los aliados contra los japoneses en el teatro del pacífico) y con una distinguida carrera militar de treinta años en la Fuerza Aérea Mexicana. Estoy cierto de que esto no obra en contra de su honor y su memoria, sino por el contrario, lo enaltece y lo ennoblece aún más.

[12]

Cabe la aclaración que estos pequeños y veloces buques van armados con cañones y tubos lanzatorpedos.

[13]

N del A. Cabe hacer mención que en los pocos datos oficiales que encontramos del "Némesis", no se hace menión de ninguno de estos hechos.

[14]

Testimonio de Ricardo Gallardo Figueroa, conocido popularmente como "El Negro Gallardo", fue un tripulante sobreviviente del buque petrolero "Potrero del Llano". http://www.noroeste.com.mx/pub/139294

[15]

Ver del autor la obra  “Fuerza Aérea Mexicana; una travesía histórica”, Pp. 19-22.               http://odiseo.com.mx/category/autor/alfredo-macias-narro  

[16]

En páginas interiores del diario mexicano La Jornada. Octubre del 2001.

16 El Grito del Norte (Alburquerque, New Mexico). -- Vol. 2,  no. 9 (Jul. 6, 1969). Autoría de Alurista. Registro ICAA 803398. Investigación de Tere Romero.

[18]

Adolfo Gilly. ‘El presidente Trump y la República Mexicana’. La Jornada. 151116.

Sección: Tema: Etiquetas:
Categorías: Portada

SEGUNDO CONSEJO POLÍTICO NACIONAL EXTRAORDINARIO DEL MOVIMIENTO DEL MAGISTERIO DEMOCRÁTICO NACIONAL

MarcaTexto - 2017, Enero 25 - 12:27

SEGUNDO CONSEJO POLÍTICO NACIONAL EXTRAORDINARIO DEL MOVIMIENTO DEL MAGISTERIO DEMOCRÁTICO NACIONAL

RESOLUTIVOS

Realizado en la Ciudad de México, el día 19 de enero de 2017

1.- Se agudiza la crisis del depredador modelo de la globalización, una enorme fractura que está desmantelando sus bases. Con el ascenso de Trump emerge la derecha ultranacionalista cuestionando al complejo financiero militar e industrial que ha generado la violencia, la precarización de los pueblos y el enriquecimiento de una supra elite mundial.

2.- La arquitectura económica, política y social nacida después de la segunda guerra mundial se derrumba, una señal es la aparición de diferentes bloques económicos, indicador de un mundo multipolar.

3.- Derivado del cambio de rumbo del imperialismo yanqui, el entreguista régimen político mexicano y los grandes empresarios se encuentran en estado de shock debido a la fuerte dependencia con los Estados Unidos, lo pone en una debilidad manifiesta ante los cambios en el escenario internacional.

3.- El gasolinazo es uno de los muchos efectos de la reforma energética y las estructurales, es la política de depredación, desesperanza y entreguismo de Peña Nieto contra los mexicanos.

4.- El Pueblo ha salido masivamente a las calles de manera continua, pacifica e intensa a manifestar su indignación y rabia contra la política de depredación, corrupción y los grandes privilegios de la clase política y empresarial a costa de la pobreza y desesperanza de los mexicanos, el Pueblo ha tenido la capacidad de sostener la continuidad de las movilizaciones y de nulificar los esquemas de confusión y desactivación emanadas desde el gobierno federal.

5.- El Movimiento del Magisterio Democrático Nacional manifiesta que desde el inicio del 2017 comienza la oleada de movilizaciones en conjunción plena con nuestro Pueblo para el desmantelamiento de las reformas estructurales y la punitiva reforma educativa.

SE ACUERDAN LAS SIGUIENTES TAREAS

EJE POLÍTICO-POPULAR:

· Contribuir desde todos los contingentes del Congreso Nacional de Bases- Movimiento del Magisterio Democrático Nacional a manifestar la Unidad con el pueblo y buscar las maneras de concretar las estructuras de organización y la construcción de un programa unificado de acciones en esta etapa histórica de movilización del Pueblo y cimentar una salida de carácter social alternativa al neoliberalismo.

· En todas nuestras reuniones y asambleas, clarificar la definición del papel que nos toca realizar como magisterio y la necesidad de desmantelar el depredador proyecto neoliberal.

· Ante la actual fase de indignación del Pueblo contribuir a la formación del sujeto social con el que nos proponemos resolver el actual problema de la crisis neoliberal e integrarnos y aportar todas nuestras experiencias tácticas y estratégicas.

· Realizar el análisis y reflexión desde la inteligencia colectiva del magisterio nacional para tener nuestra propuesta y formas de acción.

· Realizar acciones, foros, conferencias, sobre el Centenario de la Constitución de 1917 y los artículos del apartado social y en específico de la educación pública.

· Mantener el carácter nacional del movimiento magisterial, de la reinstalación de los maestros cesados y potenciar el consenso social a sus mayores posibilidades contra el régimen y las reformas estructurales.

EJE JURÍDICO: REINSTALACIÓN DE MAESTROS CESADOS

· Establecer el 2017 como un año de lucha jurídica y cerrar juicios a favor de los trabajadores de la educación.

· Realizar las necesarias acciones políticas para ejercer una presión jurídica.

· Mantener la coordinación nacional jurídica, unificación de criterios, apoyo entre equipos jurídicos para establecer la estrategia general y específica, ya que son fases diferentes para cada uno de los estados.

· Establecer la coordinación de cesados bajo diferentes modalidades: datos, comunicación, intercambio documental, acciones políticas y mediáticas.

· Realizar un plan a mediano plazo para intensificar la reinstalación de nuestros compañeros cesados.

· Exhortar a las organizaciones sindicales, sociales y populares a pronunciarse por la reinstalación de los maestros cesados.

· Buscar las estrategias para que se ejecuten los laudos favorables.

· Realizar encuentros virtuales en tiempo real entre los diferentes estados.

· Realizar documento para afectados salariales en Veracruz.

· Atender desde el CEND SNTE la mesa para la reinstalación de cesados en Morelos.

· Mantener el apoyo al Fondo Nacional de Resistencia de los cesados con el acuerdo de una aportación quincenal de cien pesos por militante.

EJE EDUCATIVO

· Generalizar el PNAEC (Programa Nacional Alternativo de Educación y Cultura) en todo el país.

· Clarificar mediante un documento las intencionalidades de la SEP en restituir la obligatoriedad de las evaluaciones para los trabajadores de la educación y puntualizar nuestra posición de oposición a dichas evaluaciones punitivas.

· Mantener la ruta de la abrogación de la reforma educativa.

· Oposición a los programas de Aurelio Nuño (modelo educativo neoliberal, escuelas al CIEN, reconcentración de escuelas y calendario de evaluaciones 2017).

· Ligar nuestro Programa Nacional Alternativo de Educación y Cultura (PNAEC) con la participación pedagógico-política de los diferentes sectores de la población en el actual contexto de indignación popular.

EJE SINDICAL

· Generalizar y fortalecer los Congresos seccionales de Base para el rescate y democratización del SNTE.

· Que los contingentes programen los brigadeos para darle continuidad y sostenimiento a la formación de nuestros compañeros con las temáticas de nuestros ejes: político, pedagógico, jurídico, sindical y social.

PLAN DE ACCIÓN

23 al 27 de enero Querétaro, Brigadeo estatal

Foros en la Ruta al Congreso Seccional de Bases en la Sección XIX del estado de Morelos

· 28 de enero Amayuca

· 11 de febrero Cuernavaca

· 18 de febrero Jojutla

26 de enero Movilización nacional por la presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

28 de enero Quintana Roo, acción cultural por la reinstalación de los cesados en Playa del Carmen

29 de enero Puebla, Juicio Ciudadano Popular contra el represor Rafael Moreno Valle

4 de feb Morelos, Congreso Estatal de Organizaciones

5 de febrero en todo el país, acciones políticas, foros, talleres por el Centenario de la Constitución de 1917

· Querétaro, Puebla, tienen programadas acciones

31 de enero movilización nacional contra el gasolinazo y por la abrogación de las reformas estructurales.

16 de febrero Paro Nacional en conjunción con la Coordinadora Nacional de Sindicatos Universitarios de Educación Superior, Investigación y Cultura (CNSUESIC). Por la educación Pública, los derechos laborales, reinstalación de los maestros cesados y contra el gasolinazo.

17 de febrero Taller de Análisis de Coyuntura del CEND SNTE

17 de febrero Segundo Consejo Político Nacional Ordinario del Movimiento del Magisterio Democrático Nacional

18 y 19 de febrero Taller Nacional de Coyuntura del MNPP

PRONUNCIAMIENTOS

¡Exigimos la reinstalación inmediata de todos los trabajadores de la educación cesados por no someterse a las ilegales notificaciones, de los maestros de Puebla por no haber realizado la Prueba ENLACE; de los maestros cesados por consigna política en el estado de Querétaro y de otros sectores que defienden los Derechos Políticos y sociales!

¡Libertad inmediata a todos los presos de conciencia del país!

¡Abajo el gasolinazo y todos los proyectos de muerte en el país!

¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos, presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa!

¡TODOS A LA MOVILIZACIÓN POPULAR CONTRA EL GASOLINAZO Y A CONSTRUIR LA RUTA DE LA ABROGACIÓN DE LAS REFORMAS ESTRUCTURALES!

Secciones, personalidades y Organizaciones participantes.

Magisterio Unido de Durango, Sección XII y XLIV de Durango; Sección X de la Ciudad de México; Sección XIII y XLV de Guanajuato; Movimiento Magisterial Jalisciense, Secciones XVI y XLVII de Jalisco; Sección XVIII de Michoacán; Movimiento Magisterial de Bases, Sección XIX de Morelos; Consejo Democrático Magisterial Poblano, Secciones XXIII y LI de Puebla; Movimiento Magisterial de Bases de Querétaro, Sección XXIV de Querétaro; Bases Magisteriales de Quintana Roo, Sección XXV; Movimiento Magisterial Veracruzano Sección XXXII y LVI; Sección XXXVI del Valle de México, Personalidades Lic. Benito Bahena y Lome (ATM), Dr. Manuel Fuentes Muñiz.

COMITÉ EJECUTIVO NACIONAL DEMOCRÁTICO DEL SNTE EN LUCHA

CONGRESO NACIONAL DE BASES

MOVIMIENTO DEL MAGISTERIO DEMOCRÁTICO NACIONAL

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Nota mía: Respetuosamente me permití modificar levemente la estructura de la nota del CEND-SNTE, con la exclusiva finalidad de facilitar su lectura en el formato de Odiseo. Alfredo Macías Narro.

Sección: Tema: Etiquetas:
Categorías: Portada

El instinto de las masas

MarcaTexto - 2017, Enero 12 - 14:32

El instinto de las masas

  • Protesta contra el 'gasolinazo' y la corrupción del gobierno Peñanietista.
  • Cortesía sdpnoticias.com 

Leopoldo Santos Ramírez*

La Jornada/12’117.

El movimiento contra el gasolinazo aparece inmediatamente después de que el movimiento del magisterio finalizó sus acciones más contundentes en la capital de República el año pasado, y después de que el de los padres de los normalistas de Ayotzinapa entró en desaceleración sin que esto signifique la desaparición de ambos.

Dada su proximidad cronológica resulta importante hacer una comparación preliminar de estas tres movilizaciones para entender las formas de reacción y protesta de la sociedad mexicana y, si es posible, atisbar la perspectiva de una coordinación general del movimiento en el futuro inmediato.

Hay dos cuestiones que resaltan del actual conflicto: Una es la respuesta de acto reflejo que se desató en casi toda la República. Es decir, en un primer momento sectores populares y clase media reaccionaron con el instinto de sobrevivencia de las masas que sin organización previa, sin teoría de por medio, trazaron objetivos muy concretos y territoriales respecto a dónde habrían de poner el acento y la energía de su actuar.

Otro aspecto relevante es la solidaridad fraterna; en el discurso de estos primeros días aparece constante la referencia a Ayotzinapa y al movimiento de los maestros, sea cualquiera el punto del país en el que uno se sitúe.

¿Cuál es entonces la diferencia de este movimiento con los inmediatamente anteriores?

En primer lugar, lo masivo de las movilizaciones regionales y su amplitud. Medios locales y los nacionales solamente destacan lo que acontece en las grandes urbes, pero en las ciudades medianas y localidades pequeñas la efervescencia es constante. Comparada con la lucha magisterial, como antecedente inmediato, y con el movimiento de los padres de Ayotzinapa, la actual movilización se diferencia porque resulta mucho más masiva.

Otra diferencia es su alcance territorial; abarca casi toda la República. Tanto el movimiento de maestros como el de Ayotzinapa tuvieron expresiones en casi todos los estados, pero con grados de intensidad diferenciados; en el caso del gasolinazo esto resultó diferente, pues se percibe casi la misma intensidad de la protesta en zonas urbanas y rurales. Si esa efusión la midiéramos con algo parecido a la escala Richter, las ondas representativas de las regiones aparecerían en escalas muy semejantes. 

Como lo ha escrito en estas mismas páginas Luis Hernández estamos en los prolegómenos de una rebelión popular, lo que lleva a anticipar la respuesta de la Presidencia, que prácticamente navega políticamente sola, pero con el Ejército a un lado.

Otra diferencia sustancial es la variedad de actores que intervienen, lo cual lleva a considerar intereses diversos todavía no manifiestos. Es decir, se han conjuntado no sin problemas personajes partidarios de las más diversas tendencias junto con ciudadanos sin experiencia previa, pero con una energía destacable. Incluso actores diferenciados en una misma región; por ejemplo, en la ciudad de Hermosillo ha sido la clase media la que ha encabezado la protesta, mientras en la frontera de Nogales predominan los sectores populares.

Sobra decir que en los casos de los movimientos magisterial y el de Ayotzinapa los actores casi se reducían al gremio docente, a los parientes y a los normalistas, sin dejar de lado que llegaron a tener gran influencia en las comunidades y un singular apoyo urbano en la capital del país.

Otro elemento a destacar es que la campaña de los medios en contra resulta menos creíble para el ciudadano medio, aunque sí intimidante. Un punto clave fue la agilidad de los inconformes para echar abajo con facilidad la maniobra de los saqueos que parecieron orquestados en los sótanos de los cuerpos de seguridad.

Incluso intelectuales destacados como orgánicos del poder, tanto en la prensa escrita como en las redes, aparecen criticando no al movimiento, sino a las medidas adoptadas por el Presidente, como la firma del 'Acuerdo para el fortalecimiento económico y la protección de la economía familiar', que la misma Coparmex se negó a convalidar apenas el pasado martes, pero con argumentos más a la derecha que los del propio gobierno.

Fijarse en los actores intervinientes y sus posiciones resulta clave en estos momentos que transcurren rápidamente para saber ante qué estamos y quiénes serán los compañeros duraderos de viaje. No se trata de un movimiento de generación espontánea, porque están en él representantes de casi todas las tendencias, sin que algún partido pueda hegemonizar la dirección política. 

De producirse un crecimiento de estas manifestaciones en las próximas semanas nos dirá si es posible que mediante la rebelión pacífica se pueda obligar a la Presidencia a realizar cambios en la política económica o a renunciar. Por ahora, el problema central para este movimiento, como en su momento para los dos anteriores, comentados aquí, consiste en si podrá articular una coordinación general a través de las dirigentes regionales, como parece ser la tendencia, o pudiera suceder que como en los anteriores movimientos, no estará en condiciones de construir un instrumento de cohesión. 

Para quienes vienen de la experiencia de luchas populares situadas a la izquierda, la actual resistencia contra el gasolinazo –no importando su durabilidad– es una oportunidad de aprender las formas de reacción y de posicionamiento de la sociedad en su conjunto con toda la complejidad que esto implica.

Pero la lección más inmediata es seguir el instinto de las masas, porque difícilmente ellas se equivocan. 

* Maestro en Estudios México-Estados Unidos por UNAM-FES-Acatlán, Estado de México. Autor de numerosos artículos relacionados con la sociología de los movimientos sociales y migración en Latinoamérica; docente en el nivel de posgrado y destacado miembro del Colegio de Sonora.

 * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Nota mía: Respetuosamente me permití modificar levemente la estructura del artículo de Leopoldo Santos Ramírez, con la exclusiva finalidad de facilitar su lectura en el formato de Odiseo. Alfredo Macías Narro.

Sección: Tema: Etiquetas:
Categorías: Portada

México ante la nueva amenaza del imperio

MarcaTexto - 2017, Enero 4 - 09:36

México ante la nueva amenaza del imperio

Joel Padrón González

[1]

La Jornada/040117.

Dormidos o engañados, seguimos con explicable interés el pasado proceso electoral de la potencia del norte. Soñamos que su democracia gastada podría asegurar todavía elecciones democráticas y libres. Pero no fue así. Los intereses del imperio más poderoso impusieron, porque así convenía ahora, el proyecto político de los republicanos sobre el proyecto de los demócratas.

Con gran sorpresa e incredulidad vimos descontentos cómo triunfó, según dijeron, la elección de la prepotencia y la soberbia, del odio y del racismo en la persona de un magnate, el más fiel representante del imperialismo más poderoso. Y se sacudió el mundo entero. ¿Qué viene ahora?, nos preguntamos todos.

Algunos mexicanos, ingenuos o con falsas esperanzas, se preguntan todavía si el Trump soberbio y racista de campaña podrá llegar a ser diferente al Trump nuevo presidente, al recordar que en la madrugada de su elección ofreció, quien sabe por qué, diálogo y respeto a todas las naciones del mundo, y también que gobernará para todos los estadunidenses. Pero por nada retiró las humillantes ofensas y amenazas que lanzó directo sobre el rostro limpio y digno de todas las mexicanas y mexicanos.

Trump no cambiará, lo sabemos todos. Pero no es él el problema. Son los intereses intocables del imperialismo los que le han impuesto su proyecto político de soberbia y también los que le dictan lo que debe gritar con amenazas, como lo hizo.

Los mexicanos conscientes sabemos muy bien que este señor presidente tratará de cumplir una a una las amenazas que lanzó en contra de nuestro México, porque son parte del proyecto para el que lo eligieron.

Ante esto, no tenemos más que prepararnos para poder responder con la fuerza de la soberanía, la independencia y libertad que hemos conquistado, a todo lo que su gobierno imperial quiera imponernos.

Nos dicen que altos funcionarios como representantes de México, se preparan para un posible encuentro con el nuevo presidente electo. Ante esto, nuestro México ofendido les pregunta ya desde ahora:

  • ¿Qué palabra llevarán con autoridad para hablarla en su nombre?
  • ¿Serán capaces de exigirle con firmeza que retire, primero, las ofensas y amenazas que lanzó en contra de nosotros, mexicanas y mexicanos, para que pueda realizarse después el diálogo respetuoso que ha ofrecido?
  • ¿Tendrán la fuerza y dignidad para decirle no al muro de ignominia y de vergüenza que pretende construir para cerrar el paso a nuestros migrantes, porque él los considera delincuentes?
  • ¿Sabrán exigirle, en cambio, nuevas relaciones laborales verdaderamente justas a favor de los mismos, advirtiéndole, además, que las remesas ganadas por ellos con derecho son, por esto mismo, intocables?
  • ¿Le exigirán también la urgencia de revisar el cuestionable Tratado de Libre Comercio de América del Norte, acordando nuevas relaciones comerciales, justas y equitativas que deben darse entre naciones vecinas?

Ante todo esto, vemos con indignación cómo los dirigentes de los partidos políticos que se han venido turnando en el poder por tantos años, para mal de México, están ya buscando con descaro lograr las alianzas posibles entre ellos, hasta las que antes se consideraban imposibles, para mantenerse en el poder los que lo tienen, o para recuperarlo, aunque con nombres diferentes, los mismos que tuvieron que dejarlo por un tiempo.

Parecieran no importarles a estos políticos mexicanos las nuevas amenazas que nos vienen del actual imperio. O peor todavía, dan signos de que no creen que nuestro México tiene la fuerza, la historia de lucha, la experiencia, la conciencia necesaria y los recursos para levantarse por sí mismo y ser el México independiente, libre y soberano que necesitamos.

Es la hora de decidirnos a construir nosotros mismos el sueño mexicano que asegure una vida digna para todos. Construyamos nosotros el muro verdadero de justicia y dignidad que impida, por sí mismo, que nuestros connacionales sigan arriesgando sus vidas en aquellas tierras de humillación y de atropello.

Pero esto exige lograr que aquí mismo, en la Patria grande, puedan encontrar, en adelante, las condiciones de vida que hasta ahora se les ha negado.

Esto es posible porque tenemos con qué hacerlo. Pero para lograrlo es urgente frenar y castigar tanta corrupción y tanto robo. Como también prohibir todo tipo de bono extraordinario, secreto o navideño, que intenten asignarse, al cual no tienen ningún derecho y, además, sería un abuso más y nuevo golpe al pueblo que, dicen, los ha elegido.

Abramos nuevamente los oídos al grito: ¡Basta! de este México injusto, desigual, de creciente corrupción e impunidad y de tanta mentira sistemática sin el menor pudor.

Grito que se sigue levantando desde el corazón de estas montañas del sureste mexicano, en nombre de todos los pueblos originarios de México. Es un grito que fue primero una exigencia, y que ahora se ha convertido, además, en una advertencia obligada e inevitable. Aún estamos a tiempo, después será muy tarde.

La noche ya pasó. Despertemos y comprometámonos con el futuro de la Patria, ante la nueva amenaza que nos están gritando, con voces nuevas, desde los intereses capitalistas del imperialismo. 

[1]

*Párroco de San Andrés Apóstol y presidente de ‘Jtatic Samuel, por una sociedad más justa’, AC.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Nota mía: Respetuosamente me permití modificar levemente la estructura del artículo de Joel Padrón González, con la exclusiva finalidad de facilitar su lectura en el formato de Odiseo. Alfredo Macías Narro.

Sección: Tema: Etiquetas:
Categorías: Portada

Leer en libertad nuestra historia inmediata

MarcaTexto - 2016, Diciembre 27 - 12:13

Leer en libertad nuestra historia inmediata

  • Imagen de archivo. Cortesía de Latuuff-2008.

Pedro Salmerón Sanginés

La Jornada/271216.

Hace unos días, la Brigada para Leer en Libertad cumplió siete años.

No contaré su historia ni su celebración, porque ya lo hizo Paco Ignacio Taibo II (http://www.jornada.unam.mx/2016/12/ 09/opinion/022a1pol y http://www.jornada.unam.mx/2016/12/ 10/opinion/033a1soc).

Escribo este artículo para recordar que entre sus muchos méritos está el de rescatar la historia de los movimientos políticos y sociales de nuestro pasado reciente.

La Brigada nos regala más de 130 libros que pueden descargarse gratuitamente aquí (http://brigadaparaleerenlibertad.com/ descargas/ ). Entre ellos, algunos que cuentan el inicio de la lucha sostenida por el pueblo mexicano contra la dictadura priísta, como ‘El movimiento médico: 1964-1965’, de Ricardo Pozas Horcasitas; ‘68: gesta, fiesta y protesta’, de Humberto Musacchio, y ‘Guerrero bronco’, de Armando Bartra. Otros, que son historia y crónica de los diversos movimientos sociales de los años 70 y 80 que desembocaron en la derrota del PRI en 1988 y la sustitución de la dictadura priísta –por la fuerza y desde arriba– por el régimen neoliberal.

Así, Pedro Moctezuma nos cuenta lo que dice el título de su libro, La chispa: orígenes del movimiento urbano popular en el valle de México’; Humberto Musacchio, en ‘Ciudad quebrada, la reacción social, la organización solidaria frente al terremoto de 1985’, y Raúl Bautista González, ‘Superbarrio, su experiencia en La ciudad, la otra’.

Sobre el movimiento obrero de aquellos años están la espléndida crónica de la huelga de Motores Xalostoc, de Francisco Pérez-Arce, ‘La huelga que vivimos; la resistencia permanente de los barrios obreros’ en Jorge Belarmino Fernández, ‘San Ecatepec de los obreros’; la maravillosa historia de las obreras textiles de la maquila, en ‘Irapuato mi amor’, de Paco Ignacio Taibo II.

Más cercanas en el tiempo, para recordarnos que el neoliberalismo es aún peor con la clase trabajadora que el autoritarismo priísta, Arturo Cano en Cananea y Aarón Álvarez Vargas en Taxco en lucha’, nos muestran la resistencia contra una minería depredadora coludida con gobiernos entreguistas y represores.

La lucha campesina en defensa de la tierra y contra los cacicazgos priístas está contada en ‘Las milpas de la ira’, de Armando Bartra, y en Siembra de concreto, cosecha de la ira’, de Luis Hernández Navarro, quien también escribe una obra imprescindible para entender esa derivación de la resistencia campesina que son las policías comunitarias y las autodefensas: Hermanos en armas’. La resistencia de los maestros frente a las devastadoras reformas neoliberales contra la educación pública y las condiciones laborales, tiene un insuperable cronista en Luis Hernández Navarro: ‘Cero en conducta’, ‘No habrá recreo’ y ‘La novena ola magisterial’. Derivado del movimiento magisterial y alcanzando a otros sectores, Fabrizio Mejía nos recuerda la batalla por Oaxaca en 2006, en ‘México indómito’.

En fin: la aún no resuelta tragedia que pintó de cuerpo entero al régimen neoliberal y al gobierno de Peña Nieto, los niveles de colusión de los tres niveles de gobierno con el crimen organizado y la impiedad de sus personeros, es abordada por Federico Mastrogiovanni en ‘Los 43 de Ayotzinapa’, y por Jorge Belarmino en ‘Julio César Mondragón’.

Francisco Pérez-Arce busca darle un sentido general a los movimientos políticos y sociales entre 1968 y 1988 en ‘El principio’. Comparto su idea central, expuesta al principio de este artículo: ha sido la sociedad organizada la que destruyó gradualmente la dictadura priísta. Añado a ello, a partir del punto en donde Pérez-Arce deja su historia (1988), que la transición a la democracia que creímos podría ser la llave de una transformación mucho más profunda, no lo fue, y que la misma democratización gradual del país fue cancelada por los poderes fácticos en 2003-2006.

Estas historias, que cambiaron el rostro del país, que forzaron a un régimen autoritario a abrirse gradualmente, son de enorme pertinencia, pues los intelectuales orgánicos han hecho lo imposible por convencernos no sólo de que vivimos en democracia, también de que en la ya felizmente coronada transición a la democracia, el actor central es el gobierno y la democracia en que dicen que vivimos, una graciosa concesión del régimen.

Ya hablaremos de la moda académico-política de la ‘transicionología’.

Baste por hoy señalar que los libros que la Brigada nos regala (y las discusiones que generan en las calles y las plazas, con sus autores) apuntan a un cambio de enfoque fundamental y son una poderosa llamada de atención: demuestran que el sujeto central de los cambios políticos recientes es el pueblo, la sociedad organizada. Estos libros, pequeña muestra de las movilizaciones que barrieron al PRI (Pérez-Arce incluye una vasta bibliografía sobre decenas de episodios más), son una puerta de entrada a ese universo, tan poco estudiado, tan mal conocido, que quieren que olvidemos.

Gracias Paloma, gracias Paco, gracias a todos los camaradas de la Brigada por demostrarnos también esto. 

  •        Twitter: @HistoriaPedro
  •     Blog: lacabezadevilla.wordpress.com

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Nota mía: Respetuosamente me permití modificar levemente la estructura de la nota de Pedro Salmerón Sanginés, con la exclusiva finalidad de facilitar su lectura en el formato de Odiseo. Alfredo Macías Narro.

Sección: Tema: Etiquetas:
Categorías: Portada

MP; el maestro regañón

MarcaTexto - 2016, Diciembre 24 - 10:25

MP; el maestro regañón

*Imagen pública.

Hugo Aboites*

La Jornada/241216.

La organización empresarial en la educación ‘Mexicanos Primero’ (MP) ha establecido firmemente su imagen de 'maestro regañón'.

Se ha convertido en una especie de autodesignado inquisidor, encargado de mantener el canon, la norma, de la reforma educativa en el sistema y en cada escuela. Y lo hace retomando una concepción del aprendizaje del porfiriato, donde la preocupación se centra más en el dominio del profesor en el aula que en el proceso de formación de los estudiantes.

Ahí la educación se concibe como un proceso que ocurre mejor en un salón de niños o jóvenes atildados, atentos y calladitos, en filas de bancas ordenadas, con la mirada al frente, derechitos, que, lápiz en mano, atienden las indicaciones del sabio y severo maestro.

Cualquier mínima transgresión, como hablar sin permiso, se topa con una mirada que reprende cualquier intento del escolapio por enseñarle al compañero su cuaderno, comentar lo que dice el libro y, por supuesto, una reacción peor aún si se plantea una desviación de las normas implícitas, pero muy claras sobre qué y cómo se debe aprender: el programa y el libro no se discuten, se asimilan.

Afortunadamente muchos maestros mexicanos ya no se identifican con esta concepción y promueven el trabajo de los estudiantes en grupos, la exploración independiente, los comentarios sobre lo que se lee y escribe, el intercambio intenso de opiniones fundadas, el surgimiento de iniciativas en torno a los temas y la elaboración –en contraposición a su majestad el examen– de productos, ensayos, colecciones, como muestras más tangibles del aprendizaje.

Y se interesan por el entorno donde habitan, de qué viven sus familias, su identidad social, qué lugar ocupa su región en el país, qué problemas existen en la zona, cuáles son las formas de comunicarse y las tradiciones y leyendas, y los estudiantes aprenden a argumentar sus puntos de vista, a poner atención a los asuntos de todos y no sólo los individuales.

El resultado es un bullicioso salón de clases donde hay ruido de voces, niños o jóvenes que se mueven de un lugar a otro, actividades diversas y, por tanto, una educación para la libertad y el aprendizaje significativo. 

En cambio, el enfoque de MP recupera totalmente el pasado decimonónico. Así, la pedagogía implícita en las formas que adoptó la reforma educativa de MP incluyó como primer y más importante paso establecer la ley y el orden.

Su agenda planteó que la reforma educativa debía comenzar por una modificación profunda en las reglas y, para que no hubiera la tentación siquiera de cambiarlas, cinceladas en la Constitución misma. De tal manera que, desde 2012, son parte de la norma suprema que sustenta la República; trivialidades que pertenecerían a un decreto, un reglamento o si mucho, una ley secundaria.

Entre ellas, el inasible adjetivo calidad para la educación; el mandato de evaluar a los maestros; los requisitos para los candidatos a las ternas para integrar al INEE; el mecanismo de designación y hasta qué hacer si no se alcanzan los votos necesarios.

  • Es decir, que antes siquiera de que comience la primera clase, el maestro ya ha fijado en el lugar más destacado de sus prioridades las inflexibles normas a seguir.
  • Segundo, estableció en la ley reglamentaria un sistema de detección y expulsión de quienes no se ajustan al perfil del maestro subordinado que postula la reforma.
  • Tercero, con base en lo anterior, ya encuentra no idóneos a muchos profesores y pretende removerlos.
  • En este camino, un cuarto paso del rígido educador consistió en recomendar y lograr que se establecieran mecanismos de mayor control para el nombramiento de maestros, el censo para saber dónde está y qué hace cada uno de ellos, la recentralización de los recursos, antes en manos de los estados, y el reclutamiento de las y los gobernadores de los estados para que actúen en apoyo a la reforma.

Después de todo esto, ¿podemos esperar que el modelo educativo que se presentará el próximo febrero será un viento de libertad y aprendizaje, algo siquiera como lo arriba descrito? 

Típica de las sociedades del siglo XXI, la mexicana aparece llena de incertidumbres, violencia, crisis de instituciones, pero también con búsquedas de sentido protagonizadas por quienes resisten.

En ese contexto, la pedagogía del maestro regañón es totalmente contraproducente, pero como sea, se insiste en aplicarla y se persigue incluso a los propios. Si en 2015 MP e INEE atacaban al mismísimo secretario Chuayffet por suspender un examen, en 2016 MP comenzó a ver conspiraciones contra la reforma por todas partes. ¿Las pláticas en la Secretaría de Gobernación? Acuerdos en lo oscurito, decretó, e igual cuando algunos estados, como Chiapas, negociaron con la CNTE. Apenas hace días, MP denunciaba al nuevo gobernador de Oaxaca por hablar con los maestros sin permiso. 

Más que impulsar una escuela rígidamente normada, que genera oleadas de jóvenes mal preparados, frustrados y reactivos al poder, debería permitirse que los maestros crearan las condiciones para que los estudiantes tuvieran una profunda experiencia de su poder para aprender, para proponer y ensayar autonomías y para así construir país. Pero eso no va a ocurrir mientras la pedagogía del maestro regañón siga al frente de la clase.

*Rector de la UACM.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Nota mía: Respetuosamente me permití modificar levemente la estructura del artículo de Hugo Aboites Aguilar, con la exclusiva finalidad de facilitar su lectura en el formato de Odiseo. Alfredo Macías Narro.

Sección: Tema: Etiquetas:
Categorías: Portada
Suscribirse a Odiseo, Revista electrónica de pedagogía agregador